Siguen lucha contra cáncer pese a Covid-19
Noticias

Siguen lucha contra cáncer pese a Covid-19

La pandemia de Covid-19 ha sido solo un factor adicional de preocupación para muchas mujeres que actualmente reciben sus tratamientos contra tumores de mama

Por: Dulce Muñoz Barajas

León.- “Sé que voy a salir de ésta”, dijo optimista Isabel Canales Torres, de 46 años, una leonesa que el 24 de diciembre del año pasado supo que tenía cáncer de mama.

Sentí que el mundo se me vino encima, primero es el miedo de que te digan que tienes cáncer, después el miedo es saber qué tan avanzado está. Ahorita estoy en radioterapia y por fortuna me siento muy bien, no he sentido más que cansancio y sueño”, platicó.

Isabel confesó que debido a que en su familia no hay antecedentes de cáncer, nunca sospechó que podría sufrir esta enfermedad; además, mantiene un estilo de vida en el que no incluye el alcohol y el tabaco.

Alma Olivia Paul decidió crear un grupo de WhatsApp para apoyar a otras mujeres que enfrentan la misma enfermedad. Foto: cortesía Alma Olivia

Alma Olivia Paul decidió crear un grupo de WhatsApp para apoyar a otras mujeres que enfrentan la misma enfermedad. Foto: cortesía Alma Olivia

Sin embargo, visitaba regularmente a la ginecóloga en el IMSS debido a un problema de prolactina alta que tenía desde hace 15 años.

Hacía un tiempo que ya no me tomaba el tratamiento y la ginecóloga me comentó que ya no me lo iba a reiniciar y que me iba a mandar a hacer un ultrasonido para ver cómo andaba. Esto fue en noviembre del año pasado, pero ella me revisó y al parecer todo estaba normal.

“El 10 de diciembre me hicieron el ultrasonido y el radiólogo me preguntó si no me había sentido unas bolitas en el pecho y le dije que era muy común que yo tuviera bolitas en los senos por la prolactina, es como si yo generara leche sin estar lactando”, recordó.

Ese mismo día le realizaron una mastografía y el 16 de diciembre una biopsia.

A los pocos días, al regresar al consultorio de la ginecóloga acompañada de su esposo recibió la noticia, el diagnóstico fue cáncer de mama.

El 24 de diciembre de l año pasado, Isabel recibió la noticia de que tenía cáncer de mama; sin embargo, en todo momento se ha mostrado optimista. Foto: Cortesía

“Ya estamos aquí”

Muy asustada, Isabel acudió a la primera cita con el oncólogo el 27 de diciembre, quien al ver su expediente clínico le explicó que estaban a muy buen tiempo para iniciar su tratamiento; había que retirar dos tumores, uno de casi tres centímetros y otro de menos de uno.

El 20 de enero, la mujer fue sometida a una cirugía conservadora para extraer ambos tumores sin necesidad de quitarle el seno, no obstante venía la parte más difícil del tratamiento: las quimioterapias.

Ese día estaba muy tranquila y cuando desperté de la cirugía me sentí contenta, pero faltaban las quimioterapias y a una mujer esto le pega en la vanidad porque a la hora que sabes que vas a perder tu cabello es algo muy duro y te preguntas: ¿cómo es que voy a perder el cabello?, me voy a ver fea.

Cuando el doctor me informó que el 28 de febrero empezaría con las quimios me dijo que a la primera se me iba a empezar a caer el cabello, me sentí fatal, salí del consultorio llorando”, contó.

El 1 de septiembre, Isabel recibió la última quimioterapia y durante este proceso, además de perder el cabello, las uñas se le hicieron oscuras y sufrió vómitos, presión baja y dolores de cabeza muy intensos.

Isabel, quien es mamá de dos hijos y trabaja como promotora en tiendas de autoservicio, aseguró que su tratamiento no fue suspendido por la pandemia pero tomaba todas las medidas de prevención cada vez que acudía al IMSS.

Aconsejó a las mujeres de cualquier edad a no perder tiempo y cuidar de su salud, “primero nosotras y nuestra salud”, expresó.

Buena actitud y no rendirse  

A pesar de que María del Rocío Zamora Carranza, de 60 años, notaba algo anormal en uno de sus senos y decidió ir con un médico de una fundación, éste le aseguró que no había de qué preocuparse.

Sin embargo, el malestar la llevó a realizarse un ultrasonido por su propia cuenta y a buscar a un especialista en el IMSS; en marzo de 2019 fue diagnosticada con cáncer de mama y operada en el Hospital General Regional del IMSS No. 58.

Le comenté al doctor que el pezón se me estaba hundiendo mucho y me dijo que se me iba a quitar, pero yo no me quedé a gusto, entonces por mi cuenta me realicé un ultrasonido y me dijeron que se veía un nódulo maligno y que buscara a un oncólogo para que me diera su punto de vista.

“En el Seguro Social me atendió una oncóloga y me dijo que me tenían que hacer una biopsia, fui al Hospital General del IMSS No. 58 donde me la hicieron y resultó ser un carcinoma invasor que me operaron”, contó.

Rocío tuvo que cerrar su estética para recibir su tratamiento. Foto: cortesía

El tratamiento de Rocío consiste en 8 quimioterapias, aún le faltan dos y 15 sesiones de radioterapia que tentativamente comenzarán el 8 de diciembre.

Para la también mamá de tres hijos lo más difícil ha sido dejar de trabajar en su negocio propio, una estética que tuvo que cerrar de forma temporal debido a su tratamiento y a la pandemia, no obstante dijo tener la esperanza de pronto retomar su oficio.

Me siento muy mal con las quimioterapias, pero siento que voy a estar bien, primeramente Dios en noviembre terminan mis quimioterapias.

“Estar sin trabajar ha sido muy difícil porque soy una persona muy activa y esto es como si me hubieran amarrado, pero el doctor me dijo que no podía trabajar por el riesgo de contagiarme de coronavirus y las quimioterapias, pero ya quisiera volver a trabajar”, confesó.

Recordó que cuando supo que tenía cáncer de mama sintió mucha tristeza y coraje al mismo tiempo porque se sintió ignorada por el primer médico que la atendió.

No me escuchó y si yo hubiera dejado pasar el tiempo a lo mejor me hubiera muerto”, expresó.

Rocío compartió que su hermana también tuvo cáncer de mama y pese a que ya fue dada de alta deberá estar tomando medicamento por cinco años; una de sus primas perdió la vida hace dos años debido a esta enfermedad y su papá murió por cáncer de pulmón.

Les recomiendo a todas las mujeres que se revisen y que siempre busquen una segunda opinión si sienten que algo en su cuerpo no está bien y a los doctores pedirles que tengan la atención de escucharnos porque a mí me dijeron que no era nada”, aconsejó Rocío, para quien lo más importante es no rendirse y mantener la buena actitud.

Enferma y crea grupo de ayuda

Tras ser diagnosticada con cáncer de mama en 2017 y motivada por escuchar y acompañar a otras mujeres en su misma situación, Alma Olivia Paul Hidalgo decidió crear el grupo de WhatsApp nombrado Mujeres de Fuerza y Carácter.

Es como una autoayuda porque para mí ayudar a otros es ayudarme a mí también, el tiempo que yo tenía disponible no quería pasarlo en mi casa quejándome por lo que me estaba pasando, más bien me empecé a ocupar para que otras mujeres que se sentían como yo pudieran tener ese acompañamiento que yo estaba buscando.

“A veces nos toca ir a las consultas solas porque la familia trabaja y tiene sus ocupaciones y decidí hacer este grupo de apoyo para estar platicando y animando a las mujeres para conocer sus necesidades y buscar los apoyos para cubrirlas”, compartió.

Además del acompañamiento, en esta red las mujeres tienen la posibilidad de recibir apoyos en especie como despensa, mangas o prótesis que requieren después de una mastectomía; sin embargo, como consecuencia de la pandemia los donativos han disminuido.

Añadió que además cuentan con un grupo de 20 mujeres que no tienen cáncer y quienes se suman voluntariamente a este acompañamiento al adoptar a una mujer con cáncer para todos los días enviarle un mensaje, hablar por teléfono, rezar y acompañarla al médico cuando sea posible.

Queremos llegar a más mujeres, si una mujer está viviendo el cáncer, decirle que en este grupo la podemos recibir, apapachar, dar la información y los apoyos que tengamos a nuestro alcance. Son cosas muy duras las que he vivido en el grupo, pero que me han dejado mucha satisfacción”, expresó.

Alma dijo que actualmente son 39 mujeres en el grupo y las mujeres que deseen unirse y las personas que quieran realizar algún donativo en especie o económico se pueden poner en contacto con ella al número 4776490870.

Los grupos de autoayuda que forman las mismas mujeres, las ayuda a afrontar con una mejor actitud esta enfermedad, un ejemplo es el grupo ‘Mujeres de Fuerza y Carácter. Foto: cortesía

Mantienen servicios pese a pandemia

En 2019, en Guanajuato 248 mujeres perdieron la vida por cáncer de mama, según datos de la Secretaría de Salud Estatal.

A nivel nacional se reportan cada año hasta 23 mil casos nuevos de la enfermedad.

María Isabel de la Tejera Ford, coordinadora Estatal del Programa de Cáncer de la Mujer de la Secretaría de Salud de Guanajuato, enfatizó en la importancia de fomentar la detección oportuna del cáncer de mama durante todo el año.

Afirmó que durante la pandemia no se han suspendido los servicios de mastografía y de atención a pacientes con esta enfermedad, ya que se mantienen con cita programada y bajo todas las medidas de higiene para evitar contagios de Covid-19.

El servicio es durante todo el año y no sólo en octubre que es el mes rosa, es importante que la mujer se revise de forma frecuente sus glándulas mamarias, lo ideal es 10 días después de la menstruación o cualquier día del mes para detectar posibles cambios.

Otra recomendación es que acudan a los centros de salud para una exploración clínica de sus mamas que pueda alertar a la sospecha alguna patología que no necesariamente tiene que ser cáncer, pero que nos indique que se requiere algún estudio o atención con el especialista”, recomendó. 

Autoridades de salud exhortan a las mujeres a que acudan a realizarse una exploración clínica que pueda alertar a tiempo sobre alguna patología en su cuerpo, que no necesariamente tiene que ser cáncer, por lo que este tipo de servicios se mantienen durante todo el año. Foto: cortesía

Agregó que las mujeres de 40 a 69 años es recomendable que se realicen una mastografía una vez al año, con el fin de detectar lesiones sospechosas en los senos; para este tipo de estudios la SSG cuenta con 15 mastógrafos distribuidos en hospitales de la entidad. 

Las mujeres que requieran este servicio gratuito sólo deben acercarse a su centro de salud más cercano para ser referida a una de las unidades médicas que cuentan con este equipamiento.

Entre los principales factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama están el consumo de tabaco y alcohol, malos hábitos alimenticios, tener más de 50 años y contar con antecedentes de familiares cercanos con cáncer como papás, hermanos y abuelos.

La funcionaria estatal señaló que en lo que va del año, en unidades de la SSG se han detectado 120 casos nuevos de cáncer de mama en la entidad; sin embargo, no reveló el número de muertes por esta causa. 

MCMH

En esta nota:
Acerca del autor
Dulce Muñoz Barajas

Comenta esta nota