Turismo en Guanajuato: Paradero Sangre de Cristo luce solo, lo dejan a su suerte

Luego de 6 años de su inauguración, el Paradero Turístico de Sangre de Cristo, luce solo y triste.

Por: Maria Jose Soto Pallares

El paradero fue inaugurado en el año 2015.

El paradero fue inaugurado en el año 2015.

Guanajuato.- A Seis años de haber sido inaugurado, el Paradero Turístico de Sangre de Cristo, luce solo y triste, sus comerciantes están preocupados por las bajas ventas, pues aseguran que la afluencia turística ha disminuido hasta en un 70 por ciento.

El Paradero Turístico de Sangre de Cristo, se encuentra en la comunidad del mismo nombre en Guanajuato Capital, sobre la carrera que conduce hasta Cristo Rey; cuenta con área de estacionamiento, cafetería, comercios, así como tres museos, el Museo de la Minería, el Museo de las Momias viajeras, que exhibe 36 cuerpos momificados, y el Museo de Catrinas y Fiesta de Ánimas, dedicado a la celebración del Día de Muertos.

El costo para el Museo de Catrinas y Fiesta de las Ánimas es de 30 pesos acceso general adultos, 20 pesos,  acceso especial (niños de 6 a 12 años, adultos mayores, personas con discapacidad, maestros y estudiantes con credencial); mientras que para el Museo de las Momias Viajeras es de  88 pesos acceso general adultos, 51 pesos  acceso a estudiantes y maestros con credencial vigente; 51.00 niños con estatura mayor a 1.20 metros, 25 pesos cceso a adultos mayores, previa acreditación y 19 pesos acceso a residentes de Guanajuato Capital.

El paradero fue inaugurado en el año 2015, hoy ha quedado completamente solo. AM realizó un recorrido por el lugar y pudo comprobar el escaso flujo de visitantes y es que de acuerdo con los comerciantes del paradero desde el 2019 con el cambio de administración comenzó a disminuir la promoción del sitio y por tanto la visita de turistas, por si fuera poco, estuvieron casi un año cerrados debido a la pandemia por el COVID-19 que comenzó en el 2020.

Antes de la pandemia, las mejores temporadas para el parador eran las vacaciones de verano, la Semana Santa y las vacaciones decembrinas, pues además debido a que es paso obligado para ir a Cristo Rey, los peregrinos y grupos juveniles católicos pasaban por el lugar a descansar un rato y a aprovechaban la visita para comprar recuerdos, artesanías y comer. Ahora las visitas en fines de semana llegan a cuentagotas, entre semana el lugar está semi desierto y tampoco ya no han recibido grupos escolares.

Entre más pasa el tiempo más baja la visita de los visitantes, no hay promoción ni gente que le interese conocer el parador, en un fin de semana yo creo que ni 100 personas, pero también con la economía que está muy difícil no hay ventas, se van con las manos vacías. Al principio traían estudiantes, personas de la tercera edad, había más promoción, llegaban camiones de turismo”, comentó una de las comerciantes.

Los poco más de 20 comerciantes, todo originarios de las comunidades de Mineral de la Luz y Sangre de Cristo, vieron en el parador turístico, una oportunidad para generar empleo y economía, sin embargo, ahora están en el dilema de entre pagar la renta o llevar el pan a sus hijos, pues es que además no hay promoción del sitio por parte de los administradores y son los mismos comerciantes quienes han tenido que invertir de su bolsa para publicidad.

Nosotros como comerciantes hemos llegado a poner varias lonas donde nosotros mismo hemos ido promoviendo el lugar para que vengan, estamos buscando estrategias, para ver cómo atraer al turismo sobre todo cuando suben al Cubilete. Un año antes de la pandemia estuvimos batallando mucho, notamos la baja porque tenemos registros de antes y ahora nada que ver, si lo ponemos en números yo creo que ha disminuido un 70 por ciento las personas que vienen, con la pandemia nos terminó de amolar”, comentó María de los Ángeles García, comerciante.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?