Noticias

A trabajar unidos en el Templo de Belén

“la gente me ha tratado bien, me siento como en casa y voy a corresponder ese afecto; tal vez me lleguen a estimar tanto como lo hicieron con Teodoro

Por:

El padre Manuel pidi

El padre Manuel pidi

En su primer encuentro con los feligreses del Templo de Belén, el padre Manuel Sandoval Álvarez dijo sentirse a gusto; “la gente me ha tratado bien, me siento como en casa y voy a corresponder ese afecto; tal vez me lleguen a estimar tanto como lo hicieron con Teodoro Zárate”, comentó el párroco.
También se comprometió a fortalecer la solidaridad entre los católicos de esta zona de Guanajuato capital.
“Vengo aquí para trabajar junto con ustedes, brazo con brazo, sé que son muy comprometidos con las causas más justas, sé que vamos a llevarnos bien, porque yo comparto sus inquietudes”, dijo el sacerdote en la homilía dominical.
Posteriormente en entrevista manifestó: “en sus últimos documentos, el papa Francisco nos ha exhortado a salir a las calles, a encontrarnos con los feligreses, a compartir sus problemas, a acompañarlos en todo.
“Yo estoy aquí para trabajar sin descanso, es mi compromiso”.
Dijo que visitará a los enfermos, trabajará con los jóvenes; “no se van a decepcionar de mi trabajo”.
El sacerdote llegó a ocupar el puesto del padre Teo, quien fue enviado a una parroquia de la ciudad de León; Sandoval Álvarez estuvo en el templo de San Juan Bautista, también de aquel municipio.
Cabe mencionar que como cada domingo, el Templo de Belén estaba lleno, había gente sentada en las escaleras, muy apretujada pero todos atentos al mensaje del padre Manuel.

En esta nota:
  • religión