Noticias

Abusó de la confianza ex empleado de Imuvig

Aseguran habitantes de Valle de San José que se aprovechó de la situación para cobrarles dinero que según él iban a dar a las arcas del Instituto Muni

Por:

Los habitantes del fraccionamiento aseguraron que hay m

Los habitantes del fraccionamiento aseguraron que hay m

Para que habitantes del fraccionamiento Valle de San José le dieran dinero, el ex director de Asuntos Jurídicos del Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig), Pedro Jacobo Sandoval Orozco, les dijo que las cuentas bancarias del Instituto donde hacían sus pagos se iban a cerrar y que por eso les cobraría él personalmente.
Así lo declaró una persona afectada en entrevista con AM. “Por la confianza que le teníamos le dimos el dinero y se aprovechó”, comentó.
Tres días después de que se dieron los primeros dos desalojos en el fraccionamiento Valle de San José, el ex funcionario aprovechó el temor de los colonos para timarlos.
“Al tercer día de que desalojaron a la señora, vino Jacobo con su chofer a decirnos que ya se habían cerrado nuestras cuentas y que ahora le teníamos que ir a llevar el dinero personalmente a él a la oficina del Imuvig”, relató una de las personas afectadas.
En su caso esta persona, quien solicitó omitir sus datos para evitar alguna represalia, detalló que el primer pago que hizo en efectivo a Sandoval Orozco fue de 1 mil 750 pesos, el segundo pago lo hizo una semana después por un monto de 5 mil pesos.
“Ese día subimos porque nos había citado allá, ahí nos pidió cinco mil pesos de las 10 de la mañana a las 2 de la tarde, y se los conseguí, así en horas, pedí dos mil pesos a la caja y tres mil pesos me los prestó una señora así de rápido y en la tarde él (Jacobo Sandoval) pasó por ellos”, relató.
Finalmente, hizo un tercer pago por mil pesos más, ocho días después del pago anterior, “ese día nos pidió otros mil pesos, que porque no completaba lo que tenía que pagar en los juzgados y se los entregamos ahí en la oficina”, aseguró.
Entrega recibo
A cambio de cada uno de los pagos que los afectados hicieron al entonces funcionario, éste les entregó un recibo en hoja membretada con los logotipos de la Administración municipal y el Imuvig, en el que firmaba él como titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos.
Los defraudados se percataron del timo gracias a que una de las dos personas desalojadas a principio de abril les avisó que Jacobo Orozco había sido descubierto cobrando dinero en efectivo indebidamente.
“Fue gracias a ella que nos dimos cuenta, si no Jacobo (Sandoval) se hubiera ido con nuestro dinero y nosotros sin saber”, comentó la persona declarante, quien ahora cuestionó dónde está su dinero y si los pagos que hizo se le van a tomar en cuenta para saldar su deuda que es de 29 mil pesos.
Al darse cuenta del fraude, acompañados de un abogado fueron a buscar a Jacobo Orozco, quien acordó devolverles el dinero, y para ello les firmó un pagaré con la suma que anteriormente le habían entregado 7 mil 750 pesos, a pagarse el lunes pasado.
Sin embargo, el ex director no saldó la deuda en la fecha pactada y solicitó una prórroga para el próximo lunes 27 de mayo, pues dijo que no tenía el dinero.
Sospechan colusión
Varios de los afectados comentaron que el caso de fraude no les parece que sea obra sólo de Jacobo Orozco, ya que en varias ocasiones cuando fueron a pagar a la oficina de Imuvig, aunque en oficinas separadas, estaba el actual director Andrés Bello Izquierdo, quien sabía de los pagos en efectivo.
“Yo digo que ahí hay ‘magia negra’ porque todavía el día que las dos señoras que desalojaron le llevaron dinero a Jacobo, ahí estaba él (Bello Izquierdo) y le dijimos que habían ido a pagarle, las señoras todavía hasta salieron llorando porque les dijeron lo de su casa (el desalojo) y él (Andrés Bello) nomás se agarró la cabeza diciendo como que no, yo creo ahí fue cuando dijo ‘ya se regó el tepache’”.
Demandarían a Imuvig
Los afectados comentaron para AM que en caso de que el defraudador no les regrese su dinero, entonces sí procederían penalmente, no en contra del ex funcionario sino contra el Instituto porque el ex titular actuó oficialmente como parte del Instituto y es el Imuvig quien es responsable por el actuar de quien como su empleado afectó a los beneficiarios.

Ya tiene reemplazo

Joaquín Lara Reinoso quedó como encargado de la Dirección Jurídica del Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig) por tiempo indefinido, mientras su órgano colegiado nombra un titular.
Alejandro Sosa Campos, director del Departamento Jurídico, señaló que a partir de los hechos que se están investigando y que pueden dar origen a alguna responsabilidad por parte del encargado de la unidad jurídica del Imuvig, se ha designado un encargado.
“Quien ahora está como encargado del departamento jurídico del Imuvig es el licenciado Joaquín Lara, quien antes estaba aquí en la unidad jurídica”, señaló.
Y su permanencia será por tiempo indefinido, mientras se hacen las investigaciones correspondientes y se presenta un informe.
“Como es un organismo con cierto grado de autonomía, el Instituto Municipal de Vivienda depende de cómo se pronuncie en su momento su órgano colegiado de dirección”, apuntó.
Sosa Campos señaló que se informó al comité del Imuvig de los hechos, y a partir de entonces se dio informe a la Contraloría.
“Entiendo que el día de hoy se estaban preparando para dar vista al Ministerio Público”, señaló Sosa Campos.
El funcionario destacó que el Imuvig puede presentar directamente la denuncia penal, porque tiene personalidad propia y representarse.
Aunque hasta ayer en la tarde, según la Procuraduría de Justicia del Estado informó a AM que no se había presentado ninguna denuncia penal contra Pedro Jacobo Sandoval Orozco.

Sugieren denuncia penal

La contralora municipal Joanna Camacho López, indicó que la deuda fue de 50 mil pesos, aproximadamente, y recomienda al Instituto Municipal de Vivienda en Guanajuato (Imuvig) presentar una denuncia penal contra el ex director de Asuntos Jurídicos, Pedro Jacobo Sandoval Orozco.
“Estamos analizando la documentación que hizo de nuestro conocimiento el director del Imuvig, Juan Andrés Bello Izquierdo, y estamos estudiando el expediente que nos entregaron en Contraloría en la parte administrativa.
“Más sin embargo se va a hacer la recomendación de que el director general del Imuvig, haga la denuncia penal correspondiente”, señaló.
Y que hasta ayer iban siete denuncias, en consecuencia se hará una investigación enfocada a la conducta irregular que presuntamente se está acreditando al ex servidor público municipal, Pedro Jacobo Sandoval Orozco.
La funcionaria indicó que aunque se haya separado del cargo, sigue la investigación en la Contraloría Municipal.
“Se tuvieron conocimientos de los hechos el 15 de mayo, y a la Contraloría se dio aviso el viernes pasado”, expuso.
Por su parte, el regidor del PAN, Iván Rivelino Moreno Galván, indicó que solicitará información al director del Imuvig.
“Vamos a ver cómo está la situación, si las personas afectadas al final de cuentas se sacan porque aunque hayan pagado, no se reportó el ingreso”, indicó.
Finalmente, indicó que afortunadamente está la investigación, con una persona que sale frente a un presunto acto de corrupción.

Deja la escuela luego del desalojo

Tiene 15 años, y hasta hace un par de semanas estudiaba el sexto año de primaria en la escuela del Barrio de Mellado, sin embargo, tuvo que dejar sus estudios para conseguir trabajo, esto luego de que él y su familia fueron desalojados de su casa en el fraccionamiento Valle de San José a principios de abril.

Ahora trabaja en una herrería como ayudante, esto desde hace una semana, el herrero la paga 400 pesos a la semana, es de pocas palabras y algo cohibido, acostumbra andar el bicicleta y le gusta su nuevo trabajo.
El día del desalojo estaba él solo en la casa, los actuarios le dijeron que se saliera y él les pidió que esperaran a su mamá, su petición fue ignorada, literalmente lo aventaron, lo hicieron a un lado y comenzaron a sacar las cosas.
Luego del desalojo promovido por el Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig) él, su hermana de 17 años, y sus dos hermanos menores de 4 y 5 años, se quedaron en el patio frontal de la que fue su casa, junto con sus cosas, mientras su mamá trataba de llegar a algún acuerdo con el instituto, a la fecha no lo ha logrado.
Ahí comían, dormían e incluso se bañaban, de esto hace más de un mes, al paso de los días el joven y su familia fueron arropados por los vecinos quienes ahora les tratan de dar apoyo mientras resuelven su situación.
Él dejó la escuela, cursaba el sexto año de primaria, un herrero del rumbo le ofreció trabajo y hace una semana que lo contrató, “me da 400 pesos... a la semana”, ¿y ya sabes herrería? “No”. ¿Te gusta tu nuevo trabajo? “Sí”. ¿Qué haces? “Le ayudo a recoger a veces o a lo que me dice”, responde con volumen de voz apenas audible.
“Deje le sigo”, dice luego del breve diálogo mientras se da la vuelta y entra al pequeño taller.
En tanto, su hermana mayor, según saben los vecinos, encontró trabajo como empleada de mostrador en un puesto de dulces del mercado Hidalgo, y su madre quien trabajaba como empleada doméstica sigue desempleada tratando de recuperar la vivienda.

Dispuesto el DIFa apoyar

Ana Gabriela Cárdenas, directora del DIF municipal, aseguró que se le brindará el apoyo necesario a la familia que fue desalojada en el fraccionamiento Valle de San José por tener adeudos con el Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig), siempre y cuando la interesada se presente a solicitarlo.
Habitantes del fraccionamiento Valle de San José, fueron desalojados por problemas derivados del pago de sus viviendas.
Entre los afectados, se sabe del caso de una madre soltera con 4 hijos, quien era empleada doméstica que dejó de pagar su casa porque uno de sus hijos tuvo que ser operado y los gastos de la operación mermaron su economía familiar.
Derivado de la situación económica, su hija mayor, de 17 años, y un hijo de 15, dejaron la escuela hace un mes para buscar trabajo y ayudar a su mamá.
Fue la Directora del DIF quien detalló que se podrá ayudar a la familia especialmente a los hijos de la mujer quienes son menores de edad.
“A los chicos, inmediatamente los voy a rescatar con un programa que se llama DIM (Desarrollo Integral del Menor), que son precisamente para los chicos que están empleados y están viviendo en la calle. Se les da una beca”.
Señaló que la inscripción al programa de apoyo se realizó en el mes de enero pero se buscará la manera para hacer la gestión para sumarlos.
La funcionaria detalló que también se les podrá ayudar con asistencia alimentaria, ya que se supo que tras el desalojo la afectada vivió a la intemperie por casi un mes con su familia.
Sus vecinos le han ayudado en lo posible, pues le han permitido guardar sus cosas en un cuarto, y les brindan alimentos.
Señaló que la atención se dará en el momento que la interesada acuda a las oficinas del DIF para conocer con mayor detalle la situación para brindarle los apoyos posibles.

Le ‘prestan’ una casa

El Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig), le prestó provisionalmente una casa en el fraccionamiento Valle de San José a la señora que hace un mes fue desalojada por no hacer los pagos y que desde entonces vive en la calle con sus cuatro hijos.
Así lo informó la diputada local Erika Arroyo Bello, quien dijo que sí está dispuesta a ayudar a esta señora, sin “saltarse” la orden judicial de desalojo.
“Por tratarse de una mujer jefa de familia, el Imuvig le facilitó otra casa para que tenga en dónde quedarse mientras ven la manera de darle opciones. En su casa no se puede quedar porque hay una resolución judicial y caería en desacato”, informó.
Ayer, AM publicó que una madre soltera con cuatro hijos vive desde hace un mes en la calle después de que el Imuvig la desalojó porque no pudo pagar las mensualidades en virtud de que el dinero se le acabó por la operación de un hijo y la muerte de su madre.
Además de que la despidieron de su trabajo como empleada doméstica por andar gestionando el arreglo de su deuda.
AM preguntó a los dos diputados capitalinos si estarían dispuestos a ayudar a esta familia, en virtud de que cada uno de los 36 legisladores locales recibe mensualmente 37 mil 485 pesos del presupuesto del Congreso local de una partida llamada “Ayudas Sociales y Culturales” destinada en su totalidad para gente pobre y necesitada.
Erika Arroyo afirmó que sí está dispuesta a ayudar a esta señora a pagar su deuda, de la partida de ayudas sociales que tienen los diputados locales. “Sí, pero no con todo, porque no acabarías, pero sí con una parte”.
“Sí claro (podría ayudar a la mujer). Con muchísimo gusto estaríamos dispuestos a ayudarle, sin saltar la resolución judicial”.
Aunque comentó que Juan Andrés Bello Izquierdo, director del Imuvig, le informó que ya le habían dado a la señora una oportunidad de pago, antes del desalojo. Pero se le juntaron y ya no pudo cubrirlos.
“Podría buscar otras opciones”
Por su parte, el diputado local Luis Felipe Luna Obregón, aunque dijo que está dispuesto a apoyarla, no podría hacerlo económicamente porque los pagos de la casa son de varios años.
Comentó que hay otros programas de vivienda social, como MI Casa Diferente, que es más barato, al que esta señora podría acceder.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am