Noticias

Actuó con el corazón

Elisa Larios comentó que el médico visitaba el estado dos veces al año.

Por:

El cirujano pl

El cirujano pl

A un año de dejar este mundo el doctor Valentín Gracia Sánchez, su compañera de servicio la doctora Elisa Larios Monroy platicó sobre la experiencia de trabajar al lado de un gran ser humano.
Compartió como fue que el médico originario de Veracruz formó el grupo Huasteco y de ahí nació el proyecto “Sonrisa alegre”, gracias al apoyo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
Por más de 30 años se encargó de brindar estabilidad física y emocional a los pequeños con labio leporino y labio paladar hendido. Durante tres décadas al frente de esta campaña atendió a más de mil 800 niños guanajuatenses.
Elisa Larios comentó que el médico visitaba el estado dos veces al año, su primera visita era para valorar que niño podía ser operado; su segunda visita era para llevar a cabo la operación. El cirujano venía acompañado de un gran equipo médico.
Un trabajo único y que en vida desempeño con mucho entusiasmo Valentín Gracia pues todo lo hacía sin costo alguno. Su semana de operación era pesada con horarios muy extensos, en ocasiones estaba en intervención quirúrgica de 7 de la mañana a 1 de la madrugada. “Ha sido de las cosas más maravillosas de toda mi vida”, aseguró Elisa Larios.
Los niños eran operados en el Hospital General y para ello se contaba con el apoyo del Albergue, quiénes con mucho gusto ofrecían comida, para los pequeños que se encontraban en recuperación.
Recordó el espléndido trabajo por parte de las enfermeras y médicos de piso y operación. “Estaban al pendiente de todo los niños”. Sin duda, una experiencia única e irrepetible, que sigue presente en la memoria de aquellos que tuvieron el gusto de conocerlo.
Es por ello y más, que a un año de su deceso se le recuerda con mucho cariño. “Esto es un reconocimiento de todo corazón, fue una de las personas más extraordinarias que hemos tenido en Guanajuato”.
Actualmente la doctora Elisa Larios Monroy sigue en la lucha, pues hace unos años creó la fundación Shangri-la, un espacio que nació de su corazón para ayudar y apoyar a diferentes causas. “Me ha hecho más fuerte la oportunidad de ver otras cosas que no había descubierto”.
Por último, la mujer, la amiga, la compañera y doctora que conoció a Valentín Gracía Sánchez compartió una poesía que le escribió y que forma parte de su libro “Románticas” -poesía lírica-.

A un ángel

Tú eres el mago que hace posible
se transforme la apariencia de mi cuerpo y de mi alma
Dios bendiga tus manos victoriosas
que le han dado a mi vida dulce calma.

Al mirarme al espejo me pregunto:
¿cómo puede reflejar lo que ahora encuentro?
es el milagro de la vida que transforma
el amor y la bondad del pensamiento.

Gracias te doy, ¡oh ángel de m guarda!
por velar con ahínco y con esmero
el bienestar y el gozo que me embarga
al mirar ahora mi rostro tan contento.

En esta nota:
  • Sociales