Noticias

Alfeñiques se resisten a morir

María del Carmen García y su familia prueban con nuevas figuras para atraer la atención de nuevas generaciones.

Por:

Para mantener la atenci

Para mantener la atenci

Para mantenerse vigente luego de 37 años de hacer alfeñiques para Día de Muertos, María del Carmen García y su familia prueban con nuevas figuras para atraer la atención de nuevas generaciones, además de defender las figuras tradicionales del dulce típico mexicano.
El puesto es el más amplio de la hilera de carpas que año con año se instalan en la Plaza de La Paz, hay más de 200 piezas por cada uno de los 25 diseños que salen de la imaginación de María, su hijo y su nuera, todos habitantes de la comunidad San José de Tránsito.
Las figuras incluyen las tradicionales como borreguitos, gallinas, burritos, calaveras, catrinas, y novedosos como el chavo del ocho, la chilindrina, e incluso personajes de Walt Disney y Marvel Comics.
“Metemos figuritas más nuevas porque los niños las piden, pero seguimos vendiendo las tradicionales como los borreguitos, las gallinas, las cazuelitas, los dulces de leche también nos los piden”, apunta la comerciante.
INGREDIENTES
El alfeñique se hace con azúcar glas, grenetina, limones, goma de tragacanto y clara de huevo, todo se mezcla en cantidades proporcionales hasta conseguir una masa parecida a la plastilina, de ahí en adelante la imaginación del alfeñiquero hace el resto, al final se pinta con color vegetal y se adorna con algunos otros elementos según la figura.
DESDE NIÑA
La producción comienza desde febrero para alcanzar a abastecerse lo suficiente, es un oficio que María aprendió desde niña, lo aprendió de su madre y ahora lo hereda a sus hijos.
“Mi mamá también hacía, desde chiquilla aprendí, y aquí seguimos (…) yo les digo, uno ya casi se va, entonces ustedes tienen que seguirle y aquí están mi hijo y mi nuera ayudándome”, comenta la mujer en alusión a su edad.
En general los dulces los buscan los adultos, la catrina y el borreguito es lo que más se vende, los niños prefieren las figuras de personajes de caricatura como el Chavo del Ocho o algunos de Walt Disney.
La venta es buena porque los precios no son caros, pues van de 4 a 20 pesos máximo.

En esta nota:
  • ciudad