Noticias

Ana María Pantoja: maestra, altruista y empresaria

Es co-fundadora de la Mesa Redonda Panamericana, dama del Club de Leones Marfil y gran empresaria.

Por:

Ana Mar

Ana Mar

En la calle Juárez que se ha distinguido en la ciudad como una de las más antiguas de Guanajuato, se encuentra una casa de color verde que al frente tiene un letrero que dice ‘Casa Anita’, un comercio de artículos de cocina que se encuentra al servicio de la sociedad guanajuatense desde hace 66 años.
Atrás del mostrador se encuentra la señora Ana María Pantoja Ramírez junto con su segundo hijo Juan Gabriel y su nieto Alberto, ambos le ayudan a atender el negocio que heredó de sus padres.
Ese espacio brinda un servicio con una gran calidad humana, no por nada le dicen ‘señora Anita’, como una muestra de cariño y confianza.
En entrevista, Ana María Pantoja comentó que nació en la calle Positos, enfrente de la casa donde vio la luz el muralista Diego Rivera. Hija única de Francisca Ramírez y J. Refugio Pantoja, compartió momentos de su  infancia y de su educación primaria que realizó en la Primaria Librado Acevedo. Así como de  su paso  por la Escuela Normal donde conoció a la maestra Elisa López.
Fue una alumna ejemplar, siempre obtuvo los primeros lugares en aprovechamiento y recibió numerosos reconocimientos. En ese momento, mientras platicaba sobre la escuela, mostró unas fotos que a la fecha le trae muchos recuerdos que se mantienen en su memoria y en su corazón.
Compartió lo participativa que fue en varios eventos artísticos y culturales, donde además se destacó su belleza femenina, con hermosos atuendos de folklor mexicano. Entre tantos recuerdos, platicó que la Escuela Normal se encontraba cerca de la Plaza de la Paz, donde actualmente es la Casa de Artesanías.
Luego de su preparación profesional se fue a trabajar como educadora y fue en ese tiempo que conoció al amor de su vida, Carlos Ulloa, con quien estuvo casada durante 51 años. En ese momento compartió una foto de su boda, fecha que marcó su vida  y que compartió con toda su familia. Con su querido Carlos tuvo treshijos: Carlos, Juan Gabriel y Mariana.
Apoyó para que se estableciera un espacio para el Kínder Duvalina, que se construyó  gracias a la ayuda de la señora Cristina Santibañez, quien empeñó sus joyas para comprar el terreno.
Además de lo mucho que ha brindado a la ciudad que la vio nacer, estuvo en contacto con los fundadores de la Alianza Francesa, lugar donde estudió francés, espacio creado para la promoción y difusión de la lengua y cultura francesa.
En pro de la cultura
Es co-fundadora de la Mesa Redonda Panamericana, asociación femenina sin fines de lucro, que tiene como objetivo impartir cultura, educación y conocimiento sobre los países que forman parte de Latinoamérica. Entre los eventos más importantes organizó congresos nacionales con el apoyo de varias instituciones.
Además  forma parte del Comité de Damas del Club de Leones Marfil, es una de las socias que tiene una amplia trayectoria, pues su esposo fue de los primeros socios. Como presidente, su marido Carlos Ulloa manifestó su interés por distinguir a un guanajuatense con una presea llamada ‘El pípila de Plata’, pues  ya se hacía una distinción con un reconocimiento.Además hizo varias actividades para ayudar a los más necesitados, como la posada que  realizaba año con año en el  Asilo Torres Cosmes.
Si hay algo que le causa nostalgia es recordar la fecha en que falleció su esposo, dijo que la muerte de sus padres le dolió con el alma, pero el deceso de la persona con quien compartió gran parte de su vida, fue un golpe muy duro. En ese momento compartió una frase que lo caracterizó, pues era muy serio y hablaba poco  ‘El silencio es elocuente y el habla silenciosa’.
Todavía recuerda que amigos y conocidos le dieron el más sentido pésame, pues es una persona muy conocida, tanto por el comercio que lleva su nombre, así como por sus labores altruistas y su gran corazón.
Entre tantas fotos hay una donde está con sus compañeros de generación, dijo que en aquella ocasión se graduaron 40 mujeres y 7 hombres y que se reunieron después de 50 años. Además tiene fotos donde se encuentran destacados personajes guanajuatenses como Armando Olivares y Eugenio Trueba.
En su momento habló sobre muchas personas, pues es una mujer que cuenta con un sinfín de recuerdos que se enriquecieron con la participación de los guanajuatenses. Actualmente sigue al frente de su negocio que se fundó el 22 de septiembre de 1947 y que lleva su nombre gracias a los dos seres que le dieron la vida.

En esta nota:
  • sociales