Andrea Paola salió de fiesta y regresó a casa dentro de ataúd, con un balazo en la cabeza

La última vez que la familia de Andrea Paola la vió fue el fin de semana pasado cuando se despidió y salió con unos amigos a una fiesta.

Avatar del

Por: Redacción

Andrea Paola fue localizada sin vida y con un balazo en la cabeza.

Andrea Paola fue localizada sin vida y con un balazo en la cabeza.

Comonfort, Guanajuato - La última vez que la familia de Andrea Paola la vió fue el fin de semana pasado cuando se despidió y salió con unos amigos a una fiesta.

Cuatro días después regresó dentro de un ataúd, con un balazo en la cabeza y  severos golpes en su rostro. 

Nadie sabe quién mató a Andrea Paola

Su cadáver fue localizado en una zona despoblada en la comunidad de Tenería del Santuario en Celaya. Hasta ahora nadie sabe qué fue lo que le pasó.

Los seres queridos exigen justicia y que las autoridades detengan a los responsables.

Andrea Paola tenía el deseo de estudiar para ser maquillista y viajar a Estados Unidos

Iba a cumplir en diciembre 15 años y su sueño era rentar un toro mecánico y festejar con su familia.

Sus hermanos jamás imaginaron que Paola, la menor de los cuatro hijos, no iba a cumplir sus sueños.

Andrea Paola quería estudiar e irse a Estados Unidos

Era muy alegre. Tenía muchos amigos y no tenía problemas. Ella quería estudiar, salir adelante e irse al Norte" dijo una de sus hermanas.

La menor quería estudiar para ser maquillista, pero tenía que trabajar con su mamá para ganar un poco de dinero.

Quería su troca. Tener su cuarto y su dinero. Quería su tocador para ser maquillista. Quería ir con mi mamá a Mazatlán" comentó una de sus tías quien le iba a comprar su vestido de XV años.

Velan su cuerpo en su humilde casa

Los restos de Andrea Paola son velados en lo que fue su hogar por 14 años.

En una humilde casa con techos de lámina de la calle Río Blanco de la colonia 1 de Mayo, Andrea Paola vivió sus 14 años y es ahí donde ahora velan sus restos.

Tíos, primos y amigos instalaron una pequeña carpa y una lona ante el cielo gris que amenaza con llover.

En la entrada de la casa y colgada de un árbol había una bolsa con cuetes que rompían el silencio cada vez que los detonaban para despedir a Paola.

15 veladoras y dos cirios alumbran cada rincón y  muy cerca de los pies de Paola,  cuatro mujeres lloran y platican su trágica muerte.

Amigos y vecinos con flores en mano caminaban rumbo a la casa de la familia Donjuan para dar sus condolencias.

El cuerpo de Paola lo van a velar toda la noche y el último adiós será en el panteón de la comunidad.

PCCD

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?