Noticias

Así fueron los últimos momentos que vivió el médico asesinado en León

Jesús Héctor se había dirigido a un banco de la ciudad antes de ser atacado a balazos por sujetos armados. 

Avatar del

Por: Redacción

Eran cuatro criminales, dos sometieron a la víctima y a su esposa mientras los otros dos esperaban en un vehículo.

Eran cuatro criminales, dos sometieron a la víctima y a su esposa mientras los otros dos esperaban en un vehículo.

León.- Solo bastaron algunos segundos para que el doctor Jesús Héctor Carlos Granados, coordinador del turno nocturno de la clínica del IMSS T58, perdiera la vida en un asalto a mano armada. 

Fueron cuatro los delincuentes que participaron en el robo y el asesinato del médico que se llevó a cabo en una boutique ubicada en Paseo del Moral casi esquina con el bulevar Campestre, frente a su hijo y esposa. 

De acuerdo a las investigaciones, los sujetos armados sabían que Jesús Héctor había retirado dinero de un banco de la ciudad. 

Adentro forcejearon, Jesús Héctor cayó al piso y con su pecho intentó cubrir la mochila. El asaltante le disparó en la espalda y tomó el botín.

ASÍ PASARON SUS ÚLTIMOS MINUTOS 

Jesús Héctor, de 59 años, acudió junto a su esposa y dos hijos, a la sucursal Bancomer de Plaza Mayor. Ahí hizo un movimiento bancario, recibió el efectivo y lo guardó en una mochila pequeña que colgó sobre su hombro.

La familia volvió a la camioneta Frontier color naranja, Jesús Héctor salió del estacionamiento de Plaza Mayor y condujo por el bulevar Juan Alonso de Torres con dirección a Campestre.

Dio vuelta a su izquierda sobre el bulevar Campestre sin darse cuenta que era seguido por cuatro hombres que viajaban en un auto Golf de cuatro puertas, color verde y sin placas.

“Aquí llegaron y dos estaban en el auto esperando, los otros se fueron contra el señor, ya después sólo escuchamos el disparo”, narró un vendedor del crucero.

Héctor condujo hasta una pequeña plaza y se estacionó frente a una boutique.

Enseguida bajaron sus hijos, su esposa y al final él. Cuando caminaban hacia la parte de atrás de su camioneta, dos hombres se les acercaron.

Los delincuentes estaban armados, uno de complexión robusta, alto, con bigote, que vestía un pantalón de mezclilla azul claro, camisa negra con mangas al codo en color negro y una gorra verde.

“Aquí llegaron y dos estaban en el auto esperando, los otros se fueron contra el señor, ya después sólo escuchamos el disparo”, narró un vendedor del crucero.

El hombre se acercó a Jesús Héctor y lo amenazó con un arma corta y le exigió el dinero.

La víctima corrió hacia la boutique para refugiarse; entró al establecimiento pero no fue suficiente. El ladrón lo siguió y cortó cartucho desde la puerta de la tienda.

El asaltante entró a la boutique mientras que el médico trataba de impedir que le arrebatara la pequeña mochila con el dinero. Su esposaba y sus hijos observaban todo a unos metros.

Adentro forcejearon, Jesús Héctor cayó al piso y con su pecho intentó cubrir la mochila.
El asaltante le disparó en la espalda y tomó el botín.

Enseguida, salió corriendo y junto a su cómplice que vigilaba a la esposa e hijos, subió al auto verde. La banda huyó sobre Paseo del Moral en dirección a la avenida Guanajuato.

“Me retorné y me fui atrás de ellos, pero por el Templo de San Juan los perdí. Lo que me consterna es que vas a banco, al señor lo venían siguiendo, yo vi que ya lo venían siguiendo”, dijo un testigo.

Héctor condujo hasta una pequeña plaza y se estacionó frente a una boutique.

Tras el disparo, la esposa e hijos de Héctor corrieron hacia dentro de la boutique, los ladrones ya habían huido.

“Pero cuando se iba, el tipo disparó varias veces más desde afuera, como para que no siguieran, no sé”, contó el testigo.

Personal de la boutique llamó de inmediato al 911. La policía hizo un operativo por la zona incluso con el helicóptero, pero no encontraron pistas del auto verde.

Pocos minutos después llegaron los paramédicos de Protección Civil. Nada pudieron hacer, Jesús Héctor ya había fallecido.

Los familiares de la víctima, el personal de la boutique y otros testigos fueron retirados de la escena del crimen para buscar huellas u otras evidencias. Agentes de Investigación Criminal y de la Unidad Especializada en Homicidios, se hicieron cargo de la tragedia.

Da click en la estrella seguir y te mantendremos informado de todos tus temas preferidos

Comentarios