Noticias

Atienden a niños especiales

Al menos 50 menores cursan su educación primaria en la escuela Insurgente Pípila, que es catalogada como “escuela inclusiva”.

Por:

Lupita tiene discapacidad motriz, estudia en la Insurgente P

Lupita tiene discapacidad motriz, estudia en la Insurgente P

Al menos 50 niños especiales cursan su educación primaria en la escuela Insurgente Pípila, que es catalogada como “escuela inclusiva”.
Esta institución es la que menos cuota voluntaria tiene en la ciudad, asimismo atiende niños con poca estabilidad en sus estudios, como hijos de migrantes o de familias con problemas económicos.
“El nuevo término que se les da es ‘niños con barreras de aprendizaje’, y no los reciben en otras escuelas, aquí me los mandan de la USAE (Unidad de Servicios y Apoyo a la Educación)”, comentó la directora.
Precisó que la matricula que tiene la escuela hasta ayer era de 469 alumnos, a los cuales se sumarán Julisa y Fátima, de 9 y 11 años respectivamente, quienes vienen de Durango pues su padre fue enviado a estudiar Minería y Metalurgia en la UG, según comentó la madre de las menores, María Obdulia Chamorro Juárez.
De la matrícula total precisó que al menos 50 tienen alguna condición de barrera de aprendizaje.
Estos niños aunque están insertados en los grupos regulares, como parte de la metodología de atención, se dividen entre dos profesores de la Unidad de Servicios y Apoyo a la Educación (USAE), quienes entre clases les dan tiempo de atención aparte del brindado por su profesor.
Lupita ya está en cuarto
Lupita es una alumna de cuarto grado, tiene nueve años y padece una discapacidad motriz en piernas y brazos, llegó a la escuela hace un par de años, antes estuvo matriculada en la escuela Moisés Sáenz, pero luego fue canalizada a la Insurgente Pípila, debido a que la otra le quedaba lejos.
Su tío, Miguel Ángel Romero, se encarga de llevarla todos los días, va a la hora del recreo para darle de almorzar y sacarla a jugar, incluso durante las horas de educación física le ayuda a realizar sus ejercicios, “está muy bien, no ha habido ningún problema, desde que me la recibieron me la recibieron bien”, comentó el hombre.
En cuanto a Lupita, con el movimiento afirmativo de su cabeza y una ligera sonrisa, asintió estar contenta en la escuela, porque la tratan bien y tiene muchos amigos.

En esta nota:
  • educación