Noticias

Chofer sufre infarto, sale de carretera y choca con árbol, en Apaseo el Grande

El percance se registró en la autopista tramo Querétaro-Celaya a la altura de la comunidad Amexhe.

Avatar del

Por: Redacción

El vehículo quedó a unos 50 metros de la carretera. Foto: staff AM

El vehículo quedó a unos 50 metros de la carretera. Foto: staff AM

Apaseo el Grande.- Tras presuntamente sufrir un ataque cardíaco, el conductor de un camión de carga perdió el control del vehículo, se salió de la autopista y arrasó con varios árboles antes de detenerse y quedar sin vida.

El suceso se reportó alrededor de las 10:00 de la mañana, cuando se informó de un accidente en la autopista tramo Querétaro-Celaya a la altura de la comunidad Amexhe, en Apaseo el Grande.

El vehículo detuvo su marcha al impactarse contra un árbol. Foto: staff AM

Los primeros en llegar al lugar fueron paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe), quienes localizaron a unos 50 metros afuera de la vialidad, un camión de carga de color blanco, que estaba impactado de frente contra un árbol.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y ayúdanos a llegar a los 100 mil

Paramédicos constatan deceso

Los paramédicos revisaron al conductor, aunque se informó que ya no contaba con signos vitales, se indicó que a simple vista no tenía huellas de violencia o señales de que tuviera lesiones derivadas del accidente.

La zona fue acordonada y se dio aviso a la Agencia de Investigación Criminal y de Servicios Periciales, a fin de esclarecer cómo ocurrió el fallecimiento.

Autoridades investigan el hecho. Foto: staff AM

En cuanto a lo ocurrido, se sabe que el vehículo era conducido con dirección a Celaya, cuando presuntamente el conductor sufrió un ataque cardíaco, lo que provocó que se saliera del camino al perder el control del vehículo y ahí recorriera más de 100 metros entre baldíos, con lo cual tiró varios árboles y provocó daños en el frente del vehículo.

Da clic en la estrella 'seguir' y te mantendremos informados de todos tus temas preferidos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?