Noticias

Con temple de acero

Con el operativo Guanajuato Seguro mostraron su organización para enfrentar a la delincuencia

Por:

Detuvieron a varios j

Detuvieron a varios j

Ya era de noche en Guanajuato, por lo menos 30 Policías de la Capital se preparaban para el operativo “Guanajuato Seguro”, que cada fin de semana se realiza en calles, colonias, comunidades y callejones.
Es un operativo “para vigilar puntos conflictivos y que la ciudad permanezca tranquila” platican mandos de Seguridad Pública.
Antes de iniciar, los policías de turno se abrigaron por debajo del uniforme; el frío dejaba heladas las manos, mientras se ponían guantes, chalecos, cascos y se amarraban las botas, en pocos minutos los elementos se encapucharon, por prevención, seguridad y de paso por el frío.
El operativo de fin de semana lo encabezó uno de los comandantes, a quien los elementos más jóvenes se dirigen con respeto y se cuadran al verlo; es un elemento con experiencia, le ha tocado estar al frente de eventos fuertes, como dar seguridad durante la visita del Papa Benedicto XVl a la Capital, el cierre de campaña de Enrique Peña Nieto, o la visita de Hillary Clinton en enero del 2011.
Cuando el comandante dice “¡vámonos!”, corren los oficiales y de un salto ya están en las patrullas, en esta ocasión también va con ellos una unidad de fiscalización y agentes viales, así como un agente de la policía canina.
El primer reporte de la noche llega a la cabina de emergencia y las radioperadoras avisan por medio de claves que algo sucede. El comandante escucha tranquilo el reporte, toma su radio de base de la patrulla y enciende las sirenas, detrás, otras tres patrullas lo siguen, los elementos se sostienen fuerte porque la velocidad aumenta.
Atentos a la alerta
Por los callejones y túneles el sonido de las sirenas es más fuerte, los capitalinos asombrados voltean a ver las unidades, algunos niños pequeños que van de la mano de sus papás, saludan con emoción a los patrulleros que van a toda velocidad por la Calzada de Guadalupe.
“Reportan una riña y a personas escandalizando en el callejón de Tamazuca” explica un elemento, en menos de 4 minutos llegan las unidades; los policías saltan de las patrullas y corren hacia arriba por lo menos 20 escalones entre callejones, en Tamazuca detienen a 4; uno de ellos traía en su bolsa trasera una botellita de coca-cola con algo que huele a pegamento “yo no me robé nada poli” les dice mientras lo revisan, más adelante otros hombres son detenidos y todos son llevados a la comandancia.
Van sobre puntos rojos
El operativo continúa entre las colonias de la ciudad, los Policías ya saben cuáles son los “puntos rojos”.
“Son varias colonias como Cerro del Cuarto, Cerro de los Leones, Cerro del Gallo, Lomas del Padre, por decir algunas” comenta personal de Seguridad Pública.
El frío se hace más crudo y los policías apenas entran en calor, algunos ya tienen hambre, otros mucho frío, pero nadie dice nada, no se quejan y continúan trabajando, serios y sin miedo, el trabajo rudo es de ellos.
Al paso del tiempo, entran las patrullas a la colonia Mártires 22 de Abril, llamada así en honor de un grupo de mineros que fueron asesinados mientras planeaban el sindicato de mineros, cuando se creó la colonia, la mayoría de sus habitantes eran mineros.
A la orden del comandante se bajan los elementos, pues un grupo de jóvenes ingieren bebidas en la calle. “¡Espérese ahí!” grita un encapuchado a un joven que pretende correr. Cuando termina la revisión, todos en silencio, los mandan a sus casas y el grupo se dispersa.
Más adelante otro grupo de jóvenes, son menores de edad la mayoría y ya está entrada la madrugada, los ponen de espaldas a la pared y les hacen una revisión, el comandante dice: “Ya hijos váyanse a sus casas, sus padres deben estar preocupados esperándolos” alguno se ponen agresivos, pero al ver a los elementos se van a regañadientes.
De noche es diferente
Las comunidades de Guanajuato lucen diferente en la madrugada, el frío pega cada vez más fuerte, Cuevas, cruces de ríos, carreteras estatales, Arroyo Verde, Las Teresas, Villaseca, Hierbabuena, todas las recorren.
El último punto de revisión son los bares que están en la periferia de la ciudad, cuando entra elementos de Fiscalización a Luna Roja, El Búfalo y otros, se apaga la música por un rato, en uno de ellos el DJ pide a los visitantes que cooperen con las autoridades, pues el operativo es por su seguridad. Todo tranquilo.
Policías platican que esta ha sido una noche tranquila, comentan que en ocasiones está más movido, pero este fin de semana no hubo nada fuerte para ellos. Siguen patrullando hasta el amanecer.

En esta nota:
  • sucesos