Noticias

Conagua interviene en zonas de riesgo

A la dependencia federal le corresponde detener las construcciones en las orillas de arroyos y ríos.

Por:

Varios habitantes de la capital habitan casas en los m

Varios habitantes de la capital habitan casas en los m

Corresponde a la Comisión Nacional de Agua (Conagua) limitar las construcciones sobre arroyos y ríos, señaló el director de Desarrollo Urbano, Sergio Knapp Aguilar.
Sobre las casas que se construyen en zonas de riesgo, el funcionario destacó que son asentamientos de hace varios años y ahora sólo se pueden realizar acciones preventivas.
“En lo que son los cauces de ríos, nosotros no tenemos ninguna ingerencia, porque son zonas federales.
“Ahí hemos solicitado a nosotros en Conagua su intervención, para que pudieran evitar o sancionar a quienes se pongan”, apuntó.
Y que esta misma situación se presenta, cuando la gente tira escombro en los ríos, sólo se puede hacer el reporte a la Conagua.
El funcionario refirió que en esta Administración se han hecho varios reportes a la Conagua, sobre esta situación.
“En San José de Cervera se detectó este problema y en Yerbabuena, así que se hicieron los reportes correspondientes”, comentó.
Sergio Knapp insistió que no se puede actuar más allá de los reportes, porque los ríos son zonas federales.
Sobre los asentamientos en zonas de riesgo, el funcionario destacó que viene de varios años atrás, así que sólo se pueden hacer acciones preventivas.
“En zonas como cerro Trozado hay construcciones donde se posicionaron en lugares susceptibles a desprendimientos de roca.
“La generalidad es que tienen tiempo instalados, así que hacemos recorridos para evitar la construcción en las orillas, pero como el problema está se ve la posibilidad de hacer reforzamientos con malla”, concluyó.

Las historias

Una familia que hace décadas vive a la orilla del río San Luisito ve amenazado su patrimonio por la naturaleza, que año con año se ha llevado la tierra donde asentaron su hogar.
Irene tiene 27 años de edad, y toda su vida de habitar en la vivienda que ahora se ve amenazada por el cauce, sus padres llegaron a vivir ahí hace al menos 40 años, estima la joven, quien reside junto con su esposo, su hijo de 8 años en el domicilio y sus papás.
Son cuatro viviendas las que componen el bloque adjunto al arroyo pluvial, antes eran una sola casa pero la familia creció y fue dividiéndose.
Por otro lado, una pequeña vivienda que se ubica en la ladera adjunta al antiguo paso de la vía en el camino a Pueblito de Rocha evidentemente está en zona de riesgo, sus habitantes aseguran que no tienen miedo de que se caiga.
“Lo que se tenga que caer se caerá”, aseveró tranquilamente Griselda (N) de 26 años, hija mayor de la familia que habita la pequeña casa integrada por un cuarto de láminas y madera y otro par de habitaciones de ladrillo y concreto.

En esta nota:
  • seguridad