Noticias

Conmemoran con desfile toma de la Alhóndiga de Granaditas

La Alhóndiga de Granaditas inició su construcción en 1796 y terminó en 1809; originalmente iba a ser un granero

Por:

En el patio de la Alh

En el patio de la Alh

No sólo lo parece, es una verdadera fortaleza, por ello los españoles la eligieron como el sitio más seguro para refugiarse; la Alhóndiga de Granaditas es uno de los símbolos más importantes de la lucha por la Independencia de México.
Su construcción se inició en 1796 por órdenes del Virrey Miguel de la Grúa y Branciforte, por el arquitecto José del Mazo y Avilés, y se concluyó el 7 de noviembre de 1809.
Al principio, este inmueble iba a funcionar como un almacenaje y venta de granos, pero esto duró poco porque ocho meses después comenzó el movimiento de Independencia y esto cambió su destino.
Ante el inminente ataque de los insurgentes dirigidos por Miguel Hidalgo y Costilla, la Alhóndiga de Granaditas sirvió de refugio a los defensores del régimen Virreinal comandados por el Intendente Riaño.
El 28 de septiembre de 1810 ocurrió una de las primeras y más importantes batallas de la Guerra de Independencia con la toma de la Alhóndiga de Granaditas, en la que se cubrieron de gloria las armas insurgentes lideradas por don Miguel Hidalgo y Costilla, acompañado por Ignacio Allende y Unzaga, Juan Aldama, Mariano Abasolo y Mariano Jiménez.
La Alhóndiga es uno de los edificios más singulares del país por su sobriedad, elegancia y majestuosidad, aún inconcebible que se haya construido para ser un granero o alhóndiga; pareciera que se diseñó como un “palacio o fortaleza para el maíz”. Por eso todavía se le sigue llamando “El Castillo”.
Todos estos atributos convierten a la Alhóndiga de Granaditas en un punto de referencia y atractivo visual que destaca en la ciudad. Además, actualmente convertido en un museo, en el edificio convergen diferentes niveles de identidad patrimonial que van desde lo local, lo regional y lo nacional; pues es una de las joyas de Guanajuato, ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.
En el interior del edificio destacan por su belleza los murales pintados por José Chávez Morado, en los que se detalla esa parte de la Historia de México; desde el Virreinato hasta el derrumbamiento de este con la “toma” de la Alhóndiga.

En esta nota:
  • cultura