Noticias

Convence Stravinski

Interpreta la Orquesta Sinfónica Nacional sus obras en el Juárez

Por:

La Orquesta Sinf

La Orquesta Sinf

A diferencia del público que lo abucheó hace 100 años al presentar “La Consagración de la Primavera”, el viernes, en el Teatro Juárez, la gente aplaudió a Iigor Stravinski, y fue necesario que la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto, obsequiara como “encore” “La Danza Sagrada”, que es la última parte de esta obra.
Durante casi 2 horas, con un intermedio de 15 minutos, el público siguió con interés la obra que está dividida en 2 actos, “La Adoración de la Tierra” y “El Sacrificio”; durante ese lapso, la gente no perdió el interés, y es que, a diferencia de la mayoría del repertorio musical, en “La Consagración de la Primavera” se favorece el predominio de las percusiones y los instrumentos de viento; casi desaparecen las cuerdas, o sólo se limitan a funciones de acompañamiento. De hecho, Stravinski trata a la cuerda como instrumento de percusión. Tal vez por ello, en el París de 1913 no fue bien aceptado.
Pero en el Juárez la historia fue distinta, al desaparecer los sonidos melódicos y expresivos de los instrumentos de cuerda y favorecer el predominio de la percusión y los alientos se evoca una naturaleza salvaje y primitiva. Tan solo por el uso del fagot como que el público se encuentra en un mundo totalmente nuevo.

En esta nota:
  • fic