Noticias

Convierten drenajes y arroyos de León en basureros, sacan 862 toneladas de desechos

Sólo en lo que va del 2020, Sapal ha retirado 862 toneladas de lodo y basura de los drenajes y arroyos.

Avatar del

Por: José Trinidad Méndez Valadez

Este año personal de Sapal ha retirado 862 toneladas de lodo y basura de los drenajes y arroyos de León. Foto: José Trinidad Méndez Valadez.

Este año personal de Sapal ha retirado 862 toneladas de lodo y basura de los drenajes y arroyos de León. Foto: José Trinidad Méndez Valadez.

León, Guanajuato.- En lo que va del año el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal) ha retirado 862 toneladas de lodo y basura de los drenajes y arroyos de la ciudad.

           

El director de Sapal, Enrique de Haro Maldonado, dijo que lamentablemente muchas personas siguen utilizando los drenajes como basureros, en lo que han encontrado desde botellas, bolsas de plástico, hasta pedazos de cuero.

Es por ello que se tiene ya un programa de limpieza en la red de drenaje sanitario de la ciudad. En estos cuatro primeros meses se ha realizado limpieza a 2 mil 706 coladeras donde arrojan de todo, como papeles, colillas de cigarro, botes”, señaló el funcionario. 

Añadió que este año Sapal invierte 27.3 millones de pesos en el programa de limpieza de ríos y arroyos. 

Además, mencionó que el organismo continúa con la sustitución de 235 rejillas pluviales en el bulevar Adolfo López Mateos.

Estos trabajos se concentran en las esquinas de las calles Clavel y Apolo y comenzaron en diciembre del año pasado. 

Actualmente, presentan un avance del 90%, por lo que se espera concluir a finales de este mes.

Por último, el director de Sapal dijo que con estas acciones se busca mejorar la conducción del agua pluvial en la ciudad, sin embargo, pidió a la ciudadanía su cooperación para mantener libre de obstrucciones y basura los drenajes, de lo contrario no funcionarán adecuadamente.

AM

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?