Noticias

Dan a 116 años de prisión a estudiante que asesinó a su familia en la Capital

En febrero del año pasado, Alejandro Morales asesinó a balazos a sus propios padres y a su hermano, dentro de su casa en Guanajuato capital.

Avatar del

Por: Redacción

En febrero del año pasado, Alejandro mató a su familia a balazos. Foto: staff am.

En febrero del año pasado, Alejandro mató a su familia a balazos. Foto: staff am.

Guanajuato capital.-  Con apenas 19 años, en 2018, Israel Alejandro Morales Mendiola se convirtió en el asesino de sus propios padres y hermano; este viernes fue sentenciado a 116 años de cárcel por los homicidios.

El hecho ocurrió la mañana del 21 de febrero del 2018, en la colonia del Astaug, y consternó a los capitalinos y a la comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato.

Alejandro recibió 52 años por el delito de feminicidio de su mamá, quien era maestra de la UG; más 32 años por el asesinato de su padre, y otros 32 años por el homicidio de su hermano. Suma una pena de 116 años en prisión.

Alejandro fue encontrado en un cuarto junto a su hermano, quien estaba gravemente herido pero murió en el hospital. Foto: archivo.

Además el Juez del caso le impuso como sanción la reparación del daño, por la suma de un millón doscientos mil pesos. 

Consternó triple homicidio

En la casa marcada con el número 2, de la la calle Elia H. De Pérez Bolde, en la colonia Astaug, al filo de las 5:20 de la mañana, Alejandro disparó a matar a su familia.

Según datos de las autoridades, el papá del joven llamó al 911 y denunció que a su hijo le estaba disparando a su familia dentro de su domicilio, pero en ese instante se escucharon detonaciones de arma de fuego.

El joven al parecer estaba intoxicado al momento de cometer el crimen.

Después, la operadora escuchó gritos y disparos y tras varios segundos, se cortó la comunicación.

Agentes de seguridad municipal acudieron al reportey al llegar escucharon gritos y balazos. Por la ventana observaron dos cuerpos tirados en el suelo.
Para ingresar a la vivienda, los oficiales rompieron una ventana para entrar y abrir la puerta, así entraron los paramédicos de la Cruz Roja. Una vez dentro, los paramédicos atendieron a los padres, pero confirmaron que ambos ya habían fallecido.

Mientras, los oficiales buscaron entre las recámaras y en una de ellas encontraron a un joven de 19 años con una pistola entre sus ropas, así como a su hermano, menor de edad, herido de gravedad, quien horas después falleció.

Policías tuvieron que romper una de las ventanas del hogar para entrar. Foto: archivo.

Según algunos vecinos, dentro del inmueble se escuchó una discusión familiar muy fuerte, y minutos después los disparos.

Joven supuestamente estaba intoxicado

Alejandro Morales Mendiola, de 19 años, en supuesto estado de intoxicación, fue ingresado a los separos de la Dirección de Seguridad Pública, así como una pistola calibre 22 que le fue asegurada.

Finalmente, más de un año después, fue sentenciado.
 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?