Noticias

Deja desoladas las calles de Guanajuato capital la contingencia por COVID-19

Comerciantes y trabajadores les da tristeza observar a la ciudad, regularmente con miles de visitantes, con calles, museos y sitios emblemáticos sin gente. 

Avatar del

Por: José Antonio Castro Murillo

DESOLADAS las CALLES de GUANAJUATO durante cuarentena por Covid-19

1/7
Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Las calles, museos y sitios emblemáticos lucen desolados debido a que la gente no sale debido al coronavirus. Foto: José Antonio Castro.

Guanajuato, Guanajuato.- Calles, museos y sitios emblemáticos vacíos de la capital guanajuatense hicieron una inusual imagen en el segundo domingo de medidas de restricción por la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Apenas el pasado mes de noviembre se daba a conocer que con cerca de 50 mil visitantes, la capital de la entidad había registrado su mejor fin de semana, donde hubo una derrama económica cercana a los 43 millones de pesos.

Hoy a pesar de ser domingo, sitios como Plaza de la Paz, Teatro Juárez, el edificio central de la Universidad de Guanajuato, el mirador del Pípila y el Museo de las Momias, lucen desolados con solo unos cuantos paseantes.

Calles, plazas, callejones y túneles lucen como si fuera cualquier día de la semana, incluso más solas.

Es tristeza la verdad, estamos acostumbrados a visitas de todos lados, muchas personas que vienen aquí a Guanajuato a distraerse, a conocer”, comentó Sebastián, uno de los tantos integrantes de las tradicionales estudiantinas de la capital.

Al igual que meseros y recepcionistas de restaurantes; vendedores de productos como nieve o recuerdos y muchos trabajadores más de estas áreas turísticas, lucen desconcertados ante la situación.

Jardín el Cantador

Algunos sitios como el Jardín el Cantador o el Jardín embajadoras tienen algunos intentos de ‘normalidad’ entre los paseantes locales, niños en bicicleta y sus comerciantes que no pueden simplemente dejar su actividad.

Pero el mensaje que invita no salir de casa emitidos desde un altavoz en una de las patrullas de la policía local irrumpe y recuerda que el mal momento persiste.

Normalmente vienen personas del mismo municipio, de los alrededores y de las rancherías vienen a distraerse, a pasarla en familia. Da un poco de tristeza ver nuestro Teatro Juárez completamente solo, el Mirador del Pípila, las Minas, nuestras calles, con una que otra persona pasando”, añadió Sebastián.

Sentado en una banqueta y con su mercancía completa, tras medio día de buscar la venta, Pablo González señaló que ver así la ciudad "es muy extraño, porque está todo solo. Todos los días han estado igual, ando por todos lados y ahorita no sale jale por ningún lado".

HLL

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?