Noticias

Desalojos y fraudes en Valle de San José

Una de las dos mujeres desalojadas lleva un mes viviendo en la calle. Despiden a representante legal del Instituto Municipal de Vivienda por cobrar di

Por:

Afuera de la vivienda desalojada todav

Afuera de la vivienda desalojada todav

Los habitantes del fraccionamiento Valle de San José, propiedad del Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig) son aquejados por problemas derivados del pago de sus viviendas.
Por un lado, hay 10 casos de posible desalojo, que se sumarían a otros dos realizados a principios de abril por no poder pagar los abonos de la vivienda, reveló Juan Andrés Bello Izquierdo, director del instituto.
Señaló que una de las mujeres desalojadas sólo había pagado 5 mensualidades desde noviembre del 2010 mientras que la otra no había pagado ninguna y por eso se les desalojó.
Una de ellas es una madre soltera con 4 hijos, quien era empleada doméstica. Fue desalojada de su vivienda por el Imuvig, debido a que no estaba al corriente de sus pagos.
Su hija mayor, de 17 años y un hijo de 15, dejaron la escuela hace un mes para buscar trabajo y ayudar a su mamá.
La afectada vivió a la intemperie por casi un mes con su familia. Sus vecinos le han ayudado en lo posible, una de ellas, quien también pidió omitir su nombre para no verse afectada por el Imuvig, le permitió guardar sus cosas en un cuarto en construcción en la parte trasera de su vivienda, también en ocasiones le regalan los alimentos.
Y por otro lado, el representante legal del departamento Jurídico del Imuvig, Pedro Jacobo Sandoval, fue despedido el viernes porque cobraba dinero y expedía recibos a los habitantes del fraccionamiento Valle de San José y a gente que acudía a realizar algún trámite al instituto sin tener la facultad para ello. Además, el dinero que cobraba no lo entregaba al instituto.
Juan Andrés Bello refirió que se está investigando el daño a través de la Contraloría Municipal contra este ex funcionario que tenía tres meses en el cargo. Tampoco se descarta que haya más involucrados.
El titular del Imuvig refirió que fueron entre seis o siete personas quienes se acercaron al instituto, cuyas quejas fueron turnadas a la Contraloría. Pero desconoce cuánto dinero cobró Jacobo Sandoval.
El fraccionamiento de 118 casas se construyó 2010, para beneficio de personas de escasos recursos.
El director del instituto dijo desconocer el costo que tienen las casas, pues él asumió el cargo en diciembre de 2012.
Pero de acuerdo con un contrato de vivienda en el Fraccionamiento Valle de San José, al que AM tuvo acceso, cada comprador debe pagar 121 mil 700 pesos más 37 mil 585 pesos de interés, en un plazo de 96 meses, es decir 1 mil 660 pesos mensuales durante 8 años.

La deja Imuvig en la calle

Una madre soltera con 4 hijos, quien era empleada doméstica, fue desalojada de su vivienda por el Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig) en la calle San Mateo número 17 en el fraccionamiento Valle de San José, debido a que no estaba al corriente de sus pagos.
AM localizó a la mujer y platicó con ella sobre el asunto, sin embargo, la afectada se mostró temerosa y se rehusó a hablar y pidió no publicar su nombre, pues tuvo miedo de que al hacer público su caso el Imuvig tome represalias en contra suya.
Una vecina de ella comentó en entrevista con AM que esta señora dejó de pagar su casa porque uno de sus hijos tuvo que ser operado de los intestinos en el Hospital General, que ella tuvo que costear. Posteriormente su mamá se murió y tuvo más gastos. Por eso se quedó sin dinero para pagar su casa. Por segunda ocasión su hijo se enfermó y ya no quisieron recibirlo en el Hospital General porque debía 18 mil pesos, deuda que conserva hasta la fecha.
Luego del desalojo, efectuado la primera semana de abril, la madre de familia hizo el intento por llegar a un acuerdo con el instituto y para ello fue constantemente a sus oficinas, tuvo que pedir permiso varias ocasiones a su patrón y finalmente éste la despidió.
Su hija mayor, de 17 años, y un hijo, de 15, dejaron la escuela hace un mes para buscar trabajo y ayudar a su mamá, quien aún trata de negociar con el Imuvig para que le regrese su casa.
La alojan los vecinos
La afectada vivió a la intemperie por casi un mes con su familia. Vecinos de ella le han ayudado en lo posible, una de ellas, quien también pidió omitir su nombre para no verse afectada por el Imuvig, le permitió guardar sus cosas en un cuarto en construcción, también en ocasiones comparten con ellos los alimentos.
Otra vecina, quien padece cáncer y tiene un hijo, le prestó uno de los dos cuartos que tiene a la afectada para que ahí viva con sus dos hijos en lo que resuelve su problema, pues en el Imuvig todavía no le dan una resolución, comentó una vecina quien también solicitó anonimato.
“Lo que pasa es que se la ha pasado en el Imuvi, la traen a vuelta y vuelta y le dicen que sí le van a ayudar pero que no hable y que no hable, pero tampoco le dan una solución, ahí está Jacobo (Salazar), le dijo que le iba a ayudar, que le diera 5 mil pesos y ahora le dicen que fue un fraude.
Pedro Jacobo Salazar era empleado de la Dirección Jurídica del Imuvig hasta el viernes pasado cuando fue despedido al detectar que él cobraba en efectivo los pagos de las viviendas, y no los reportaba al instituto.
Rechaza Imuvig devolver casa
Sin embargo, el director del Imuvig, Andrés Bello Izquierdo, descartó que se le pueda regresar la vivienda y tampoco puede aspirar otra vez a un crédito del Imuvig, porque las reglas de operación lo prohíben, argumentó.
Esgrimió que cuando él llegó a la administración, el 6 de diciembre de 2012, había 12 procesos contra deudores del instituto, por lo que el Imuvig no pudo hacer nada para interrumpir el fallo del juez a dos casos, que derivaron en desalojo, uno de ellos el de la mujer de esta historia. Al ser una orden judicial, el Municipio tuvo que cumplirla para no incurrir en desacato, agregó.

...Y lo ‘surte’ Municipiode terrenos

En la presente Administración no se ha concretado la venta de ningún terreno propiedad del Municipio, la prioridad será enajenar inmuebles al Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig), señaló la presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Ecológico, Rosa Amelia García Arredondo.

“Se han aprobado pocas enajenaciones, muy pocas, pero son remanentes menores a 105 metros cuadrados”, apuntó.
Y que hasta ahora no se ha concretado ninguna venta con escrituración, solamente se han aprobado seis enajenaciones.
La regidora del PRD señaló que no ha habido escrituraciones, aunque la intención de la Administración es que cuando haya terrenos, evitar que terminen como basureros cuando sean menores de 105 metros cuadrados.
“Los mayores terrenos se busca que la mayoría pasen a venta para reserva territorial del Instituto de Vivienda.
“Se busca vender terrenos para que sea su reserva territorial, para que nos vayan pagando de su presupuesto de cada año”, comentó García Arredondo.

10 en peligro de desalojo

en el fraccionamiento Valle de San José, a principios de abril dos familias fueron desalojadas por no poder pagar los abonos de la vivienda.
El fraccionamiento de 118 casas se creó en el año 2010, para beneficio de personas de escasos recursos, para esta acción el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) aportó 6 millones 254 mil pesos, el Gobierno municipal 11 millones 250 mil 714 pesos, el fideicomiso privado Provivah 2 millones 448 mil 500 pesos, y los beneficiarios aportaron un millón 250 mil pesos, en total 21 millones 478 mil pesos.
De acuerdo con un contrato de vivienda en el fraccionamiento Valle de San José, al que AM tuvo acceso, el costo total de la vivienda es de 206 mil pesos, de los cuales, el comprador debió pagar de enganche 10 mil 600 pesos, el Gobierno federal a través del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) subsidió con 53 mil pesos y 20 mil 750 pesos fueron aportados por el Fideicomiso Provivah, el resto 121 mil 700 pesos más 37 mil 585 pesos de interés, lo debe pagar el comprador en un plazo de 96 meses, es decir, mil 660 pesos mensuales durante 8 años.
Bello Izquierdo relató que una de las mujeres desalojadas sólo había pagado 5 mensualidades desde noviembre del 2010 mientras que la otra no había pagado ninguna y por eso se les desalojó, en ambos casos el director dijo desconocer las causas del retraso en los pagos.
Sobre los 10 procesos judiciales que promovió el Municipio contra los deudores y que siguen en ejecución, Bello Izquierdo comentó que todavía están a tiempo de acercarse al instituto para llegar a un acuerdo con el instituto o bien a la instancia judicial para hacer un convenio judicial y no perder su patrimonio.
“Nosotros estamos en la disposición de acercarnos con cada uno de los beneficiarios que se encuentren en una situación en la que se les pueda iniciar un proceso por el incumplimiento de las cláusulas de su contrato y ver si se puede hacer algún convenio, nuestra intención es ayudar a que las personas de Valle de san José no pierdan su patrimonio”, aseveró.

Despiden a funcionario por fraude

El representante legal del Departamento Jurídico del Instituto Municipal de Vivienda de Guanajuato (Imuvig), Pedro Jacobo Sandoval, fue despedido el viernes porque cobraba dinero y expedía recibos a los habitantes del fraccionamiento Valle de San José y a gente que acudía a realizar algún trámite al instituto sin tener la facultad para ello.
Juan Andrés Bello Izquierdo, director del IMUVIG, refirió que se está investigando el daño a través de la Contraloría Municipal, contra este ex funcionario que tenía tres meses en el cargo, tampoco se descarta que haya más involucrados.
El titular del IMUVI refirió que fueron entre seis o siete personas quienes se han acercado al instituto cuyas quejas fueron turnadas a la Contraloría. Pero desconoce cuánto dinero cobró Jacobo Sandoval.
“Al parecer se tiene la documental en que extendía recibos a los particulares, pero toda esta información o actas con cada uno de los particulares que fueron a inconformarse sobre el actuar de este ex servidor público fueron turnadas a las áreas competentes para que se hagan las investigaciones correspondientes. Esta persona ya está dada de baja, ya no trabaja en el Municipio”, expuso.
El funcionario indicó que el daño finalmente se está investigando a través de la Contraloría Municipal, a quien se informó en el momento que tuvieron noticias de las irregularidades que se estaban presentando como emitir recibos cuando los pagos por las casas del fraccionamiento Valle de San José, tenía que ser mediante depósito bancario.
“Atendiendo las instrucciones de nuestro señor presidente, Luis Fernando Gutiérrez Márquez, que tenemos desde un inicio, se dio parte a las áreas correspondientes para que realizaran lo que les compete a cada una de ellas.
“Y finalmente en estos hechos, se tiene que llegar hasta las últimas consecuencias, no se permite ningún acto de corrupción dentro de la Administración municipal”, apuntó.
Y que los particulares podrán ejercer su propio derecho, ya sea a través de una demanda o lo que ellos consideren necesario.
“La postura del Instituto es esperar a que la Contraloría nos determine y haga las investigaciones correspondientes para ver cuál será la sanción que se va a interponer a este ex servidor público”, expuso.
Al respecto el Secretario del Ayuntamiento indicó que se están integrando las actas y el expediente completo, para presentar la denuncia en el Ministerio Público.
“La instrucción es no permitir ni tolerar ningún acto de corrupción de ninguna especie”, destacó Ruiz Lanuza.

En esta nota:
  • vivienda