Noticias

Destruyen vestigios del Antillón

Ayer, a.m. publicó que 19 de las 28 bancas que se quitaron del parque permanecen amontonadas, desde marzo pasado, en el almacén de mantenimiento de Ob

Por: Redaccion AM

El hecho de que no se hayan reinstalado las bancas originales en el parque Florencio Antillón es una destrucción de los vestigios auténticos de ese lugar, afirmó Manuel Sánchez Martínez, maestro en conservación y restauración del patrimonio, quien consideró que debieron restaurarse las antiguas y volver a colocarse en el mismo lugar.
Ayer, a.m. publicó que 19 de las 28 bancas que se quitaron del parque Florencio Antillón cuando inició su remodelación se encuentran desde marzo pasado amontonadas y a la intemperie en el almacén de mantenimiento de la Dirección de Obra Pública municipal.
Otras cinco fueron reubicadas en la placita frente a la escuela primaria “Moisés Sáenz” y cuatro más en la placita de Mellado frente al templo del Señor del Agua. En lugar de las bancas antiguas verdes, se colocaron unas nuevas cafés.
Las bancas no deben estar en la bodega
Entrevistado al respecto habló Manuel Sánchez, también representante del Consejo Internacional de Sitios y Monumentos (Icomos), organismo consultor de la UNESCO.
“Con las bancas nuevas, se están destruyendo vestigios auténticos. Las bancas nuevas son muy bonitas, yo no tengo nada en contra de ellas. El problema de esta intervención errónea es que están destruyendo vestigios auténticos.
“Las bancas (originales) merecen una intervención, la piden a gritos, pero no mandarlas a una bodega”, demandó.
Refirió que el parque Florencio Antillón es de estilo romántico.
“Ellos están poniendo bancas en serie, de maquila, igual que están cortando la cantera original. Lo que ellos (la Presidencia Municipal) meten industrializado vino a destruir el romanticismo.
“No es justo que hagamos esta falta de respeto al parque Florencio Antillón. Yo lo digo como maestro de 25 años en restauración y una especialización en centros históricos en Florencia”, manifestó.
En entrevista, destacó que se debieron haber dejado las mismas bancas, pero restauradas, lo cual sí es posible porque son de fierro duro.

En esta nota:
  • CIUDAD

Y tú, ¿qué opinas?