Noticias

Detienen cuatro años obra del Archivo Histórico

En el año 2009 se realizó la primera etapa de esta obra con una inversión de $1.9 millones.

Por:

Lugar donde se construir

Lugar donde se construir

Prácticamente durante cuatro años la obra del Archivo Histórico Municipal estuvo suspendida porque no había dinero.
En el trienio de los priístas Nicéforo Guerrero Reynoso y Édgar Castro Cerrillo, no se destinó presupuesto y por tanto no se hizo nada.
Fue el 28 de mayo de 2009 cuando el Gobierno Municipal del entonces alcalde panista Eduardo Romero Hicks, inició la primera etapa de lo que sería el Archivo Histórico Municipal que se pensó llamar Tiburcio Álvarez.
En la obra se invirtieron 1.9 millones de pesos del Municipio y se contempló su construcción sobre la entrada del túnel Tiburcio Álvarez, frente al Jardín El Cantador.
En este edificio se pretende resguardar los archivos de todos los documentos generados por el Municipio y en los que quedaron plasmados los acontecimientos históricos.
Al respecto, Jorge Ignacio De la Peña Gutiérrez, director de Obras Públicas, indicó que los trabajos de la primera etapa concluyeron en el mismo 2009.
“La obra no está abandonada, se hizo una primera etapa y del 2009 a la fecha no se habían podido gestionar los recursos para poder concluir la obra.
“Nosotros tuvimos la oportunidad de gestionar los recursos y se lograron en el primer año de su gestión”, destacó.
El funcionario municipal indicó que la primera etapa consistió en cimentación y parte de la estructura metálica.
“Ahorita se consiguieron recursos para hacer una segunda etapa, para dejar una obra operable. Va a ser una inversión considerable, el monto exacto debe ser producto de una licitación, no lo tenemos aún claro, pero es considerable”, refirió.
El recurso viene de la Cámara de Diputados y se va a aterrizar del Ramo 23, de Proyectos de Desarrollo Regional.
El espacio cuenta con mil metros cuadrados en total de construcción en cinco niveles, inmueble que constará de biblioteca, archivo, área operativa, espacio de usos múltiples y un elevador para personas con capacidades diferentes.
Y para comenzar la obra, primero se tiene que aprobar el programa de obra en el Municipio, para después entrar a un concurso de licitación, una vez que llegue el dinero.
Resaltó que la obra no se había hecho, porque no es una obra que se pudiera realizar con recursos como Ramo 33, sino que se requería una partida especial.

En esta nota:
  • desarrollo