Leoneses regalan a perritos inválidos otra oportunidad de caminar

Día Mundial del Perro 2021: Tres leoneses se dedican a fabricar sillas de ruedas para perros inválidos a bajo costo; en siete años, los rescatistas han ayudado a cerca de 700 ‘peluditos’

Avatar del

Por: Dulce Muñoz Barajas

La perrita Vidula en su silla de ruedas, afuera del taller de Rodando Con Canitos, en la colonia San Isidro Azteca. Foto: Omar Ramírez

La perrita Vidula en su silla de ruedas, afuera del taller de Rodando Con Canitos, en la colonia San Isidro Azteca. Foto: Omar Ramírez

León, Guanajuato.- Trique, un perro chihuahua con fractura en la columna que fue rescatado de la calle, fue la inspiración para que hace siete años naciera Rodando Con Canitos, un grupo de tres leoneses que se dedican a elaborar sillitas de ruedas para perritos inválidos o con discapacidad. Hoy, Día Mundial del Perro, recordamos la labor de estos rescatistas.  

Sergio Cardona, coordinador y voluntario en Rodando Con Canitos, platicó que la intención de dicho proyecto es que cualquier persona tenga acceso a estas sillitas de ruedas, cuyo costo llega a ser muy elevado en internet.

“Todo empezó porque tenemos un refugio de perros que surgió hace 15 años, se llama Daisy y Puca al Rescate de un Amigo, y nunca nos habíamos topado con un caso de discapacidad hasta un día que encontramos a un perrito chihuahua.

Vidula fue rescatada hace unos meses en Punta del Este, donde la abandonaron por su condición. Foto: Omar Ramírez

“Eso fue hace siete años, tenía su columna fracturada y no había mucho que hacer por él, entonces le mandé a hacer una sillita de ruedas con el veterinario Javier Herrera de la Ciudad de México, él es el pionero de las sillas de ruedas para perros en el país”, contó.

Sin embargo, Sergio recordó que al principio, la silla no le sirvió a Trique debido a que estaba muy grande, por lo que se dieron a la tarea de modificarla, “este perrito fue, digamos  nuestro primer pacientito”.

Al poco tiempo, el equipo contactó a Adriano, un argentino que les apoyó con las nociones básicas de cómo hacer estas sillitas. Sergio reconoció que poner en marcha este proyecto no fue sencillo, pues mucha gente dudaba de ellos por no ser médicos veterinarios.

Sergio Cardona toma las medidas de un perrito para su silla de ruedas. Foto: Omar Ramírez

“Soy arquitecto, y Adriano me explicó que esto se trataba de hacer las medidas adecuadas. Comenzamos haciendo las sillas con basura, íbamos a las chatarreras y agarramos las carriolas que ya se iban a desechar, las desarmábamos, cortábamos y las soldábamos.

“Hacíamos eso porque cuando yo estaba buscando la silla para Trique me di cuenta de que estas sillas tenían y tienen precios exagerados, para él, un perro de raza pequeña, una silla decente me costaba entre 5 y 6 mil pesos. Estaba fuera de mi alcance”, recordó.

Después de utilizar material reciclado y emplear el uso de herrería, actualmente se usa el aluminio para fabricar sillas ensambladas, lo que da como resultado un producto más resistente y económico.

Además de distribuir estas sillas a distintos municipios de Guanajuato, Rodando Con Canitos también hace envíos a otros estados como Jalisco, Hidalgo, Nuevo León, Quintana Roo y Chihuahua.

Sólo cobramos el material que estamos utilizando y el costo del envío, cuando nos busca una persona la invitamos a que consulte los precios en internet y es cuando termina de convencerse.

A lo largo de siete años, cerca de 700 perros se han beneficiado con esta labor que inició gracias a Trique, quien murió por problemas en los riñones a los tres años de iniciado este proyecto.

También hace unos meses Rodando con Canitos rescató a la perrita Vidula, que fue abandonada en el fraccionamiento Punte del Este por su discapacidad. 

LALC
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?