Katja Dittmar cuenta cómo se abrió paso en la industria automotriz en Guanajuato

Es ex directora de Kromberg & Schubert en México y ahora líder de su propia consultora, MEXAL Consulting SC. 

Avatar del

Por: Francisco Horta

Es ex directora de Kromberg & Schubert en México y ahora líder de su propia consultora, MEXAL Consulting SC. Foto: Especial

Es ex directora de Kromberg & Schubert en México y ahora líder de su propia consultora, MEXAL Consulting SC. Foto: Especial

Guanajuato.- Día Internacional de la Mujer (8M). Tenacidad, perseverancia, pasión y confianza son cuatro características que podrían definir de forma rápida a Katja Dittmar.

La ex directora de Kromberg & Schubert en México y ahora líder de su propia consultora, MEXAL Consulting SC, se abrió espacio en una industria que anteriormente era representada en su mayoría por hombres, y llegar a un cargo directivo no era un asunto sencillo.

No se trata de tener una opción B o C, tienes que ir por la A, a la que no vas a llegar mañana, y en ocasiones tampoco es de forma directa, hay que hacer escalas, e ir trazando caminos que permitan cada vez estar más cerca, hasta lograrlo”.

Al frente de la firma alemana que cuenta con presencia en el estado de Guanajuato estuvo a partir de agosto del 2008 como Directora General en México.

En aquél momento solamente existía la planta de Irapuato, y me salí a finales de diciembre 2019, porque las metas que me había trazado ya las había cumplido en 11 años, y no me veía haciendo lo mismo toda mi vida. 

Sabía que era momento de comenzar una nueva historia en mi vida”, mencionó para quien su mejor ciudad para vivir en Guanajuato es San Miguel de Allende.

Katja Dittmar, es ex directora de Kromberg & Schubert en México y ahora líder de su propia consultora, MEXAL Consulting SC. Foto: Especial

Al mando en Guanajuato y superando la crisis económica 

Recordó que a su llegada la factoría de Irapuato tenía tres años operando, con apenas 200 empleados. 

“La planta tenía pérdidas y una fama no favorable, ni en el grupo y ni con sus clientes, y en dos años logré tener un resultado positivo y que en el benchmark interno del grupo la planta se moviera del último al primer lugar. Y todo esto a pesar de la crisis económica que nos tocó en estos años”.

Además en 2012 hicieron la primera ampliación de la planta.

“Doblamos el espacio y dos años después fue la segunda ampliación; doblamos otra vez el espacio. El mismo año también logramos ganar el primer proyecto con una ensambladora de coches del sector premium. Antes hacíamos solamente proyectos para First and Second TierSuppliers, es decir los proveedores de las ensambladoras, ganar este proyecto era un gran logro, y esto mostró que la planta ya pasó a otro nivel”.

Pero, ¿qué tan complicado le fue ganarse un lugar en un sector que anteriormente se consideraba exclusivo de hombres?:

Nunca tenía dudas en mi capacidad de poder ser directora de una planta productiva del sector automotriz. En mi opinión es muy importante que tú sabes quién eres, de que eres capaz y logras transmitir esta confianza. Y cuando la gente ve los primeros logros el éxito te sigue”.

El sueño

Pero, antes de llegar a uno de sus principales logros, compartió que su experiencia fue acumulándola al tener la universidad.

“Empecé a trabajar en Arthur Andersen (hoy Deloitte). Mis clientes importantes eran de la industria automotriz, cuando me salí de Arthur Andersen, ya tenía la posición de gerente, me fui con Kromberg & Schubert como gerente de Auditoría Interna para implementar esta función muy importante en el grupo”.

Contó que al ser directora, también cumplió un sueño que era radicar un tiempo en México.

Desde mi primer viaje de negocios a México he tenido el sueño de en un momento de mi vida poder vivir y trabajar en México. ¡Y esa era mi oportunidad!”.

El mensaje que Dittmar da a las mujeres es “animarse a exigir, negociar con confianza su posición y salario: Tomar su asiento en la mesa, mostrar presencia, no rendirse, no ser tímida, y tenemos que apoyarnos la una a la otra”.

Añadió que lamentablemente en nuestra sociedad el éxito y ser simpático/agradable tiene una correlación positiva con respecto a los hombres pero negativa a las mujeres.

“Debemos de dejar de juzgar a las demás mujeres, una mujer que exige algo o que reclama algo no es una histérica, no es una bruja, es una mujer fuerte que exige sus derechos”, contó quien su plato favorito es Schweinebraten mit Knoedel, pero disfruta la gastronomía mexicana, siendo sus favoritos los tacos de cochinita pibil y las carnitas, especialmente las de Santa Ana Pacueco.

AGM.
 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?