Noticias

Diabetes: enfermedad que no discrimina

A Damaris, de 5 años, le fue detectada la enfermedad y ahora ha aprendido a vivir con ella.

Por: Guanajuato Redacción

Damaris ha aprendido qu

Damaris ha aprendido qu

Cuando a Damaris se le detectó la diabetes infantil tenía 5 años, sus papás se dieron cuenta cuando la niña tomaba agua y no retenía los líquidos, tomaba cualquier líquido y de inmediato iba al baño, ya no dormía porque se la pasaba en el baño, lo primero que pensaron sus papás fue que tenía una infección en las vías urinarias, jamás sospecharon que fuera Diabetes Infantil.
Soledad Morales, mamá de la menor, la llevó de inmediato al médico, quien les pidió muestras de sangre y de orina, el mismo día por la tarde, el médico diagnosticó lo temible.
“Ese día nos asustamos mucho porque nosotros no teníamos información de lo que era la diabetes, sabíamos lo que te cuentan, que se quedan sin su vista, que se les cortan que las piernas que las manos, se les dañan los órganos, todo lo feo, hay gente que en vez de ayudarte te asustan más porque tampoco saben”, platicó la mamá de Damaris.
Los papás de Damaris no se quedaron con el primer diagnóstico, fueron con más médicos para que alguno le dijera que su hija no estaba enferma, pero eso no pasó. “Fuimos con un médico que según inyectaba células madre y nos dijo que con eso se le iba a quitar la diabetes, pero no, hasta que una doctora nos regañó, nos dijo: “Ya agarren el toro por los cuernos y atiendan a la niña”, contó Soledad.
CAMBIO DE VIDA
Los primeros días fueron tan malos para la niña como para sus papás, su vida dio un giro de 360 grados, ahora debían estar con médicos todo el tiempo, inyectarle la insulina y cuidar de una manera exagerada su alimentación, así lo han hecho desde entonces.
“Ha sido muy difícil porque a la niña hay que tenerle todo lo que puede comer y presentárselo de una forma rica, a veces me dice que se le antojan unas papas, pero yo mejor le digo que le pico unos pepinos con jícama y chile, algo que se le haga rico para que siga con su dieta”, platicó la mamá de la menor.
Damaris ahora tiene 8 años y desde entonces es una paciente de los 11 niños que acuden a la Asociación Mexicana de Diabetes Santa Fe de Guanajuato A.C, que está en la Capital. La Asociación ayuda a niños y a adultos, primero a entender la enfermedad, a quitarle todas las dudas, a educarlos para que sepan qué pueden y qué no pueden comer y cómo deben de cuidarse para tener una buena calidad de vida.
Marta Arroyo, Presidenta de la Asociación, platicó que ayudan a que los pacientes se sientan mejor y se cuiden como debe de ser.
LOS SÍNTOMAS
De acuerdo con Silvia Alicia Ortiz Chacón, coordinadora estatal de programas de Diabetes Mellitus de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) los síntomas para saber que alguien tiene diabetes son que empieza a orinar mucho, o comer mucho y tomar mucha agua sin razón aparente, Ortiz Chacón explicó que cuando una persona de cualquier edad empieza a presentar estos síntomas, de inmediato deben acudir de inmediato al médico.
En la Asociación Mexicana de Diabetes se atiende a 11 niños que van desde los 5 a los 17 años, todos son de Guanajuato y con la ayuda de sus papás, sus médicos, de las psicólogas y nutriólogas han aprendido a llevar una vida normal.
Daniela Alvarado Valdés, nutrióloga y educadora en Diabetes de la Asociación Mexicana de Diabetes, es quien ayuda a los pacientes que acuden cada vez con más frecuencia a la Asociación.
De acuerdo con la nutrióloga, también el estrés aumenta los niveles de glucosa por lo que también se recomienda evitar estos episodios.

Y la opción natural

Las tiendas naturistas son una oferta que las personas diabéticas aprovechan para balancear su alimentación, pues en estas se encuentran productos no químicos que ayudan a mantener estables sus niveles de glucosa en la sangre.
La dependiente de la tienda Naturista Salud y Vida en la calle Sangre de Cristo, de esta ciudad, relató que durante los 7 años que tiene la tienda abierta, se han expendido diversos suplementos y complementos alimenticios para diabéticos.
Entre los más recurridos las marcas Dubsulín, Diabetsea y Biocharantia, así como el wereque, que es uno de los ingredientes activos más frecuentes en estos complementos alimenticios, todos ellos con la finalidad de regular la glucosa.
NUEVO MENÚ
Para las personas diagnosticadas con diabetes las posibilidades de alimentación se ven disminuidas ya que muchos alimentos comunes salen de su menú posible por cuestiones de prevención, y en su lugar se deben de ingerir otros alimentos, sobre todo bajos en azúcares y harinas que pueden disparar los niveles de glucosa, comentó la dependiente.
Agregó que estos productos no son medicamentos y por lo tanto no son compuestos químicos como los administrados por médicos convencionales, pero igualmente abonan al bienestar del diabético, aunados a una sana alimentación y actividad física.

Aprende a sobrellevar la enfermedad

María Isabel Navarro Rodríguez tiene 52 años, hace 8 meses le diagnosticaron diabetes, le deprimió la noticia, pero no la sorprendió, pues su mamá, dos hermanas y dos de sus hijas, una de 17 y otra de 35, ya padecían la enfermedad.
“Me dicen que es hereditario, pero no sé si me haya dado por eso”, comenta la mujer quien espera turno para pasar al consultorio del Centro de Salud de Pardo, aquí en la capital.
Todo comenzó con un dolor de cabeza, que le provocó mareos además de que se sentía muy cansada, esto en enero del presente año, el día 30 más específicamente, “ese día me fui a urgencias y ahí lo que me dijeron fue que tenía la presión muy alta”, recordó.
Sin embargo, al día siguiente fue a consulta y le ordenaron practicarse una serie de estudios que finalmente se concretaron en el diagnóstico, diabetes. “Me sentí muy deprimida al principio, porque es algo que voy a tener toda la vida, pero luego ya me fui sintiendo mejor”, relató.
Estar familiarizada con la enfermedad dado que sus hijas, mamá y hermanas la padecen, le hizo que el impacto fuera menor “ya sabía como funciona”, comentó, sin embargo también buscó orientación profesional.
Se acercó a la Asociación Mexicana de Diabetes Santa Fe de Guanajuato, donde la terapia psicológica y la asesoría nutricional le ayudaron a reanimarse y adaptarse rápidamente a la vida de un diabético.

AL DETALLE

Lo que sí puede comer un diabético:
Frutas (midiéndose con la sandía, el plátano y el mango)

Verduras porque contienen fibra.

Todas las carnes, de preferencia asadas, pero con medida y variedad

Leche descremada

Lo que  no puede comer una persona con diabetes:
Cereales en mucha cantidad

Pan de azúcar

Pastel

Tortillas

Miel

Piloncillo

O cualquier tipo de azúcar

RECOMENDACIONES SEGÚN LA SSG

Realizar actividades físicas por lo menos media hora al día.

Medirse a la hora de comer y evitar azúcares y grasas.

Comer frutas y verduras.

Revisarse con su médico y tomar los medicamentos que le corresponden.

En esta nota:
  • salud