Noticias

‘Dialogan’ con sus seres queridos

Después del Día de Muertos algunas personas siguen visitando los panteones.

Por:

Antonio L

Antonio L

“Jefa: ¡nos vemos en el cielo!” dice una leyenda incrustada sobre una gaveta del Panteón de Santa Paula.
Ahí juntito hay un pequeño bote de lámina cubierto de flores frescas, de un rojo intenso. El sencillo homenaje de Rafa y su familia fue colocado en el 2011. Ahí, una gran cantidad de tumbas y gavetas lucen flores, como la que pertenece a la “jefa” de Rafa, pero muchas se encuentran desoladas.
“Yo creo que los familiares no han tenido tiempo de visitar a sus difuntos, pero nosotros sí”, dice Juan Antonio López, quien ayer, junto con su esposa Lourdes Sandoval, visitó a sus padres y a sus suegros. Ellos son algunos de los pocos visitantes que dos días después del Día de Muertos, aún están –como ellos dicen – “en diálogo con los seres queridos”.
Rinde tributo a sus abuelos
En la soledad del camposanto, frente a una tumba, Maricruz Ríos arregla el sitio donde se encuentran los restos de sus abuelos y sus papás; ella sola coloca flores de cempasúchil, por segundos se detiene y parece entablar plática con sus difuntos. Su diálogo llega como un susurro, a unos cuantos metros, parece ser una oración. Después continúa su trabajo. De un envoltorio de papel periódico extrae las flores intensamente amarillas, las coloca alrededor del sepulcro y vierte sobre ellas gotas de agua, y vuelve a la oración. Así permanece unos 25 minutos.
“Venir aquí se convierte en una revoltura de sentimientos, de situaciones que me hacen sentir bien”.
Ella vive en el barrio de La Guitarra, muy conocido por la condición social de sus habitantes; vino sola porque afirma que envuelta por el silencio está feliz, en paz.

En esta nota:
  • ciudad