Noticias

Difuso, futuro de “Paralibros”

El Instituto de Cultura del Estado se deslindó de responsabilidades del programa “Paralibros” en lo que corresponde al Municipio, ya que el Estado no

Por:

El IEC asegura que los paralibros son responsabilidad del Municipio. Foto: Archivo

El IEC asegura que los paralibros son responsabilidad del Municipio. Foto: Archivo

El Instituto de Cultura del Estado (IEC) se deslindó de responsabilidades del programa “Paralibros” en lo que corresponde al Municipio, ya que el Estado no intervino en el acuerdo del mismo entre el Gobierno Municipal y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), explicó Juan Alcocer Flores, titular del IEC.
“Con lo que respecta al Municipio de Guanajuato, ellos solicitaron los “Paralibros” a la Federación sin pasar por el Estado, en todo caso con lo que haya sucedido con los paralibros en el municipio de Guanajuato son responsabilidad del Gobierno Municipal y no tiene nada que ver con el Gobierno estatal.
“El programa de “Paralibros” lo lleva el estado en el resto de los municipios y no está parado; al contrario, trabajamos las bibliotecas los fines de semana con paralibros y con narradores orales, es un programa muy activo”, comentó Alcocer Flores.
Recientemente el director de Cultura del Municipio Antonio Galindo le externó la intención de devolver los paralibros al IEC, pues era difícil manejarlos por la dirección de Cultura.
“Estamos en la mejor disposición de colaborar y ayudar, y hubiéramos estado si no fuera porque no nos tomaron en cuenta”, aseveró el director.
Próxima semana estarán funcionando
En el mismo tema, el director de Bibliotecas del Estado, Alejandro Contreras, comentó que han dialogado con el Director municipal de Cultura para proponerle que se incluya el programa de “Paralibros” en el programa de fomento a la lectura de la Dirección de Bibliotecas y la intención es que los módulos de paralibros de la capital sean reactivados la próxima semana.
“Hemos platicado con Antonio Galindo y precisamente los días anteriores de vacaciones en nuestro proyecto de fomento a la lectura le hicimos la propuesta de iniciar con los trabajos de paralibros”, comentó.
Apuntó que el programa de Salas de Lectura es federal y arranca sus recursos hasta junio o julio, es entonces cuando los municipios financian o buscan a las personas que atiendan los módulos, aunque posiblemente por el cambio de Administración no se había decidido la operatividad del programa.

En esta nota:
  • cultura