Noticias

En Guanajuato baja crecimiento y recrudece la violencia

Por primera vez en 10 años, el crecimiento del PIB estatal decreció en 2019 y al mismo tiempo enfrenta la peor crisis de seguridad de su historia reciente.

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Guanajuato es el estado con más homicidios en el país. La violencia en la entidad no ha podido ser controlada ni por gobiernos estatales ni federales. Foto: Archivo.

Guanajuato es el estado con más homicidios en el país. La violencia en la entidad no ha podido ser controlada ni por gobiernos estatales ni federales. Foto: Archivo.

  • 7.37% creció el PIB de Guanajuato desde 2010.

  • -0.22% decreció el PIB estatal en 2019, según datos del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del Inegi.

  • 98% es el porcentaje de impunidad en Guanajuato.

  • 2.08% de los delitos en Guanajuato terminan con una sentencia condenatoria, según el Índice de Impunidad Global.

          

Guanajuato.- Por años, Guanajuato prosperó sobre dos pilares, la paz social y el desarrollo económico, pero conforme la violencia ensangrentó sus calles, el crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) también se tiñó de rojo.

Por primera vez en 10 años, el crecimiento del PIB estatal decreció en 2019, -0.22%, según estimaciones realizadas por el departamento de análisis de Grupo Reforma, con base en los datos más recientes del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal que publica el Inegi.

        

Desde 2010, el PIB de Guanajuato creció 7.37%, este indicador ha venido a la baja, acentuándose la desaceleración desde 2018.

A la par, los homicidios dolosos en el estado pasaron de 842 en todo 2015, a mil 423 en 2017 y 3 mil 540 en 2019, de acuerdo con las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Cuna de festivales tan famosos como el Cervantino, que cada octubre concentra lo mejor de las artes escénicas de México y el continente, Guanajuato se ha convertido en el estado más violento del País.

Mientras que su corredor industrial --que pasa por Irapuato, Salamanca, Villagrán, Cortazar, Juventino Rosas, Apaseo el Alto y Apaseo el Grande-- es el escenario de la lucha entre el Cártel de Santa Rosa de Lima y el Cártel Jalisco Nueva Generación por el control del robo de hidrocarburos y la venta de drogas.

A diferencia de otros sitios en el País, donde uno puede decir que tienen una economía estancada o con pocas alternativas, Guanajuato tiene varios rasgos que llaman la atención, tiene zonas industriales muy importantes, una actividad económica activa, incluso muchísimas universidades”, reflexiona la antropóloga Elena Azaola, quien ha dedicado gran parte de sus investigaciones al estudio de los efectos de la violencia en la juventud.

“A lo mejor se confió demasiado en todas esas características, y no se atendieron a tiempo los signos de alarma importantes, no vieron lo que estaba sucediendo en la base de la sociedad”.

Cifras alarmantes en Guanajuato

Desde 2014 algunos de esos datos de alarma ya eran evidenciados en la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (Ecopred), que publicó ese año el Inegi.

Por ejemplo, en la ciudad de León, 1 de cada 5 jóvenes de entre 12 y 29 años ya había portado un arma, cometido actos vandálicos o pertenecido a una pandilla, la proporción más alta del País.

            

Además, el 15% de esa población ya había consumido drogas, mientras que el promedio nacional fue del 9.7%.

Azaola destacó el entorno familiar como un factor detonante de la violencia en los adolescentes.

Cuando un niño pequeño ve que sistemáticamente golpean, maltratan, humillan a su madre, es uno de los principales factores que lo preparan para ser sicario, porque se deshumaniza, no hay otra cosa en el mundo que pueda ser más dolosa para un niño que eso, no la hay”, dice.

En 2014, León tenía una tasa de 54.1 adolescentes víctimas de delitos y maltrato por cada 100 mil habitantes, una de las más altas del País, sólo por debajo de Nezahualcóyotl y Ecatepec, en el Estado de México.

Hoy, esos jóvenes tienen entre 18 y 35 años, justo el rango de edades de la mayoría de los 27 varones acribillados por un comando armado el 1 de julio, dentro de un centro de rehabilitación en Irapuato.

Fortaleza cultural

La violencia no abarca todo el Estado, acota Lucila Sarabia, gestora intercultural enfocada en prevención de la violencia, y actual coordinadora estatal de Casas de la Cultura.

La cuestión de la violencia es muy reciente, Guanajuato era considerado el Estado más seguro hace dos años”, recuerda, y resalta las riquezas de las comunidades hñähñú y chichimeca, al noreste del Estado.

En esa parte de la entidad se realizan en diciembre y enero las típicas “topadas”, en las que en últimas fechas los intérpretes de huapango compiten con raperos.

“Allá las batallas no son por el huachicol, sino por música”, dice.

“La violencia está demarcada en una cierta área, que le llaman el triángulo del huachicol, no está en todo el Estado”.

Cada mes, agrega, se realiza un festival de gran escala en un municipio diferente, aunque destaca San Miguel de Allende por su variedad de festividades.

Que haya un pleito de ciertos grupos delictivos en Celaya, por ejemplo, no quiere decir que la totalidad esté en esa misma circunstancia”, señala.

Una de las industrias de mayor tradición en el Estado es la del calzado, que el año pasado generó 171 mil empleos directos e indirectos.

Sin embargo, según datos de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), los más de 500 millones de dólares que generaron en exportaciones en 2019 representan una caída superior al 15% respecto a 2018, el desplome más fuerte desde 2013.

Todavía en 2017 las exportaciones crecieron casi 4%, en 2018 la caída fue mínima, apenas del 0.7%, pero en 2019 se llegó a los nivele más bajos de los últimos 7 años al menos.

Luis Gerardo González García, presidente de la CICEG, advierte que ahora, con el Covid-19 sumado a la crisis de violencia, este año será más cruento.

Incomprensiblemente, de ser un Estado donde presumíamos la paz social hace nueve años, vino una descomposición muy importante, yo creo que hubo un abandono por parte de las autoridades federales a los crímenes de alto impacto”, reprocha.

“La verdad es que el Estado es un Estado de oportunidades, donde la gente que quiere trabajar lo puede hacer, tenemos una cercanía muy importante con nuestras autoridades, tanto municipales como estatales, y se han mostrado muy abiertas a apoyar a los sectores, esto ha caracterizado al Estado de Guanajuato, el emprendurismo”.

Según el Índice de Impunidad Global, sólo 2.08% de los delitos cometidos en Guanajuato terminan con una sentencia condenatoria, lo que significa una impunidad del 98%.

Escalada violenta

La senadora de Morena, Malú Micher, apunta a los funcionarios encargados de la procuración de justicia y la seguridad pública estatales como los responsables de la escalada de violencia.

“La violencia homicida que ha segado muchas vidas en la entidad ocurre bajo un pesado tutelaje y poder paralelo que ejercen el fiscal Carlos Zamarripa y Álvar Cabeza de Vaca, Secretario de Seguridad Pública, sobre el poder ejecutivo estatal”, lanzó el pasado miércoles durante una sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

En los hechos, ambos conforman una guardia pretoriana de la que el Gobernador Diego Sinhue es rehén y cómplice”.

Zamarripa lleva 11 años en el cargo y continuará hasta 2028, mientras que Cabeza de Vaca tiene la encomienda de la seguridad pública desde 2012.

“No renunciaré”, dijo el Fiscal durante una comparecencia ante diputados locales el 3 de julio.

               

El funcionario fue duramente criticado luego que el Ministerio Público a su cargo no fuera capaz de sostener una acusación de narcomenudeo en contra de María Eva Ortiz, madre de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Ortiz, junto con otros familiares de “El Marro” e integrantes de su grupo criminal salieron libres tras un operativo conjunto entre autoridades del Estado y federales.

La Fiscalía General de la República (FGR) anunció que iniciaría una investigación sobre el actuar del fiscal Zamarripa, lo que fue respaldado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien consideró que la liberación de la madre del capo está relacionada con transas y corrupción, e incluso cuestionó al Fiscal estatal.

No es un asunto personal, es que están mal las cosas en Guanajuato, en cuanto a impartición de justicia y, sobre todo, impera la violencia en el Estado, yo les he comentado que de todos los homicidio s que se cometen en el País, del 15 al 18%, se llevan a cabo en Guanajuato”, dijo López Obrador.

El Gobernador Diego Sinhue Rodríguez reviró que, de acuerdo con los delitos que provocaron el operativo --la incautación de 1 kilo de metanfetaminas y 2 millones de pesos en efectivo--, la FGR debió atraer el caso.

“Desde la mañanera se politiza la seguridad”, reprochó.

En los cinco primeros meses del año, es decir, entre enero y mayo, ya se registraron mil 903 homicidios, es decir que al menos 12 personas son asesinadas cada día en el Estado.

Además, en lo que va del año, más de 50 policías --municipales, estatales y federales-- han sido asesinados, convirtiendo a Guanajuato también en el estado más peligro para los agentes del orden.

AM

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?