Noticias

En Guanajuato hay 102 mil 633 desempleados

Respecto al año anterior, el primer trimestre de 2019 presenta un alza de 14% de personas desocupadas; la entidad tiene el tercer lugar a nivel nacional.

Avatar del

Por: Silvia Millán

En Guanajuato, durante el primer trimestre de 2019 se registraron más de 100 mil desempleados.

En Guanajuato, durante el primer trimestre de 2019 se registraron más de 100 mil desempleados.

León.- En el estado de Guanajuato, durante el primer trimestre de 2019 el desempleo aumentó 14.61% en comparación con el mismo periodo de 2018, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Inegi.

El número de desempleados en la entidad pasó de 89 mil 548 durante el primer trimestre de 2018 a 102 mil 633 durante el primer trimestre de 2019.

Los resultados de este año rebasan las cifras de desempleo de los últimos tres años, pues en 2017 había 87 mil 400 personas desocupadas.

¿Qué impide encontrar un trabajo?

Guanajuato se ubica en el tercer lugar nacional en cuanto a población desocupada, sólo por debajo de Ciudad de México y el Estado de México. 

Las personas de mayor vitalidad laboral tienen entre 20 y 29 años, no obstante en nuestra entidad representan el 39% de los desempleados, esto es igual a 40 mil 493 personas sin trabajo, al corte de marzo de 2019. 

En el caso de los jóvenes, las causas principales que les impide encontrar un trabajo predominan los horarios y la falta de oportunidades.

Trabaja para recuperar sus estudios

De los más de 40 mil “chavos” que se encuentran sin trabajo, 42 de cada 100 tienen formación media y superior, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

La necesidad económica llevó a Julio Armando Ortega Godínez a dejar sus estudios de preparatoria y salir a buscar empleo. 

Julio Armando cursó hasta el quinto semestre de preparatoria, esta deserción le complicó ser aceptado en un trabajo, ya que el requisito mínimo es la formación media superior. 

Hijo único

Los padres de este joven de 20 años son divorciados, su mamá se hacía cargo de sus estudios. 

Julio Armando Ortega trabaja en una tienda de autoservicio./ Fotos: Silvia Millán

Julio Armando Ortega trabaja en una tienda de autoservicio. Foto: Silvia Millán.

No obstante, al ser hijo único prefirió comenzar a trabajar para ayudar con los gastos de su casa. 

Su mamá es obrera del sector automotriz, combina sus ingresos con otros trabajos extras, en un puesto de ropa y una estética. 

Buscaba sueldo aceptable

Julio Armando tardó un mes en conseguir un trabajo ya que no quería cualquiera, al menos buscaba obtener un sueldo aceptable. Mensualmente gana 7 mil 500, más un bono por ventas, como vendedor en una tienda de autoservicio. 

No quería un trabajo por menos de un ingreso aceptable, hay muchas empresas que son desgastantes y el sueldo es bajo”, reconoció. 

Para Julio Armando es el primer trabajo que tiene en una empresa, ya que había estado en sitios informales. Ahora su plan es retomar la escuela ya que para él fue complicado conseguir un trabajo con solo secundaria.

Prefiere la universidad

La decisión de ingresar a la universidad dejó sin empleo a Alan de Jesús Aguirre Castillo. Hace una semana tuvo que renunciar a su empleo en una óptica, ya que el horario no le permitía continuar. 

Para el joven de 20 años, éste es su tercer empleo. Comenzó a trabajar a los 16 años porque no quería pedirle dinero a sus papás para salir los fines de semana. 

Alan de Jesús Aguirre Castillo estudia Ingeniería en Sistemas. Foto: Silvia Millán.

El estudiante de Ingeniería en Sistemas señaló que es complicado conseguir un trabajo de medio tiempo. 

Quieren experiencia

Es mucho más difícil porque no en todos los trabajos te aceptan de medio tiempo, entre las restricciones que le ponen son porque -tal vez-, no tienes la eficiencia de quien esté de planta, por las pocas horas que trabajas”. 

A esto se suma que en las empresas piden experiencia, misma que es difícil obtener si no te contratan antes de terminar tus estudios, es contradictorio, advirtió. 

Los trabajos que ha tenido han sido como empleado de mostrador en una dulcería y como encargado de una farmacia, a pesar de tener preparatoria. Sus ingresos no rebasan los 550 pesos semanales.

 “Con este dinero no se hace nada, una salida y se acabó. Trabajas seis días para una salida”, señaló.

       

Da clic en la estrella 'seguir' y te mantendremos informados de todos tus temas preferidos

En esta nota:

Comentarios