Noticias

“Es inmerecido”: Carlos García

José Cervantes, Ana María Padilla, Wayne A. LePori y Samuel E. Hayes Jr., fueron reconocidos por la UG por sus contribuciones y desempeño en la instit

Por:

Carlos Garc

Carlos Garc

“Inmerecido, porque este es un trabajo de todo un equipo”, así calificó Carlos García López, al reconocimiento que recibió por parte del Consejo General Universitario.
“Mi trabajo como promotor del intercambio entre la Universidad Politécnica de Valencia y la UG es un esfuerzo de muchos, así que mi desempeño es apenas un granito de arena”, comentó.
“No quiero pecar de falsa humildad, pero es cierto, trabajamos más de 20 personas, yo represento a ese grupo que es el que realmente merece la distinción”.
Carlos García López recibió la medalla “Josefa Teresa de Busto y Moya”, por su trayectoria en beneficio de la UG, pero él insistió en que los premios los merece la Politécnica de Valencia, “yo apenas soy una partecita”, dijo conmovido.
Currículum
A lo largo de su carrera profesional, sobresale su desempeño como director del Departamento de Mecanización Agraria de la Universidad Politécnica de Valencia, España (UPV) durante 25 años.
Carlos García López cuenta con más de 60 publicaciones en revistas indexadas. Tiene
14 tesis doctorales dirigidas entre ellas 5 de profesores de la Universidad de Guanajuato.
Ha sido coordinador de la Red Agrolatino de Ingeniería Agrícola (creada en 1995) formada por varias Universidades de todo el mundo.

Ana María, ejemplar trabajo en enfermería

“Conmovida”, fue la palabra que Ana María Padilla, empleó para mencionar cómo se sentía momentos antes de recibir la medalla “Pedro Bautista Lascurain de Retana”, por su desempeño en la Universidad de Guanajuato.
Ella tiene 42 años de trabajo en la UG, destaca en especial por haber logrado que en todas las instalaciones universitarias exista la unidad de salud que sigue muy de cerca el estado físico de los estudiantes.
“Esto es lo que más me ha brindado satisfacciones, el poder ayudar a los muchachos, para que sientan que su universidad está al pendiente de su salud, de cómo se desarrollan física y mentalmente, ese es el trabajo de nosotras las enfermeras”.
“Yo sé que es mi obligación cuidar la salud de los estudiantes, son alrededor de 32 mil, y de todos ellos tenemos un expediente clínico donde se anotan detalles como el peso, la estatura, el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial; además, se les orienta sobre nutrición”.
Esta revisión se realiza cada semestre y en ella participan estudiantes de Enfermería con su trabajo social profesional. Esta actividad se inició en 1995 y se ha consolidado hasta lograr que “todos los estudiantes reciban el beneficio”.
Otra satisfacción de la maestra Ana María es lograr que la carrera de Enfermería se haya integrado al sistema de educación abierta. “Es el único programa a distancia que tiene la UG y me parece que está fortalecido”.
Curriculum
Su carrera se inició el 1 de octubre de 1971, en el actual Departamento de Enfermería del Campus Celaya-Salvatierra de la Universidad de Guanajuato.
La maestra Ana María Padilla Aguirre trabajó como asesora de diseño curricular a los profesores de la Universidad de Guanajuato y profesores de las siguientes instituciones: Universidad Autónoma de Nayarit, Universidad Autónoma de Baja California, Universidad Veracruzana y la Universidad Autónoma de Yucatán.
Ha sido fundadora de programas educativos como la Licenciatura en Enfermería, la Maestría en Ciencias de Enfermería, el Doctorado en Enfermería y la especialidad de Biotecnología.
En 1994 fue pionera del proyecto de “Unidades de Salud”, que se implementó en todos los campus de la Universidad de Guanajuato para mejorar la calidad de salud de los universitarios, estos módulos son atendidos desde entonces por enfermeras de la facultad.
Actualmente este programa se reestructuró con el apoyo de la maestra Ana María, con base en las políticas de salud para fortalecer el autocuidado en los jóvenes, de ahí el nuevo nombre del programa “Unidades de Autocuidado”.

“Es un estímulo”: Wayne A. LePori

“Estoy agradecido con quienes propusieron mi nominación a este premio, que servirá como un estímulo para seguir promoviendo el intercambio de maestros y alumnos entre nuestras universidades”, dijo Wayne A. LePori, profesor de la Universidad de Texas, quien recibió la medalla “Josefa Teresa de Busto y Moya”.
“De verdad me da gusto estar aquí con amigos de muchos años, de compartir con ellos alegrías, recuerdos, y sobre todo, ambiciones, deseos de incrementar el trabajo universitario, de crear redes más fuertes, estoy feliz”.
El doctor Wayne, desde hace 20 años tiene relación con Guanajuato y su universidad, desde entonces ha contribuido ha fomentar el intercambio estudiantil y el desarrollo de profesores; incluso, en su casa ha ofrecido hospedaje a estudiantes de la UG.
El mismo rector José Manuel Cabrera Sixto fue su alumno de doctorado, de él dijo: “tanta es nuestra relación que sus hijos son como si fueran mis nietos”.
“Recuerdo que mi esposa se ha esmerado por recibir en la casa a muchos estudiantes y profesores de esta universidad, y la experiencia ha sido grata porque nosotros hemos recibido muchas muestras de agradecimiento, pero creo que este premio es el mayor estímulo”.
El doctor Wayne exhortó a los jóvenes guanajuatenses que aprovechen las oportunidades de integrarse a los intercambios con la Universidad de Texas.

“Agradecido con la ciudad”

“De verdad estoy emocionado no tan solo por recibir el premio sino por regresar a esta ciudad en la que siempre me han recibido con aprecio”, manifestó Samuel E. Hayes Jr., investigador de la Universidad Estatal de Pennsylvania, al recibir la medalla Josefa Teresa de Busto y Moya.
Él, desde hace 15 años ha establecido una relación muy estrecha para los intercambios estudiantiles y de profesores, por lo cual dice estar “muy satisfecho”.
“Mi mayor inquietud ha sido el ser maestro, aunque he incursionado en la política y en la administración pública, mi verdadera pasión es educar, porque de esta forma puedo estar en contacto con los jóvenes, aprender de ellos y compartir mis experiencias”.
Acerca del premio recibido, expuso que es un aliciente “para seguir en la lucha porque nuestros estudiantes triunfen en la vida, realicen sus proyectos; a mí, en especial me ha gustado que jóvenes de Guanajuato asistan a nuestras clases, junto con ellos he disfrutado de la libertad académica”.

“Universidad de toda mi vida”: José Cervantes

“Emocionado, agradecido, feliz, en fin, no sé qué decir, porque la universidad de toda mi vida se ha fijado en mí, eso es algo grandioso”, afirmó José Cervantes Herrera minutos antes de recibir la medalla “Marcelino Mangas”.
Cervantes Herrera dijo que la UG es la universidad de toda su vida, y es que ahí estudió y ahí ha dejado todas sus experiencias a los alumnos de la carrera de Derecho. “Yo creo que esa es la mejor satisfacción de mi vida, ser maestro”.
“Sí, me gusta investigar, pero eso se complementa con el trabajo en el aula, con transmitir mis experiencias a los estudiantes, aprender de ellos, todo eso es fantástico”.
Acerca del premio, reiteró sentirse feliz porque “esta es mi alma mater”.
Currículum
Inició su trayectoria como académico en 1974 impartiendo la cátedra de Derecho del Trabajo. Conforme adquiría experiencia en la docencia le fueron confiadas otras clases, además de impartir derecho del trabajo en la antes llamada Escuela de Derecho, impartió esta misma materia pero en la Escuela de Contabilidad y en 1975 con un nuevo plan de estudios le fue otorgada la materia de Seguridad Social.
Autor del libro “Apuntamientos de Seguridad Social”, publicado por la Universidad de Guanajuato, y el cual se utilizó para impartir clases en la misma universidad y en otras del país.
En materia del Derecho del Trabajo ha escrito varios artículos, obteniendo la membresía en varias asociaciones académicas, que lo ayudaron a la retroalimentación y aumento de conocimientos en la materia, al compartir su trabajo con otros docentes y estos a su vez lo compartían con él.
Autor del libro sobre los derechos parlamentarios de las diputadas y diputados titulado “Estatuto Parlamentario”.
Director de la Escuela de Derecho, de 1979 a 1986.

En esta nota: