La mano de Miguel de la Madrid que tumbó al gobernador Velazco Ibarra jaló a Téllez Cruces

Las diferencias del Gobierno de Guanajuato con el de Miguel de la Madrid provocaron la llegada al poder de Agustín Téllez Cruces en 1984.

Avatar del

Por: Redacción

Una comisión de diputados acudió a anunciar al Gobernador que su solicitud de licencia había sido aceptada. En la imagen, Javier Pérez Hernández, Marcos Aguayo Durán (quien se ausentó a lahora de votar por el nuevo Gobernador), Luis Monem Stefano, Rosario López Carmona, Enrique Velasco Ibarra y Antonio Obregón Padilla. Foto: Archivo AM.

Una comisión de diputados acudió a anunciar al Gobernador que su solicitud de licencia había sido aceptada. En la imagen, Javier Pérez Hernández, Marcos Aguayo Durán (quien se ausentó a lahora de votar por el nuevo Gobernador), Luis Monem Stefano, Rosario López Carmona, Enrique Velasco Ibarra y Antonio Obregón Padilla. Foto: Archivo AM.

León, Guanajuato.- Sin meter las manos, el martes 26 de junio de 1984 los guanajuatenses estrenamos Gobernador.

Luego de insistentes rumores, Enrique Velasco Ibarra pidió licencia al cargo por “razones de carácter estrictamente personal”.

Atrás quedaron los 507 mil votos obtenidos en las elecciones de 1979 y los reiterados pronunciamientos sobre la autonomía de Guanajuato.

“Hace 4 años y nueve meses, el 26 de septiembre de 1979, ante la Quincuagésima Primera Legislatura del Estado, protesté, al tomar posesión de mi cargo, que haría guardar la Constitución Federal, la propia del Estado, las leyes que de ellas emanen y desempeñarme con lealtad y patriotismo”.

A casi 5 años de ejercicio continuo de mis funciones, puedo manifestar ante ustedes con satisfacción que jamás ninguna de mis acciones se apartaron del cauce de la ley, ni nunca se dio entre los poderes asomo alguno de interferencia, sino de respeto y armonía mutua”, señaló el Gobernador saliente en un mensaje que envió al Congreso.

La solicitud era el punto final de una crisis surgida entre el gobierno de Miguel de la Madrid y Velasco Ibarra, impulsado y protegido por José López Portillo.

Tres semanas antes del desenlace, el 7 de junio renunciaron los secretarios de Gobierno, de Finanzas y de la Procuraduría de Justicia de Guanajuato, Mauricio Clark Ovadia, Raúl Robles Alvarez y Enrique Gómez Guerra respectivamente.

Los cambios fueron sorpresivos y quedó la impresión de que el Gobierno federal los había impuesto.

Como secretario general de Gobierno se nombró a Salvador Rocha Díaz, en Finanzas a Fernando Gutiérrez Ortega y como Procurador a Miguelángel García Domínguez. 

Pese a las declaraciones de todos los protagonistas, que sostenían que no pasaba nada, fue cuestión de tiempo.

Pero la solicitud de licencia no pasó fácilmente en el Congreso. Los diputados panistas se opusieron con firmeza y se produjo un acalorado debate

Provoca duro debate

Una vez que la sesión del Congreso comenzó con dos horas de retraso, el panista Javier Hernández Pérez pidió no precipitarse, turnar el asunto a comisiones para estudiarlo a fondo: “los problemas de Guanajuato debemos resolverlos los guanajuatenses”.

Pero Manuel Herrera Moreno sostuvo que era imposible llevar una solicitud como esa a comisiones.

Estos hechos no reflejan la soberanía de un estado”, señaló el diputado Juan Carlos González Avila, del PDM; el partido de los sinarquistas.

Antonio Obregón Padilla señaló irónico que si aceptaba la licencia, el Congreso tendría que designar a otro Gobernador y que dudaba que los priístas hubieran tenido tiempo de “consultar a sus bases”.

El líder de la mayoría del PRI, Luis Monem Stefano cuestionó los reproches de Obregón, expresó su respeto por el Gobernador saliente y dijo que “no podemos ni legal ni moralmente investigar en los motivos personales” de Velasco Ibarra.

Se hace un eufemismo con la palabra licencia, cuando en realidad quiere decir renuncia o remoción”… “si ustedes diputados (del PRI) quieren ser nacidos ayer, chúpense el dedo, nosotros del PAN, no. La libertad del Ejecutivo está coartada”, soltó Obregón

El abogado Herrera Moreno le replicó que la oposición gastaba tanta saliva en su “oratoria contumaz” que no le iba a quedar ni para chuparse el dedo.

Monem Stefano dio por terminado el debate. Catorce diputados lo hicieron a favor, 4 en contra, luego de lo cual se retiró el diputado Marcos Aguayo, por lo que Téllez Cruces fue electo con sólo trece votos a favor. Cinco diputados campesinos del PRI y uno del PDM faltaron a la intensa sesión, que duró un par de horas.

Cuestionan la decisión

Dirigentes empresariales y el líder panista Juan Manuel López Sanabria denunciaron que se trataba de una decisión centralista.

Reunidos de emergencia ante el anuncio de la caída de Enrique Velasco Ibarra, los presidentes de los organismos empresariales afirmaron que daba la impresión de tratarse de “un acto arbitrario”.

Bien o mal los guanajuatenses elegimos al Gobernador y tenemos derecho a saber las causas reales de un cambio como el que estamos presenciando, que provoca desconfianza e inseguridad”, establecieron en un comunicado.

El regidor panista Luis Manuel Aranda Torres señaló que se iban a la basura 600 mil votos y quedaba demostrado que “la democracia vale tres cacahuates”.

Denme un balazo, pero no diré nada”, señaló el alcalde priísta de León, Rodolfo Padilla Padilla, quien visitaba AM. después añadió que “el cambio gubernamental no parará al Estado”.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?