Noticias

Everardo López llora de emoción

Tras recibir el Doctorado Honoris Causa de la UG, el investigador tiene que interrumpir dos veces su discurso.

Por:

El investigador Everardo L

El investigador Everardo L

Everardo López Romero tuvo que interrumpir dos veces su discurso de agradecimiento al recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Guanajuato, lloró de emoción. La primera, al recordar que su familia ha sido un pilar importante en su carrera y cuando mencionó haber llegado a Guanajuato hace 34 años.
López Romero conmovió a los asistentes reunidos en el Auditorio General de la UG. Habló de las “recompensas que nutren”, que para él significa no premio de papel, sino el que se recibe al contribuir con un alumno en su formación o como el ver a un estudiante, generalmente humilde, que acaba de alcanzar el grado.
Everardo López Romero recibió el Doctorado Honoris Causa por toda su trayectoria en la UG, desarrollada actualmente en el Departamento de Química. El reconocimiento lo entregó José Manuel Cabrera Sixto, rector general de la institución, acompañado por los directivos de la administración central y los rectores de los cuatro campus universitarios.
El galardonado recordó una frase de Aristóteles: “La ciencia tiene raíces amargas, pero sus frutos son muy dulces”; también utilizó una frase de Erasmo de Rotterdam: “En el estudio no hay saciedad”.
Y de Alfonso Reyes, el poeta, ensayista y pensador mexicano, recordó: “América Latina siempre llega con 20 años de retraso al banquete de la civilización”, de la cual comentó: “ojalá que esto ya no suceda, y que los científicos, los maestros y estudiantes contribuyamos al desarrollo”.
Como maestro de varias generaciones, como un ser humano que desea transmitir sus experiencias, recomendó “los libros que no deben faltar en la biblioteca” de los jóvenes investigadores: tenacidad, valores, ética, estudio, trabajo en equipo, respeto y solidaridad.
Originario de Sonora, al recordar “todo lo que ha pasado en esos 34 años de convivir en la UG”, recordó, primero que al llegar a Guanajuato, como parte de un grupo de investigadores apoyados por el Conacyt y el Instituto Politécnico Nacional, recibió todas las facilidades para realizar su trabajo.
“Parece que vuelvo a vivir esos momentos cuando siendo un extraño, maestros y estudiantes aceptaron nuestro proyecto que ha rendido frutos importantes”.
Gran calidad humana
“En el trato respetuoso y amable hacia sus semejantes, y en cada acción que emprende llena de compromiso y tenacidad puede apreciarse su gran calidad humana”, dijo Mayra Cuéllar Cruz, una de sus alumnas, quien lo postuló y quien apreció su gran humildad y calidad humana, atributos que ha transmitido a sus alumnos.
En la semblanza que hizo del doctor López Romero, recordó que el tema de la investigación realizada por el científico se centra en el metabolismo de la pared celular de los hongos y protozoarios patógenos del ser humano.
“Esta es la estructura que establece el primer contacto con las células huésped; por su relevancia científica y social, este es un tema de investigación recurrente en muchos laboratorios del mundo, encabezados por líderes genuinamente preocupados por la amenaza que representan los organismos patógenos y la dificultad para combatirlos y controlarlos”.
También recordó que el doctor Everardo López ha formado a 66 graduados que han obtenido premios importantes como el otorgado por la Fundación Lola e Igo Flisse para el Fomento de la Investigación en Parasitología de la UNAM; el Premio Estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno de Michoacán, y el Premio Estatal de Ciencia de San Luis Potosí, entre otros.
“Estoy segura que muchos coincidirán conmigo en reconocer que el doctor Everardo es una persona íntegra y congruente en sus acciones y pensamientos. (…) Es un verdadero modelo académico”, afirmó Cuéllar Cruz.

Desde 1979 en la UG

El primero de julio de 1979 se incorporó formalmente a la Universidad de Guanajuato gracias al apoyo de un convenio tripartito para crear un centro de investigación promovido por la SEP, el Cinvestav y la Universidad de Guanajuato. Este convenio formaba parte de un programa ambicioso de descentralización de la investigación y actividades académicas de la Ciudad de México, para trabajar en ciertas áreas de investigación.
Ha coordinado investigaciones en el área de la microbiología, habiendo publicado los resultados de su trabajo en revistas de prestigio y difusión internacional.
Tesis dirigidas: licenciatura, 19; maestría, 28; doctorado, 12.
Ha sido reconocido como revisor por invitación de artículos, tesis de doctorado, proyectos de investigación, capítulos de libros nacionales y extranjeros.
Cuenta con el Perfil PROMEP Deseable.
Obtuvo la Beca al Desempeño Académico, Nivel IX, desde el año 2003. Nivel VII en el 2011.
Recibió el reconocimiento del Gobierno del Estado de Guanajuato como Guanajuatense Distinguido por trayectoria académica y otros logros. Noviembre 9, 2007.
Promovido a Investigador Nacional Nivel III por el Sistema Nacional de Investigadores (SIN) en septiembre del 2010.
López Romero inició sus estudios analizando las bases bioquímicas y fisiológicas del dimorfismo y la diferenciación celular en hongos no patógenos. Actualmente, busca identificar eventos metabólicos en hongos y protozoarios patógenos, eventos que no ocurran o que ocurran de manera distinta en el huésped y que pueden ser blancos estratégicos para el diseño de terapias antimicrobianas.

En esta nota: