Noticias

Fabrican su propia cerveza

Jóvenes emprendedores de la capital distribuyen ya en 10 puntos de la ciudad la bebida artesanal creada por ellos.

Por:

Los tanques de maseraci

Los tanques de maseraci

Luego de probar todas las cervezas de marca nacional y muchas extranjeras, tres capitalinos emprendedores decidieron fabricarse su propia cerveza, la compartieron con sus amigos y gustó tanto que hoy ya tienen 10 puntos de distribución en la ciudad, muy ad hoc a la ciudad minera eligieron llamarla “Gambusino”.
“En el Barrio de Mellado nace la cerveza “Gambusino”, cerveza gourmet auténticamente guanajuatense, elaborada 100% a mano bajo los cánones de la antigua cerveza artesanal y con los mejores ingredientes de importación”, así describen su producto en la publicidad Vicente García Estrada, Jorge García Estrada y Sebastián Villegas Villegas, hoy los primeros y únicos productores de cerveza completamente capitalina.
El miércoles, el Ayuntamiento de Guanajuato les otorgó el permiso para la elaboración de la cerveza, luego de un año y cuatro meses de trámites ante la autoridad y revisiones por parte de instancias como Protección Civil, las Direcciones de Ecología, Fiscalización y Desarrollo Urbano.
Afirman que esto da la confianza de que sus procesos de producción son adecuados, sanos, y sin impacto social o ecológico negativos.
Los cerveceros comenzaron preparando bebida para consumo personal en un kit que compraron por internet y compartirla con amigos y familiares durante reuniones y convivencias, los comentarios siempre fueron buenos.
“Oye esta muy buena –nos decían– por qué no la venden– o ya luego nos encargaban los mismos amigos –oye véndeme un seis– o cosas así”, relató Sebastián.
Todo surgió luego de una visita al Festival Medieval 2009 donde los hermanos Vicente y Jorge García y su cuñado, Sebastian Villegas, probaron una cerveza artesanal hecha en el Estado de México, “estaba muy buena, nos gustó y dijimos ¿por qué no hacer nosotros nuestra propia cerveza?
“A nosotros siempre nos ha gustado la cereveza y pues probamos de todo, todas las marcas nacionales y algunas extranjeras ya terminamos con la Bohemia o la Negra Modelo, pero de todos modos no quedábamos satisfechos y fue cuando probamos la cerveza artesanal en el festival”, relató Vicente.

Producen 200 litrosde 4 tipos
En noviembre del 2011 comenzaron la producción, hace 8 meses que la distribuyen entre conocidos y hoy al menos 10 establecimientos de la ciudad ya cuentan con la bebida, que ha sido bien aceptada, tienen capacidad para producir 600 litros por bach, pero por ahora elaboran sólo 200.
“La Clave Azul” fue el primer restaurante que confió en la ceveza local, luego se le sumó “La Vida Sin Ti” y le siguieron el “Vistro de la Presa”, “La Antigua”, “The Beer Company”, “Bar Desmonts”, “Rincón del Cielo”, “Mi Guitarra”, “El beso de Ana”, “Sabor y Arte” y “Quinta las Acacias”, así como el Restaurante Villalpando en Silao.
“El primero que se animó y que confió en nosotros fue “el Pompe” de la Clave Azul, como lo conocíamos, le dijimos: Prueba esta cerveza y le gustó. Luego le dijimos que nosotros la estabamos haciendo y no la creía, pero se animó, le dejamos un doce a consignación y él se la empezó a ofrecer a los clientes y se la siguieron pidiendo”, relataron Vicente y Sebastián.
Antes de comenzar a distribuir su la cerveza “Gambusino” entre algunos conocidos y bares, los hermanos y el cuñado investigaron mucho y se capacitaron en la elaboración de cerveza. Esta preparación duró aproximadamente un año.
“Nos fuimos a talleres, cursos y congresos al Estado de México, a Guadalajara, Pachuca, Monterrey, para concer sobre el proceso y los granos y los tipos de cerveza”, relató Sebastián.
“Las primeras cervezas que preparabamos nos quedaban bien pesadas, una nos salió hasta con 8 grados de alcohol, éstos sí se la tomaron yo no”, relató Vicente aludiendo a Sebastían a Jorge.
Luego de que “Gabusino” funcionó en “La Clave Azul”, comenzaron a promoverla entre los bares y restaurantes, no siempre tuvieron buena respuesta, algunos negocios argumentaron que los contratos de exclusividad con el Gurpo Modelo o la Cervecería Cuauhtemoc Moctezuma les impedían vender otra marca.
El monopolio de las marcas dominantes del mercado es todavía una limitante para los cerveceros capitalinos, pues les reduce los puntos de venta potenciales, además que estos mismos consorcios son los acaparadores de los insumos para la elaboración de la cerveza y por ello tuvieron que buscar proveedores de la unión americana.
Hasta ahora el taller de producción elabora cuatro tipos de cerveza, basadas en los procesos de producción artesanal; una es la tipo Scotish Ale, que es una receta escocesa, de color cobrizo y sabor afrutado, otra es la Stout, que es oscura y amarga, también escocesa, la Porter que es oscura de origen inglés al igual que la Indian Pale Ale (IPA), misma que tiene una historia peculiar.

El proceso

Todo comienza con la elección de los insumos, el grano, y una vez selecto el grano, se prepara una mezcla de granos en un molino para darle el sabor, color y amargura a la cerveza, cada tipo de malta le da diferentes características a la cerveza dependiendo de la cantidad que le pongas de uno u otro tipo de malta será la cerveza, relató Sebastián.
Después se vacía la mezcla en un tanque (de maseración) con agua a cierta temperatura, se deja reposar y luego se incrementa la temperatura de forma escalonada, para extraer las proiedades del grano aprovechando los cambios químicos que se dan en el mosto, que es el caldo de los granos.
Luego se trasvasa el mosto al tanque de hervido, que es donde al momento de hervir se le agregan los lúpulos que son los que le dan amargor, sabor y aroma a la cerveza, enseguida pasa al proceso de enfriado que se hace con un enfriador de placas mediante proceso de choque a contra flujo, que al mismo tiempo se da un choque térmico que pasteuriza parcialmente la mezcla.
Después del enfriado pasa al área de fermentación en la que a temperatura ambiente se le agregan las levaduras para que empiece el intercambio de azúcares por alcohol según el tipo de cerveza que se esté elaborando, en este caso las resultantes oscilan entre los 4.5 y 4.7 grados de alcohol este proceso dura 7 días.
Luego se trasvasa a los maduradores, donde se deja entre dos y tres semanas para que se estabilicen los sabores y luego se somete a un segundo proceso de pasteurización, al salir de ahí se pasa a los tanques de gasificación, en estos mismos se enfría a 4 grados centígrados para que el CO2 se intergre a la cerveza a nivel moleculare, este proceso dura dos o tres días.
El último paso es el evasado y etiquetado del producto que al igual que el resto del proceso se hace de manera manual, y listo la cerveza “Gambusino” queda lista para su distribución.

En esta nota:
  • negocios