Noticias

Finge ser sacerdote de San Roque para robar dos iPhone de $11 mil cada uno

El hombre de unos 30 años de edad se hizo pasar por sacerdote del templo de San Roque, en Guanajuato capital, para comprar dos iPhone con un costo de 11 mil pesos cada uno. Al recibirlos dijo que iría a activarlos y ya no regresó.

Avatar del

Por: Redacción

La víctima acudió al templo de San Roque donde le dijeron que ahí no trabaja un sacerdote de nombre Juan. Al final supo que fue engañado y puso la denuncia en el Ministerio Público. Foto: Especial.

La víctima acudió al templo de San Roque donde le dijeron que ahí no trabaja un sacerdote de nombre Juan. Al final supo que fue engañado y puso la denuncia en el Ministerio Público. Foto: Especial.

  • El ladrón fingió ser sacerdote para que le confiaran la venta de dos iPhone de 11 mil pesos cada uno

  • Se hizo pasar por sacerdote del templo de San Roque en Guanajuato, capital, donde dijeron no conocerlo.

  • Las víctimas son un hombre y una mujer originarios de Salamanca que ya denunciaron el robo

Guanajuato capital.- Un vendedor de teléfonos celulares cayó en la trampa cuando un hombre se hizo pasar por sacerdote del templo de San Roque en Guanajuato capital para pedirle dos teléfonos celulares con valor de 11 mil pesos cada uno, pero cuando acudieron a entregarlos el presunto padre los recogió y se fue del lugar.

Al parecer, el padre, quien les dijo que se llamaba Juan se comunicó con ellos vía Facebook para hacer la compra de dos Iphone.

El engaño ocurrió el pasado martes por la tarde cuando un hombre y una mujer originarios de Salamanca llamaron a la Policía Municipal, pues un presunto sacerdote del templo de San Roque, con quien habían tenido comunicación por Facebook para la compra de dos celulares, se retiró del lugar y ya no regresó.

Cuando llegaron los oficiales, Toribio, de 56 años, le informó que un sacerdote le pidió dos celulares, pero al llevarlos, éste salió con el pretexto de que iría a activarlos al internet.

Salió del templo y ya no regresó. La víctima describió al presunto sacerdote como un hombre de aproximadamente 30 años, robusto, usaba pantalón de mezclilla claro, playera blanca con franjas azul claro, y tenía barba cerrada.

Comentó que le entregó ambos Iphone dentro del mismo templo de San Roque, como lo acordaron a través de Facebook.

Al parecer se trató del engaño de un presunto sacerdote, pues en la iglesia no hay un padre de nombre Juan, ni con las características que describieron.

El afectado acudió a la agencia del Ministerio Público para interponer la denuncia correspondiente.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?