Noticias

Forman civiles grupo de rescate

La nueva brigada civil que está integrada por 49 personas, ciudadanos comunes y elementos de cuerpos de rescate, realizó un simulacro ayer en la Pres

Por:

Integran la brigada personas de San Miguel de Allende, Salamanca y Guanajuato. FOTO: ALBERTO MART

Integran la brigada personas de San Miguel de Allende, Salamanca y Guanajuato. FOTO: ALBERTO MART

Una nueva brigada civil de emergencia para búsqueda y rescate de personas realizó un simulacro en la Presa de la Olla, como parte de las actividades de adiestramiento de sus miembros, esto ayer al mediodía.
La Brigada Integral de Búsqueda y Rescate es una nueva asociación civil integrada por personas de varios municipios que se sumaría a la atención de emergencias en el estado, en marzo comenzaron su capacitación y ayer realizaron un simulacro de rescate en la Presa de la Olla, como parte de su preparación.
Heriberto Vázquez Jasso, integrante de la brigada, relató para AM que desde principios de marzo, el grupo integrado por ciudadanos comunes y algunos elementos de cuerpos de rescate de los municipios de Salamanca, San Miguel de Allende y Guanajuato, comenzó su conformación en un curso de capacitación y adiestramiento para las 49 personas que la integran.
Vázquez Jasso trabaja como paramédico del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG), pero aclaró que esta brigada no pertenece a ninguna institución existente, pues lo que busca es constituirse en un cuerpo de apoyo a las instituciones de emergencia que ya hay como Bomberos, Cruz Roja o Protección Civil.
El simulacro
Ayer desde las 10 de la mañana llegaron cerca de 20 miembros de la brigada a la presa para comenzar la actividad, simularon la caída de una persona al agua y luego de 30 minutos comenzaron la búsqueda, con la declaración de un testigo quien les dio un punto de referencia a partir del cual comienza la labor de rastreo.
Los buzos permanecían en la búsqueda bajo la superficie sólo durante 10 minutos, para evitar problemas por descompresión del aire al salir, mientras eran remolcados o guiados por otro de sus compañeros desde la superficie y vigilados por un equipo de aire para el caso de alguna emergencia.
“Desde marzo comenzamos con el curso, y hemos estado capacitándonos cada fin de semana, tanto en forma teórica como práctica, en el Macrocentro acuático de Valenciana la Comisión del Deporte nos ha prestado lugar para practicar, pero ahora aquí en la presa es diferente, ya es más real”, comentó Vázquez Jasso.
Agregó que no sólo se capacitó a los miembros en rescate subacuático sino también en superficie para cuando alguien se está ahogando. Cursos próximos de la asociación sería de real y descenso con cuerdas.
Por ayudar
Roberto Gallegos es empleado en una fábrica de Silao, guanajuatense de 25 años, tiene una hija de 4 y su esposa, quienes le apoyan en esta nueva actividad en la que decidió enrolarse aunque reconocen que es algo arriesgado.
“Principalmente por lo que es la labor de servir y ayudar en casos de emergencia (...) siempre he tenido la intención de participar en algún evento de rescate (...) te pones algo nervioso pero eso se controla con el tiempo (...) que es arriesgado pero sí me apoyan, relató.

En esta nota:
  • protección