Gema Vizueth Nieto, la ‘dreamer’ que ayuda a más migrantes

Avatar del

Por: Jesús García López

Gema colabora en el área de Vinculación Internacional Académica de la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional (SMEI).

Gema colabora en el área de Vinculación Internacional Académica de la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional (SMEI).

León.- Durante cinco años, Gema Vizueth Nieto vivió en Estados Unidos de manera ilegal junto con su familia cuando era niña.

Actualmente labora en el área de Vinculación Internacional Académica de la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional (SMEI) del estado de Guanajuato.

En 1998, cuando Gema tenía nueve años, llegó a la Unión Americana con visa de turista, acompañada de su mamá y su hermana menor.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Llegan a Florida

La familia se instaló en Dundee, Florida, una pequeña población ubicada entre Orlando y Tampa, donde trabajaba su papá en la construcción.

Dreamer
Ayuda ‘dreamer’ a más migrantes.

Sin embargo, luego de permanecer más de seis meses en aquel país, su situación migratoria cambió a ilegal y así permaneció hasta el año 2002, cuando sus padres decidieron regresar a México luego de los atentados terroristas en las Torres Gemelas.

Gema, al igual que miles de mexicanos menores de edad que llegaron a Estados Unidos, antes de cumplir los 16 años, son considerados “dreamers”, amparados por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

'Dreamer'

Este programa, impulsado por el ex presidente Barack Obama, les permitía a más de 750 mil jóvenes permanecer en Estados Unidos bajo un amparo por un periodo de dos años, que podía renovarse para evitar ser deportados.

Después, con la llegada de Donald Trump a la presidencia del país vecino, en septiembre del 2017 se anunció que el programa sería suspendido para todos aquellos nuevos “dreamers” que hicieran la solicitud para el DACA. 

La joven, que actualmente cursa la carrera de Ingeniería Geológica en la Universidad de Guanajuato (UG), platicó a am lo difícil que fue regresar a México y el racismo al que se enfrentó su hermana menor en la escuela donde estudiaban.

Bilingüe

A pesar de esto, Gema aseguró que tiene un enorme respeto por Estados Unidos, donde aprendió a hablar inglés perfectamente y eso le ha abierto muchas puertas en nuestro país.

Yo lo amo (Estados Unidos) y me encantaría regresar, precisamente por mi estatus migratorio no puedo, me dio mucho, soy bilingüe, conocí otro tipo de vida y me abrió los ojos a otra cultura, yo lo adoro, para mí es mi segunda casa.

“En la escuela tenía compañeros japoneses, haitianos, puertorriqueños, cubanos y argentinos, conocí gente de todo tipo de nacionalidades. El choque cultural fue muy difícil, más para mi hermana que apenas estaba aprendiendo a leer y escribir en español, llegamos allá y le meten otro idioma”.  

Regresa a Hidalgo

Al regresar a México, la familia se instaló en Zimapán, Hidalgo, un municipio que colinda con Querétaro de donde eran originarios sus abuelos. 

Por varios años, Gema permaneció ahí junto con su familia hasta que decidió estudiar Ingeniería en la Universidad de Guanajuato, a donde emigró en 2012 luego de que su hermana menor falleciera víctima de leucemia.

El único objetivo de mis padres era que mi hermana y yo aprendiéramos inglés, llegó un punto donde ya lo dominábamos y ocurre el atentado a las Torres Gemelas, fue un episodio muy trágico, la seguridad incrementó, las redadas estaban a la orden del día, mi papá decidió que nos teníamos que regresar y nos salimos del país voluntariamente. Yo sí quería regresar a Estados Unidos, mi hermana no, pero no era opción para mis padres dejarnos allá con algún familiar, mi hermana estaba muy contenta de estar en México, yo no porque sentía este cambio muy drástico.

Aun así reconoce que en México existe una riqueza cultural muy superior a la de Estados Unidos, por eso también se sentía contenta de estar nuevamente en la tierra que la vio nacer.

Un nuevo comienzo

Su llegada a la función pública se presentó luego de establecerse en Guanajuato hace cinco años para retomar sus estudios universitarios y conocer en una conferencia a Juan Hernández, titular de la SMEI, quien la invitó a participar en temas migratorios.

Entre sus funciones está la de colaborar en la logística de atención a las caravanas migrantes de centroamericanos que cruzan por Guanajuato, así como en el área de Vinculación, donde se ofrecen becas a estudiantes destacados de la entidad.

Me desempeño en el área de Vinculación Internacional con universidades, para ofrecer becas a estudiantes guanajuatenses tanto aquí como allá, estamos buscando trabajar con ‘dreamers’ que también estén acá y que hayan sido deportados, para que continúen con sus estudios y que no se pierda este hilo, concluyó.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar