Noticias

Graffitean cerros

A los “artistas urbanos” ya no les bastan las bardas.

Por:

La Mojonera con graffitis. Foto: Jes

La Mojonera con graffitis. Foto: Jes

El problema del graffiti no es exclusivo de los callejones, edificios históricos y monumentos, ahora se extiende a los cerros más elevados y desolados de la capital.
Durante un recorrido por cerros de la comunidad La Yerbabuena, es común ver los rayones de graffiti en sitios impensables como las rocas que adornan los cerros “pelones” de la ciudad.
ALGO COMÚN
Caminar más de dos horas entre lluvia o los inclementes rayos del sol para subir un cerro y encontrarse con un graffiti es algo común en el municipio.
En ocasiones se trata de letras, siluetas o simples rayones de todos colores, hechos con pintura de aerosol por jóvenes que dedican mucho tiempo en subir a los cerros que se pierden entre nubes de “algodón”.
Incluso en estas zonas elevadas es también normal encontrar las clásicas mojoneras, las cuales se utilizan como división de propiedades y que también se observa que son afectadas por la pintura de aerosol.
También estos sitios son utilizados por los turistas y personas dedicadas al ciclismo de montaña, quienes se llevan una mala imagen de la belleza natural del municipio.