Noticias

Homenaje a John Nevin

Su obra yace en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en colecciones privadas.

Por:

Autorretrato en T

Autorretrato en T

A 10 años de la partida del artista plástico John Nevin, el Museo Iconográfico del Quijote realizó una
exposición homenaje, al hombre de origen norteamericano, que radicó gran parte de su vida en Guanajuato, por su íntima y estrecha relación artística con La Bufa.
Lila Alaniz, su última y quinta pareja habló del artista y del hombre, compartió que Nevin adquirió el gusto por el dibujo desde muy pequeño, incluso cuando sus padres lo castigaban era para él  un placer  quedarse en su cuarto y desarrollar su inmensa creatividad.
Dijo que el padre de John quería que fuera empresario, sin embargo su vida dio un giro de 360° cuando llegó la Segunda Guerra Mundial y conoció el horror  como piloto, bombardero y telegrafista. Después de esa experiencia comprendió que lo mucho o poco que viviera, lo iba a dedicar a lo que realmente le gustaba, pintar y dibujar. Desde entonces se dedico a su pasión. 
Su  primer contacto con Guanajuato se dio a través de una película que vio en la casa de su hermana, y desde ese instante pensó en viajar a la ciudad y conocer ese espléndido lugar que había llenado una parte de él.
De su trabajo como artista, compartió que siempre fue muy dedicado, que se tomaba el tempo necesario para terminar una pintura.. Era un hombre que gustaba de pintar mujeres, desnudos, paisajes y naturaleza muerta.
John Nevin falleció el 31 de diciembre del 2013, Lila recordó que un día después de su último suspiro muchas personas fueron a su casa para acompañarlo a su última morada. Lila y la hija de Nevin querían complacer al artista, por lo cual dejaron pasar seis  meses para que sus cenizas fueran arrojadas en La Bufa.
Destacó que a 10 años de su deceso es un gusto ver a jóvenes apreciar su obra, pues es una forma de demostrar que sigue vivo en el mundo terrenal. La obra de John Nevin yace en colecciones privadas, incluso en el museo de Arte Moderno de Nueva York.  Expuso en el Museo Casa Diego Rivera la obra titulada “Toda una vida”. Además en su casa hay una basta colección que alberga alrededor de 30 piezas.
De su personalidad destacó con Nevin era muy humilde, que gustaba beber una copa de martini después de pintar, una persona que nunca busco la fama, pues él consideraba que un artista tiene que ser como un monje, dedicarse a su pasión y no ser conquistado por la fama.
En la semblanza que escribió Arturo Joel Padilla, destaca hechos importantes de su vida, como su disciplina de trabajo, así como de vivir en México pues en un momento el artista comentó que se sentía más agusto entre los mexicanos que entre los gringos. Por lo tanto adoptó a Guanajuato como su tierra y a México como su patria.

En esta nota:
  • cultura