Noticias

Hoyo en escuela cumple un año

A pesar de las peticiones ninguna institución se hace cargo. Trabajadores municipales prometieron trabajar en vacaciones, iniciaron las clases y el da

Por:

A un a

A un a

A un año de que se abrió un boquete en el patio de la escuela primaria Insurgente Pípila en Pueblito de Rocha, el agujero sigue sin ser atendido, ha habido promesas y aparente inicio del trabajo de reparación pero nada que haya resuelto el peligro. Ahí estudian 471 niños.
Del 11 al 15 de julio, trabajadores del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Simapag) acudieron a la institución para desazolvar el agujero, que se ocasionó cuando la línea de drenaje se colapsó por falta de mantenimiento durante la temporada de lluvias del año pasado, justo un día después de iniciadas las clases el 21 de agosto.
La directora del plantel, María de Lourdes Martínez Lobato, comentó que una semana antes de concluir el ciclo escolar anterior, personal del Municipio acudió para realizar labores de limpieza en el ducto colapsado, a quienes incluso dejó un juego de llaves para que pudiera ingresar a la institución luego del 8 de julio que fue cuando salieron de vacaciones los alumnos.
“Yo me quedé con la idea de que ya iba a comenzar la obra porque se quedaron trabajando (…) que venían a desazolvar y sí limpiaron, pero ya está otra vez igual, y ya no ha venido nadie”, relató la directora.
Entrevistada ayer, la directora María de Lourdes Martínez se mostró preocupada por la indiferencia que hay con su problema, aunque confía en que haya un pronta solución, pues comentó que la institución gestionó un millón de pesos ante Gobierno Municipal y Gobierno del Estado, en partes iguales para resolver el asunto.
Agregó que por parte de la Presidencia Municipal le informaron que la obra se detuvo dado que no había contrato para realizar los trabajos, pero que sigue en proceso la solución.

La historia

Desde marzo del presente año, AM cuestionó a la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), el Instituto de Infraestructura Educativa de Guanajuato (Inifeg), el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato (Simapag), así como a la Dirección de Obras Municipales, quienes prometieron desde su competencia atender el problema; a la fecha ninguno de ellos lo ha resuelto.
El 20 de febrero tuvieron una reunión las tres últimas dependencias mencionadas para buscar una solución.
El 14 de marzo el Inifeg informó que en esa reunión surgió un acuerdo para que Simapag realizara el proyecto de solución a las instalaciones sanitarias que atraviesan el plantel, la Dirección de Obras Públicas definiría el alcance para resolver la problemática.
“Por su parte, el Inifeg destinará el recurso para la ejecución de la obra”, informó entonces el instituto.
El 20 de marzo, Jorge Ignacio de la Peña Gutiérrez, director de Obra Pública municipal, declaró que su dependencia no tenía compromisos para atender el hundimiento y el director del Inifeg, Eduardo Bravo, aceptó que la resolución del problema en la escuela sería atendido por ellos, sin embargo, dijo esto sería posible hasta que Simapag terminara el proyecto de la obra.
Para el 25 de marzo había pasado un mes y cuatro días de ese compromiso conjunto para tapar el hoyo, y ninguna de las tres dependencias había reparado nada e incluso se deslindaron. José Lara Lona dijo que no podía hacer el trabajo porque aún no estaba concluido el proyecto.

En esta nota:
  • educación