Noticias

‘Hulk’ de las carreras

Descalzo y con un par de cadenas de 9 kilos de peso, ataviado como “El Hombre Verde”, es el “Hulk” de las carreras, que recorre maratones y otras de d

Por:

Es muy solicitado durante las carreras. Foto: Tomada de la p

Es muy solicitado durante las carreras. Foto: Tomada de la p

Su figura levanta la admiración y extrañeza en las carreras atléticas, donde es común su participación.
Descalzo y con un par de cadenas de 9 kilos de peso, ataviado como “El Hombre Verde”, es el “Hulk” de las carreras, que recorre maratones y otras de diversas distancias.
“Hulk” estuvo en esta capital para participar en la carrera “Por los Locos que Corren” y durante su recorrido llamaba la atención de la gente, luego a la llegada a la meta era asediado para tomarse la fotografía.
Atrás del “Hulk” hay una historia de vida, su nombre es Mario Alberto Abúndiz Guadián, un hombre de 33 años arrepentido del mundo inmerso de las drogas en el que estuvo años.
“Yo fui drogadicto, estuve anexado, pero conocí lo espiritual y el sacrificio lo hago por mi Dios que me sacó de eso”, manifestó en entrevista.
Mientras departía con otros atletas y personas que lo buscaban para tomarse la foto, relató que su participación en las carreras lleva un fin benéfico, al hacerlo para la Fundación Vives, que apoya a niños con cáncer.
“Por cada kilómetro que yo recorro los patrocinadores aportan 350 pesos para la fundación que es del Distrito Federal. Yo me uní a esta causa por una atleta del Distrito Federal que corre descalza para este mismo fin”, explicó.
Mario Alberto relató que primero corría ataviado como San Francisco de Asís, del que es devoto, pero lo consultó con un Sacerdote, quien le dijo que no estaba bien, por lo que vio a “Hulk” encadenado y se le ocurrió hacerlo así, con las cadenas, cada una de 4.5 kilos y pintado como el hombre verde.
“Por el sacrificio que tengo conocimiento que hizo y así murió”, recalcó.
En su vida de 3 años en las carreras, comentó que ha corrido 11 maratones, un ultramaratón de 100 kilómetros y muchas más de diversas distancias.
Aseguró que no siente algo especial en las plantas de los pies por correr descalzo, nunca ha sufrido accidentes por pisar algo indebido y sólo amanece adolorido al día siguiente, por el esfuerzo de las carreras.
“Igual por las cadenas, porque no me pesan en comparación con el peso que traía, con la vida que llevaba antes”, expresó.
Sobre su participación en Guanajuato capital, indicó que la superficie dura de adoquín no le ha dañado, contrario a lo que apuntan algunos corredores.
“Aquí es como correr en una alfombra en Guanajuato, he corrido a campo traviesa como en Comanja y en Tequila, Jalisco, ese es terreno, no como aquí, no pasa nada”, comentó.
Mario Alberto aseguró que seguirá en las carreras, para continuar ayudando a su fundación para los niños con cáncer, hasta que Dios se lo permita. Así la verde figura de la ropa en guiñapos y con las cadenas sobre él se seguirá observando en las principales carreras de la región.

En esta nota:
  • deporte local