Noticias

Inconforman cuotas escolares

Dirigente de la Asociación Estatal de Padres de Familia señaló que la voracidad que muestran escuelas primarias y secundarias del sector público carec

Por:

Ignoran padres de familia destino de cuotas voluntarias. Foto: Osvaldo Garc

Ignoran padres de familia destino de cuotas voluntarias. Foto: Osvaldo Garc

Las cuotas voluntarias que asociaciones de padres de familia han impuesto como obligatorias en las escuelas públicas, son una muestra de la falta de control de autoridades educativas, que son “omisas y desinteresadas” en este tema.
Así lo consideró el dirigente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Hilarino Díaz Serna, quien señaló que la voracidad que muestran escuelas primarias y secundarias del sector público carece por completo de orden y control.
“Es un tema en que las autoridades deben de intervenir y poner orden; para las personas es muy ofensivo que no sean ellas las que condicionen la inscripción, sino un grupo de gentes que se toma atribuciones por encima de la ley”, dijo.
Además, explicó que la forma en cómo se imponen estas cooperaciones, son una muestra de que maestros y directivos de las escuelas incumplen con su obligación de gestionar ante las autoridades educativas recursos para el mantenimiento y rehabilitación de los planteles escolares.
Otro problema que se ha detectado con estas aportaciones es que los mismos padres de familia, desconocen en que se invierten esos recursos, que en muchos casos llegan a cientos de miles de pesos, que las asociaciones de padres manejan de forma totalmente discrecional.
“La gente que cumple, no sabe qué destino se les da a los recursos, ya que las carencias en las escuelas están a la vista”, afirmó.
Planteles y mobiliario abandonados
Casos en los cuales la gente se inconforma porque se desconoce en que se invierten esos dineros, hay varios en la ciudad, pero uno que salta a la vista es el que ocurre actualmente en la Secundaría Técnica 34, ubicada en la colonia Santa Fe.
En este centro escolar, los padres de familia que inscribieron a sus hijos, aportaron una cuota voluntaria de 800 pesos por alumno, ya sea de primero, segundo o tercer grado.
Sin embargo, hay muchas inconformidades por parte de los padres de familia porque no se sabe qué utilidad se le da al dinero recaudado.

En esta nota:
  • educación