Noticias

Jesús Eduardo cumple el sueño de su vida

Con el sueño y entusiasmo desde niño de ser bombero, hace 5 años lo hizo realidad.

Por:

Actualmente, Jes

Actualmente, Jes

Con el sueño y entusiasmo desde niño de ser bombero, hace 5 años Jesús Eduardo Espinosa Lecea lo hizo realidad; actualmente es bombero y operador de motobombas en Bomberos Simub Voluntarios A.C.
Al iniciar su carrera comenzó con mucho entusiasmo pero sin el conocimiento adecuado, por lo cual los comandantes le negaban la autorización para cubrir servicios.
Con el tiempo se fue preparando, recibiendo diversas capacitaciones y con ayuda de sus compañeros logró tener las bases necesarias, actualmente es bombero de nivel.
El gusto de ser bombero surgió cuando era niño, pero nunca se le había dado la oportunidad de formar parte de una academia, hasta que uno de sus cuñados, quien ya pertenecía a Simub, le brindó la ayuda y junto con el comandante lo pusieron a prueba, al final logró entrar a la corporación.
“Al formar parte de esta corporación sentí mucha emoción porque logré cumplir mi sueño, poco a poco fui aprendiendo de los demás y de cursos que me daban para estar mejor preparado, quiero llegar a tener un grado dentro de Bomberos, seguir ayudando a la ciudadanía lo más que se pueda”, contó Eduardo, emocionado.
Compartió que durante un servicio, un suceso le marcó su vida, ya que se trató de un accidente vial donde había dos jóvenes fallecidos y tenía que sacar los cuerpos de entre los fierros retorcidos del vehículo, lo cual fue muy impactante.
“Lo más impresionante era que ellos tenían un día y medio de haber llegado de los Estados Unidos y que su madre los estaba buscado, al encontrarlos, ya estaban muertos, fue la primera vez que me tocó sacar a un muerto de un vehículo, sentí muchos nervios pero sabía que ese era mi trabajo, porque era lo que me gustaba y tenía que hacerlo bien, pero nunca dejé de tener nervios y con el profesionalismo que he adquirido durante varios años lo hice muy bien, no se me hizo difícil, sólo complicado”, agregó Espinosa Lecea.
Dentro de la corporación se lleva muy bien con todos sus compañeros, a quienes los considera una segunda familia.
Dice Eduardo que será bombero hasta que la muerte lo decida, ya que desde pequeño encontró su vocación, la cual le ha cambiado la vida por completo y su familia se siente muy orgullosa de él.

En esta nota:
  • seguridad