Noticias

La Bufa, vital para recarga de agua

Es una de las funciones más importantes de la zona ya que sirve a la presa de Purísima y acuíferos del área, concluyeron investigadores de la UG

Por: Guanajuato Redacción

En La Bufa realizaron el estudio previo para declararla

En La Bufa realizaron el estudio previo para declararla

La zona que abarcan los cerros de La Bufa, Los Picachos y El Hormiguero sirven como recarga de agua tanto para la Presa de la Purísima como para los acuíferos de esa área.
También se encontró un armadillo, animal que hasta antes del año pasado no se sabía que existía en estos lugares. El primer elemento podrían justificar la declaración de esa zona como Área Natural Protegida.
Estos fueron los hallazgos más importantes realizados por un grupo interdisciplinario de investigadores de la Universidad de Guanajuato que llevaron a cabo el “Estudio Previo Justificativo para el Establecimiento del Área Natural Protegida La Bufa, Los Picachos, El Hormiguero y Entorno Natural de Guanajuato”, realizado de julio a diciembre de 2012.
Juan Manuel Rodríguez, coordinador del proyecto, informó en entrevista con AM que estos hallazgos fueron dados a conocer, por quienes participaron en el estudio, como parte de los avances de la investigación, durante los talleres de participación ciudadana que se realizaron en noviembre y diciembre, y que por ser públicos, asistieron ciudadanos interesados.
“La zona puede servir para recarga de acuíferos. Esa sería una de las funciones más importantes de la zona, más que la parte cultural, porque la cultura no daría para (declarar) Área Natural Protegida y ése sería uno de los resultados que se presentaron.
“Ese, el del agua, fue uno de los puntos más importantes, es lo que justificaría el Área Natural Protegida”.
Explicó que hay escurrimientos de estos cerros hacia las presas de Yerbabuena, de Puentecillas, La Presita y la de La Purísima.
“Es una buena cantidad de agua la que llega a la Purísima. Es parte de los resultados que se presentaron a la opinión pública en los talleres de participación ciudadana. Fue lo más trascendente que presentamos, le va a dar mucho peso al Área Natural Protegida.
Aparece un armadillo
El armadillo encontrado en la zona estudiada fue una sorpresa para los investigadores pues no se sabía que existía este animal aquí. Aunque sólo detectaron un ejemplar.
“La existencia del armadillo no da para declarar Área Natural Protegida, no, pero sí es muy importante porque sí está en riesgo de que se va a acabar”, destacó.
Sabían que el armadillo sólo estaba en Celaya y el norte del estado.
En el estudio también encontraron coyote y zorro como especies grandes, aunque esas ya sabían que existían.
El investigador del Departamento de Arquitectura de la UG agregó que en la zona estudiada, los terraplenes ubicados abajo del nuevo acceso Diego Rivera, antes de entrar al túnel que va a Paseo de la Presa, son un riesgo para la población.
Pues en caso de que lloviera de manera extraordinaria, el lodo se iría a la presa de Pozuelos y después a la Presa de Marfil.
Juan Manuel Rodríguez detalló que además detectaron zonas erosionadas y deslizamientos de tierras en las partes altas de los cerros, que pueden ser perjudiciales para la gente.
Pero también dos zonas con reductos de encinos, una en el ejido de San José del Rodeo y otra en el ejido de Yerbabuena.
Los participantes
Juan Manuel Rodríguez informó que el equipo que elaboró el Estudio Justificatorio estuvo compuesto por: el ingeniero Jean René Ramos, a cargo de la parte de Hidrología; la bióloga Gloria Magaña, quien trabaja en el Museo Alfredo Dugés, se encargó de la fauna; el doctor en Arquitectura José Esteban Hernández, quien se encargó de la parte histórica; Víctor Manuel Ortega maestro en Geografía; el doctor Gerardo Zavala.
Como externos apoyaron: José María Frausto, maestro en Planeamiento Urbano y Sociólogo; el economista José Armando Casillas y Alfredo García, especialista en sistemas geográficos, de la empresa Gistop. Además de cinco becarios.

En esta nota:
  • investigación