Noticias

La artística vida de Lorena Márquez

En 2004 creó un concurso de talento infantil, y hace un mes lo presentó en la primaria Aquiles Serdán, con el fin de evitar el acoso escolar

Por:

Lorena M

Lorena M

Lorena Márquez nació el 20 de enero de 1973. Desde muy pequeña mostró un gusto especial por el mundo artístico y lo descubrió cuando estudiaba en la primaria. “Era una niña muy inquieta, en una ocasión me fui a la casa de una amiga y les dijo a mis papás que si no me apoyaban en lo que me gustaba, no me volverían a ver”. Al día siguiente, la inscribieron a un taller de teatro.
En la secundaria comenzó a desarrollar su talento al lado de Juan José Prado en el taller de pantomima. Tiempo después, participó en el Teatro Universitario y en los Entremeses Cervantinos. Durante su adolescencia gustaba de irse a la Feria de Silao y de León. “Tomaba una mochila con todos mis vestuarios improvisados y yo misma buscaba oportunidades en los teatros de la Feria de Silao y de León, imitando a Tatiana, a Lola Beltrán, a Alejandra Guzmán y a Celia Cruz”.
A los 17 años se va a la Ciudad de México y allá comienza a buscar escuelas de actuación. A partir de ahí, estuvo en una lucha constante por lograr su sueño. En ese tiempo, se dedicó a estudiar Comunicación en el Centro de Estudios de Comunicación Social, carrera que alternó trabajando como extra.
Después se va con su hermana a California: “Mi hermana y yo somos muy luchonas, muy guerreras”. Ahí busca una oportunidad haciendo casting en “Sábado Gigante”. Tuvo bastante éxito, pues queda entre las seleccionadas, teniendo como primer trabajo viajar a Miami para hacer doblaje.
En ese momento tan importante, se encuentra con una amiga de su hermana y la invita a Las Vegas para trabajar en un periódico hispano llamado “El Mundo”.
Lorena se encarga de redactar sobre los espectáculos que se realizan en los casinos de la gran ciudad, como el Montecarlo y el Hard Rock. Este trabajo periodístico llenaba parte de sus expectativas, sin embargo, dejó de redactar para el periódico debido a que escribió un texto que no le pareció a ciertas personas involucradas con la política.
Su visita a Estados Unidos continuó en California y después de un breve lapso de tiempo regresa a México para seguir buscando algo que le llenara ese vacío, pues lo que realmente la hacía feliz era la actuación y el baile.
Al poco tiempo conoce a Ricardo Arnau, director en ese entonces del Aeropuerto Internacional, el cual muy amablemente la apoya y la recomienta a TV Azteca: “Al entrar a TV Azteca conocí a unas personas que me llevan a audicionar al Centro de Educación Artística de Televisa”.
Sin embargo, no logró entrar al centro artístico pero logró el acceso a Televisa. Esa parte de su vida fue un proceso difícil, pues en ocasiones no tenía dinero para mantenerse. Sin embargo seguía luchando para alcanzar su sueño y para ello, sus papás le daban dinero y en ocasiones tenía trabajo como extra.
Tiempo después audiciona en Televisa y le dicen que es aceptada: “A partir de ahí comienza mi lucha titánica”. Empieza en las telenovelas con pequeños papeles y participa como extra en la película “Pecado original”, cinta donde actuó Antonio Banderas y Angelina Jolie. “Fueron papeles pequeños, pero fueron oportunidades importantes”.
Además esto le dio la oportunidad de conocer a muchas personas dentro del ambiente artístico. “Fueron años padrísimos donde me relacioné con gente de todo tipo, artistas y políticos”.
Después de trece años de crecer en el ambiente profesional regresa a su ciudad natal. Sin embargo, no fue nada fácil regresar a Guanajuato, pues tuvo una leve depresión que al paso del tiempo desapareció cuando creó el proyecto de talento infantil.
Este proyecto le dio una nueva razón en su vida. Pues al llegar aquí no tenía en mente algo por hacer. En 2004 inicia “Talento Infantil”, un proyecto de niños y para niños; para este primer concurso asistieron más de 300 niños. “Antes de ser un trabajo, para mí es una bendición porque me acerca a los niños, a las familias, pero sobre todo me acerca a mi niñez”.
En su momento, Lorena mencionó cómo ha cambiado la vida de aquellos pequeños que han crecido en el mundo artístico y que al igual que ella, soñaban con tener un espacio para darse a conocer.
En cuanto a dejar su vida artística y regresar a Guanajuato comentó: “No me arrepiento, ha sido un trabajo que me hado muchas satisfacciones”. Pues gracias a su esfuerzo y dedicación fue premiada por la Asociación Latinoamericana de Profesionales de Prensa y Televisión.
Destacó que este bien merecido premio lo recibió en dos ocasiones. Recordó que fue gracias a un acercamiento que tuvo con la Confederación de Trabajadores de México y gracias a la colaboración con la revista gráfica internacional. A partir de ese momento, conoce a José Luis Torres, y al platicar con él le da la oportunidad de incursionar en varios eventos periodísticos.
Recordó que mientras tuvo contacto con ellos se dedicó a ser maestra de ceremonias en eventos políticos. Luego fue invitada a ser parte de los premios que otorga la revista.
Platicó que ellos se encargan de seleccionar a diferentes personalidades dentro del ambiente artístico, periodístico y político. Al saber de su proyecto de “Talento Infantil”, calificó para merecer este premio.
Actualmente es feliz con su pequeña familia conformada por su esposo y su pequeña hija de 7 años: “Tengo una familia linda, una familia estable que me permite hacer lo que quiero”.
En unos meses presentará el Primer Foro Abierto de Prevención y Atención del Bullying. Y aunque ya no está en la actuación, Lorena aseguró que lo maravilloso de dedicarse al ambiente artístico es el aplauso del público, el cual aún recibe gracias a los interesantes proyectos que presenta en beneficio a la sociedad guanajuatense.

En esta nota:
  • arte