Noticias

La industria del vestido le apuesta a las prendas económicas por la pandemia

Ahora con la pandemia que azota en todo el mundo, en el país se prevé que los consumidores busquen prendas económicas ante la crisis y la industria textilera sabe sobre esta necesidad.

Avatar del

Por: Silvia Millán

La industria del vestido le apuesta a las prendas económicas por la pandemia

La industria del vestido le apuesta a las prendas económicas por la pandemia

León, Guanajuato.- La industria del vestido debe reconsiderar los productos que ofrece el mercado nacional, tras la contingencia buscará productos económicos.

Las fábricas deberán crecer producción y reducir costos recomendó Gustavo Prado, director de trendo.mx, durante una charla con empresarios afiliados a la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) Guanajuato.

Su recomendación es hacerse de una cadena de proveeduría fuerte para suministrar sus líneas de producción, apostar por precios baratos, vender lo que se tiene; ahora se deberá trabajar con poca ganancia para sobrevivir.

El ingreso promedio en el país es de 9 mil pesos, el volumen de la población dijo compra en abonos porque no pueden gastar más de 500 pesos. 

Gustavo Prado, director de trendo.mx

“La gran familia mexicana compra con precios en Coppel, hay que entenderlo. No es momento para ofrecer prendas artesanales,eco-amigables, sostenibles”, señaló.

Durante la contingencia las compras en línea crecieron 150%, las plataformas estaban listas para vender, no así para hacer eficiente la entrega de mercancía.

 “Tardaremos 10 años en recuperar el comercio electrónico”, anticipó.

Como ejemplo mencionó a Palacio de Hierro, que no cuenta con la estructura para hacer pagos en línea al no tener una tarjeta bancarizada y llevan tres meses de cartera vencida.

Para las tiendas físicas la contingencia dejó un 42% de caída, lo que definió como el armagedon del retail en México.

Será a partir de diciembre que los consumidores comenzarán a comprar cosas por gusto y no por necesidad, pero éstas deberán ofrecer buen precio, porque no tienen dinero, hay factores de pobreza que se deben considerar tras la pausa económica.

“Está creciendo la clase pobre, en México la gente compra poco y lo que compra lo cuida, esa es la realidad económica del país”.

El especialista refirió que la industria de la moda de México es diferente al resto del mundo, en el país agonizan las empresas del vestido de manera nacional por lo que se deben adaptar al cómo viven los mexicanos.

A partir de diciembre cuando los consumidores comiencen a comprar es cuándo se comenzará a salvar la economía, de momento se está modo de supervivencia y esto se puede extender por dos años más. La recuperación de la economía puede tomar hasta diez años en restablecerse.

El trabajo en casa abrió la oportunidad para quienes fabrican y venden prendas básicas y cómodas. A ellos no les fue tan mal haciendo ropa homewear, piezas cómodas que se transformaron teniendo el mayor crecimiento entre el mercado juvenil prendas accesibles.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?