Noticias

La metamorfosis artística de Mago López

La artista plástica ha presentado proyectos involucrados con varias técnicas artísticas, además su talento creativo le ha abierto las puertas al mundo

Por:

Blanca Margarita L

Blanca Margarita L

Blanca Margarita López Jiménez, mejor conocida como Mago López, es una artista que actualmente se dedica a la docencia enseñando lo que tanto ama, las artes plásticas. Además de  este trabajo, pasa su tiempo libre realizando joyería, la cual mezcla con su interés culinario.
En entrevista con AM, Mago permitió conocer su evolución personal y artística pues lo que comenzó con un gusto en particular, se ha convertido en la base de su vida y de su pasión.

¿Cómo eres? Soy franca, seria, creativa, complicada; como artista soy muy exigente conmigo misma, intensa, pasional, pensativa y muy autocrítica.

¿A qué edad te llamó la atención estudiar Artes Plásticas?
A los 13 años fue cuando realmente quería estudiar una carrera relacionada con el dibujo y la pintura. Una de mis hermanas fue la que me dijo de la existencia de la carrera de Artes Plásticas en la Universidad de Guanajuato, y fue así como me interesé por la carrera.
¿Quién fue la persona que te alentó a estudiar Artes?
Dos de mis hermanos, pues me gustaba verlos dibujar y a veces me prestaban sus materiales; también un profesor de la secundaria.
¿Cómo fue el proceso para entrar a la UG?
Fue muy intenso porque era algo nuevo en mi vida, además dejaría mi ciudad y mi familia, pero creía que valía la pena, así que presenté los exámenes. Después de algunos días llamé al instituto para conocer los resultados, la respuesta, no había obtenido el pase.
En ese tiempo conocí a una chica a la cual le había pasado lo mismo, ella me sugirió tomar clases, para después presentar. Tomé clases y pensaba que si era para mí la carrera, se iban a dar las cosas, así como el tiempo y el lugar; después de dos semanas, me dieron la noticia de que entraba a la carrera, pues quedaron dos lugares que no se ocuparon.
¿Cómo fue tu experiencia estudiantil?
Creo que se escuchará muy trivial, pero no me importa, fue y es la experiencia más grande de mi vida, fue más que una experiencia estudiantil, conocí a personas que ahora son mis amigos y a  gente con la que me he relacionado.
¿Qué técnica artística te ha gustado más y por qué?
Creo que todas me gustan, pero me identifico con la pintura y el arte objeto, sin duda, creo que son las técnicas que me describen sin querer (risas). Creo que me puedo expresar muy bien en la pintura, pues a través de ella puedo decir cosas, lo que no me atrevo decir verbalmente o aquello que pienso. Además me gusta el esmalte y aunque me peleé mucho con el óleo también me agrada. El arte objeto me gusta porque lo puedo relacionar con los objetos que se basan en mis pinturas.
Háblame de tus mejores exposiciones
Son varias, pero las más cercanas son una en León en el 2010, tuve una exposición colectiva en el edificio del ISSSTE, la cual organicé con mis mejores amigos. Sin embargo, no pude asistir a la inauguración, me bastó con montar la obra y convivir con mis amigos, además acomodé mis obras como lo había pensado.
Mi última exposición individual fue para mi titulación, por cierto muy especial, pues en esa ocasión reuní a mis amigos, a mi familia, a algunos compañeros y maestros que conformaron mi vida universitaria.
¿Qué tema trataste en tu titulación?
Fue acerca de la cocina mexicana; relacionada con mi familia, recordando a la abuela, a mi madre y experiencias que compartí con mis hermanos. Así como el desarrollo de los sentidos en la cocina, como el oído, la vista, el olfato y el tacto.
Esta experiencia de hacer obra y tesina es un poco estresante, desesperante, ya que cada que avanzaba en el proyecto, surgían más dudas y más información.
Por otro lado se disfruta, es como masoquista, al final habrá un resultado, ya seas bueno o malo, pero fue mi trabajo y me costó bastante tiempo. Además le dediqué esfuerzo y mucha paciencia, hice 30 obras en un formato pequeño de 15x25cm, usando óleo, acrílico, pintura y esmalte.
¿En qué momento se te ocurrió la idea de hacer joyería?
Me gustaba coleccionar aretes artesanales y en viajes buscaba este estilo. Así fue como me gustó la joyería, pero no sabía por dónde empezar, pues mi mundo estaba un poco alejado de gente que se dedicaba a esto.
Cuando llegué a Guanajuato conocí a una persona que me dijo que comprara material para hacer algunos tejidos, desde entonces, he hecho bastantes ideas en joyería. Además tomé un curso de joyería en plata, sin embargo hasta ahora no he podido trabajarla, pero sigo con otros proyectos.
¿Cómo se te ocurrió la idea de mezclar tu gusto por la cocina en la joyería?
El hecho de llevar más lejos mi obra, no sólo a través de la pintura o arte objeto, sino fusionar la joyería con ambos, haciendo mi tema más rico en producción y así dar a conocer mi trabajo.
¿Cómo te visualizas en unos años? Trabajando en mi propio taller de joyería y por qué no de pintura, entre otras técnicas.
¿En qué lugares te gustaría exponer?
En muchísimos, pero me gustaría exponer en el Museo Universitario (Chopo) y en cualquier lugar donde se respete mi trabajo.
¿A quién admiras y por qué?
A Claus Oldenburg y Roy Lichstenstein, dos grandes artistas estadounidenses que me inspiraron para hacer mi obra de My Kit-chen.
¿A quién le agradeces lo que ahora eres?
A mí (risas), a mi familia, a mis amigos y por supuesto a mis profesores, a ellos les debo mucho de mi conocimiento.

¿Cuál es tu sueño personal y profesional?
Personal, realizarme como mamá, tal vez como pareja, que lo dudo (risas) y profesionalmente ser reconocida por mi trabajo, exponer mis obras y sobre todo tener mi taller.
¿Cómo ha evolucionado tu trabajo artístico?
Ha tenido una evolución muy buena, ha sido cambiante, pues comencé a pintar algunas réplicas de vanguardia de Gogh, Remedios Varo, Joan Miró. Fueron pocas porque me gustaba hacer mis propias ideas, como rostros de mujeres llenos de color.
Al entrar a la  universidad fueron cambiando mis ideas, comencé con el tema hindú, pintando  mujeres, hombres, elefantes y rostros. Después experimenté con lo abstracto; por ahora es más  figurativo con el tema de la cocina. Creo que todo me ha gustado, pero creo en algunas etapas o trabajos artísticos, ya no me gustaría tratarlos de nuevo.

Actualmente la artista tiene una cuenta en la red social Facebook, donde sube fotos de sus trabajos, donde además gente de varias partes de la República la ha contactado para entregas especiales. Para mayor información visita su página Cuatrébol Joyería.

En esta nota:
  • arte