Noticias

Lindavista, colonia peligrosa

La Lindavista es considerada de las de mayor riesgo del estado.

Por:

Se ubica dentro de los 120 pol

Se ubica dentro de los 120 pol

La colonia Lindavista está entre las más peligrosas del estado, apuntó el coordinador del Centro Estatal de Prevención del Delito, Mario Alberto Rodríguez Mariscal; anunció acciones en la comunidad.
La colonia (la más poblada de Dolores Hidalgo con 24 mil habitantes) está dentro de los 120 polígonos de riesgo detectados por el Centro.
Sus principales problemas son las adicciones (alcoholismo y drogadicción), la carencia de servicios básico y la falta de valores familiares, señaló Rodríguez Mariscal.
“Tenemos ya un diagnóstico que nos dice que esta comunidad tiene mayores riesgos. Son polígonos verdaderamente peligrosos”, comentó.
Dijo que en agosto, su dependencia empezará a intervenir la colonia con una campaña preventiva en escuelas y entre la población.
“Los programas tienen resultados de inmediato, a través de una obra de teatro o de un taller, la comunidad siente tranquilidad y los índices bajan”, dijo.
Agregó que sólo esta colonia está en ese nivel de peligrosidad, “las demás tienen riesgo pero no tan alto, estamos priorizando”.
El alto riesgo lo marca la falta de servicios como agua potable, electricidad, drenaje, pavimentación, educación y salud.
No hay seguridad
La caseta de Policía de la Lindavista está cerrada desde hace más de un año. En ese periodo ya le quebraron las ventanas y le robaron el medidor de la luz. Vecinos aseguran que el vandalismo impera en la colonia.
Sin embargo, las autoridades aseguran que no es posible mantener abierta la caseta por la falta de elementos, dicen que sí hay rondines y vigilancia; sin embargo, los habitantes aseguran que es insuficiente.
“Hay bastante vandalismo; se juntan en varios lados de la colonia, en las esquinas, a tomar y darse toques con pegamento”, aseguró Cruz Huerta, vecino de la calle Luis Donaldo Colosio.
El hombre señala a la banda de ‘Los Cocos’, cerca de 40 jóvenes de entre 8 y 25 años, que se dedican a robar casas y consumir estupefacientes.
Viven en Condiciones infrahumanas
La pobreza extrema está a la vuelta de la esquina. En la Lindavista varias familias viven en condiciones infrahumanas, sin servicios, en casas de cartón, lámina y materiales desechados.
Es el caso de la señora María Ramírez Valencia y su familia, que viven al costado de un arroyo en una de las extensiones irregulares de la colonia, en una choza de moldes de yeso (usados para fabricar cerámica) y lámina.
Su cama está hecha con tablas sobre botes, tabiques y sillas, ahí duerme con su esposo y cinco nietas, todas menores de edad, en una habitación de cuatro por dos.
Su estufa es un fogón improvisado con la mitad de un tambo de aceite, sobre el que hay una parrilla, todo al aire libre bajo la sombra de una lámina sostenida por ramas de árbol.
De baño no se hable. Toda la familia hace sus necesidades al aire libre y en el mejor de los casos termina siendo arrastrado al arroyo a escasos 10 pasos.

En esta nota:
  • Dolores Hidalgo