Noticias

Listo el equipo de pentatlón estatal

Desde hace cinco años, los jóvenes practican juntos los cinco deportes de la disciplina

Por:

El equipo de pentatl

El equipo de pentatl

Alan Raziel Coronel Puga, Mariana Maestre Minutti, Carlos Arturo Escalera Barrera, Nadia Araceli Carrillo Zamarripa y Luis Fernando Maestre Minutti, son cinco de los siete integrantes del equipo de pentatlón moderno de Guanajuato, quienes competirán este año en la Olimpiada Juvenil.
Hace cinco años que practican juntos los cinco deportes que integran la disciplina: natación, atletismo, tiro, esgrima y equitación, uno a uno se fueron sumando al equipo la mayoría de ellos, sin saber o conocer los deportes que practicarían, pero que hoy ya son parte de su vida.
Sentados en las gradas del campo de tiro del Centro Polideportivo de la Comisión del Deporte del Estado, los cinco deportistas recuerdan cómo fue integrándose el equipo que hasta ahora ha participado en 17 competencias nacionales y regionales, incluidas las Olimpiadas Juveniles Nacionales de los cinco años que tienen como equipo.
El pentatlón no es un deporte barato ya que implica la práctica de cinco disciplinas diferentes, de las cuales la natación y el atletismo son las que no requieren tanta inversión, sin embargo la esgrima, el tiro y la equitación sí requieren de inversiones fuertes tanto de equipo como del mantenimiento de éste.
“Lo que menos requiere (inversión) es la natación y la carrera, pero para tiro la pistola es muy cara, y los caballos pues también porque rentamos los caballos y aparte compramos el equipo necesario.
“De esgrima todos lo tenemos completo pero por ejemplo tiro es el que ha costado más porque las pistolas son muy caras, pero como hemos dado muy buenos resultados montando por eso seguimos invirtiendo”, comentaron Fernando y Mariana Maestre.
Pero no sólo es costoso en el sentido económico, también es mucha la inversión de tiempo que requiere, al menos 4 horas diarias de entrenamiento de lunes a sábado, es lo que el equipo dedica a practicar, esto sin quitarle dedicación a la escuela.
“Llegamos a las 4 y media a entrenar, salimos a las 8:15 de aquí y luego llegar a la casa casi a las 9 cansados y todavía a hacer tarea es la parte que se complica a veces, o si tienes un examen pero sabes que tienes que venir a entrenar, tienes que organizar tu tiempo”, comentó Mariana Maestre.
El entrenador
Édgar Ortiz Maldonado es el único entrenador que maneja el equipo, esto desde su creación hace cinco años, fue miembro del Comité Olímpico durante 14 años como practicante del pentatlón y competidor de copas mundiales en la disciplina.
“Nosotros al ser un deporte que no tiene las grandes bases, es decir, no hables del atletismo no hables de la natación o de otros deportes que en todos lados se practican, nuestro deporte es algo selecto, lamentablemente no existe toda la infraestructura para que se haga en cualquier esquina”, comentó el entrenador.
Esto dado a que no en cualquier estado se tienen por ejemplo el campo de tiro o las instalaciones de esgrima o incluso el espacio para practicar la equitación.
“El esfuerzo es grande sobre todo de los papás, porque son ellos quienes mueven a los muchachos, ya sea a los Macrocentros I y II, el Polideportivo, la pista del Nieto Piña y el rancho Romero, nosotros entrenamos dos deportes de lunes a viernes y no son en el mismo lugar, entonces los papás tienen que hacer un gran esfuerzo”, comentó.
En la Olimpiada de 2011, el equipo de pentatlón de Guanajuato se colocó en el quinto lugar y en 2012 descendió al séptimo, por lo que el entrenador espera que con el trabajo que se ha hecho logren escalar por lo menos a uno de los primeros seis sitios aunque no descarta la posibilidad de pelear por el tercer sitio; el primero y el segundo lugar, reconoció que están todavía fuera de alcance, todavía requieren más trabajo, deportistas e infraestructura para poder aspirar.

Luis llega por equivocación

Luego de tres meses de entrenar con el equipo de pentatlón, que apenas estaba en formación, Luis Fernando Maestre Minutti, entonces con 12 años de edad, se dio cuenta de que el equipo que se formaba no era de natación sino de pentatlón.

Fernando entró hace cinco años a calases de natación en el Macrocentro Acuático de la CEDAJ, sólo para mantenerse ocupado durante las tardes, así se enteró de que se estaba formando un equipo, entonces pensó que era de natación, por lo que hizo la prueba y quedó en el equipo.
Estaba en clases normales de natación para mantenerme entretenido en las tardes, cuando empecé sólo eran dos días a la semana, y me enteré que formaban un equipo, pensé que era de natación, y fui a hacer la prueba, me dijeron que a ver si podría asistir todos los días.
“No todos teníamos buen nivel, y fue cuando empecé a dudar porque pues no todos sabían nadar; pasó un tiempo y nos sacaron a correr pero ahí fue cuando ya le pensé porque a mí correr no me gusta, me di cuenta de que era pentatlón hasta como los 3 meses más o menos, que en una plática el entrenador nos dijo que se formaba el equipo de pentatlón, y yo dije ¿qué es eso? Y nos empezaron a decir de qué se trataba”, relató.
Luego de saber que se trataba de un equipo de pentatlón, la disciplina de equitación le hizo dudar pues jamás había montado un caballo.
Prueba tempranera
Apenas con cinco meses de estar en el equipo de pentatlón, enfrentó su primera competencia, “fue muy rápido”, comentó el joven deportista, quien tuvo que subir a la pista de esgrima sin siquiera haber tomado una espada en su vida.
Son natación y carrera las disciplinas en las que es más fuerte, pero las demás es cuestión de práctica pues sólo requieren técnica y paciencia.
Luego de cinco años de practicar pentatlón, Fernando sí se ve a sí mismo en un mundial y aunque no piensa en el deporte como una profesión tampoco es sólo un hobbie sino una disciplina.

Carlos muere por los caballos

La fascinación de Carlos Arturo Escalera por los caballos, lo llevó a quedarse en el equipo de pentatlón de Guanajuato, cuando apenas tenía 11 años, antes de ingresar sólo practicaba la natación.

“Primero entré en natación, me gustaba mucho, ahí duré como un mes nadando hasta que Édgar (el entrenador del equipo) me llamó para preguntarme si me interesaba formar parte del equipo de pentatlón.
“Posteriormente, en una junta definieron quiénes eran los aptos para pentatlón y a mí me llamó mucho la atención porque soy un gran fanático de los caballos”, relató el joven deportista.
Sin embargo antes de comenzar a practicar la equitación, Carlos Arturo tuvo que esperar algunas semanas, primero fue entrenamiento en natación, semanas después el entrenamiento fue en carrera, luego en el campo de tiro y la pista de esgrima.
La equitación fue la última disciplina en entrenarse porque fue complicado encontrar dónde hubiera caballos y pista para practicar la disciplina de equitación, esto lo encontraron finalmente en el rancho Romero, donde la esposa del ex gobernador del Estado, Juan Carlos Romero Hicks, Frances Siekman, les renta los caballos para practicar.
Cinco años has pasado desde entonces y Carlos Arturo ha encontrado en el pentatlón más que un hobby o una posible profesión, una actividad formativa que le ha enseñado disciplina, constancia y responsabilidad, pues tiene que organizarse para atender los entrenamientos y no descuidar su escuela.
“Me cuesta algo de trabajo organizarme para la escuela, porque salgo de aquí a las 8 de la noche, llego a casa, ceno, hago la tarea luego báñate y a dormir, además al principio sí fue difícil porque yo tenía sobrepeso, entonces requería un esfuerzo físico extra de mi parte pero se va acostumbrando uno”, recordó el joven deportista.

Para Mariana es su estilo de vida

Mariana Maestre Minutti se inició en el pentatlón a los 10 años, su comienzo no fue de lleno, sino que poco a poco se fue adentrando en el deporte, hoy a sus 14 años define al pentatlón como parte de sí misma, pues es mucho lo que ha dedicado y todavía dedica a esta disciplina.

“Al principio se me hizo muy pesado, estaba yo muy pequeña aún, me metí al deporte pero no tanto y ya luego me empezó a gustar, fui conociendo gente y seguí practicando”, relató la adolescente.
En un día habitual de Mariana, la jornada comienza alrededor de las 6 de la mañana, cuando despierta para ir a la escuela; la primera clase la tiene a las 7:45 de la mañana, la última termina a las 2:20 de la tarde.
Debe estar en su casa a más tardar a las 3:15 de la tarde para comer entre 3:30 y 4 de la tarde e inmediatamente después debe ir a su entrenamiento, que comienza 4:15 y termina a las 8 de la noche.
Sale 8:15 aproximadamente de su entrenamiento y habitualmente para las 9:30 ya tiene que estar en casa para hacer su tarea, afortunadamente, comenta, no le va tan mal en la escuela y hacer la tarea es fácil.

Alan quedó atrapado

Luego de hacer el intento en varias disciplinas, fue hasta que llegó al pentatlón cuando Alan Raziel Coronel Puga, de 16 años, se sintió satisfecho y comprometido con el deporte.
“Pasé por muchos deportes, hice TaeKwonDo, atletismo, ciclismo, natación, tiro con arco, hice muchos deportes pero en ninguno tuve mucha consistencia y dejaba de ir y perdía el interés por ese deporte”, relató el adolescente, quien se inició en la disciplina a los 12 años.
Fue fortuita su llegada al pentatlón; recordó que una vez tuvo un accidente en donde casi se ahoga y eso le provocó miedo a sumergirse en el agua, por lo que sus papás decidieron meterlo a clases de natación en el Macrocentro Acuático.
“Luego de estar mucho en clases me invitaron al equipo de natación (...) después a mi madre le dijeron que iban a armar un equipo de pentatlón y que si no me interesaba y dije vamos a ver una semana a ver si me gusta y si no pues me voy, y ya llevo cuatro años”, recordó el joven.
Consideró que una disciplina en la que se practican cinco deportes, puede requerir de gran esfuerzo físico, sin embargo no lo siente tal cual, es algo por lo que tiene gusto y que quiere hacer.

En esta nota:
  • Olimpiada Nacional