Noticias

Los cuentos gráficos de Angélica Escárcega

La artista presentó su exposición “Visiones míticas, una mirada a la memoria”.

Por:

La inauguraci

La inauguraci

La artista Angélica Escárcega presentó su exposición “Visiones míticas, una mirada a la memoria”, una serie donde mezcla la figura humana y los insectos.
La inauguración se llevó a cabo el viernes a las 12 del día, en el Museo Iconográfico del Quijote, con la presencia de Onofre Sánchez Menchero, director del MIQ.
Antes de pasar a la sala para apreciar la obra de Angélica Escárcega mencionó que las piezas  que resguardará el museo por un mes, es material que realizó desde 1994 en el taller de Salamanca.
Después, la artista y el director del museo invitaron a los asistentes a conocer la obra que se encuentra en una sala temporal del lugar. Enseguida cortaron el listón para dar por inaugurada la exposición. En esta ocasión, el público disfrutó del talento en grabado y cerámica de Escárcega.
En entrevista con a.m. la artista platicó que su padre influyó en su obra, pues desde  que era pequeña, les lee cuentos a ella y a sus hermanos, donde los personajes principales son insectos. “Desde ahí empezó mi gustó por los insectos”.
Originaria del Distrito Federal, aseguró que cuando llegó a Guanajuato se encontró con una gran variedad de insectos que ella no conocía, lo que le pareció más interesante. Además mencionó que su insecto favorito son las catarinas.
En cuanto a combinar este gusto especial con la figura humana, fue por influencia del maestro Per Andersson que conoció en el 2006, el cual le comentó que por que no hacia una unión con la figura humana.
Escárcega ya tenía experiencia en dibujo por su participación en los talleres que se imparten en artes plásticas  en  la Universidad de Guanajuato, por lo tanto, se le facilitó la combinación para hacer una metamorfosis de estos dos elementos.
Su gusto por el grabado fue por el artista Francisco Patlán quien influyó positivamente para que se dedicará a desarrollar estas técnicas. En especial le gusta la litografía y el grabado en metal, el segundo, por esa cercanía de acariciarla con sus manos.
Actualmente su trabajo ha evolucionado de tal manera que ahora se ha dedicado a dibujar seres fantásticos, insectos y figura humana. “Empezó de una forma inconsciente gracias a un cuento titulado De las cosas perdidas”.
Pues despés de esta lectura, cada uno de sus hermanos compartió como se imaginaba al personaje. “Entonces pensé en hacer una serie de estos animales, dibujando lo que cada uno de mis hermanos  imaginaba”.
Por el momento está haciendo unas carpetas en homenaje a José Guadalupe Posada, que se exhibirán el Colima, Patzcuaro y Salamanca.