Noticias

Los mueve la fe y devoción

Los fieles pasaron por Celaya, caminando, en camiones o en bicicleta con rumbo a Villagrán para seguir recorriendo el camino hacia Salamanca. 

Avatar del

Por: Mauricio Ortiz

Para ellos es una misión que se hace con alegría, tanto de pedir como agradecer, “pagar” las mandas. Fotos: Mauricio Ortiz

Para ellos es una misión que se hace con alegría, tanto de pedir como agradecer, “pagar” las mandas. Fotos: Mauricio Ortiz

Celaya.- Miles de peregrinos han salido de sus hogares para llegar a visitar a la Virgen de San Juan de los Lagos, Jalisco en la tradicional peregrinación.

Lo que los mueve principalmente es la fe y la devoción inculcada desde pequeños, además de agradecer los favores y milagros concedidos, y seguir pidiendo por la familia, la salud, la prosperidad, contra la enfermedad y su protección.

Los fieles pasaron por Celaya, caminando, en camiones o en bicicleta con rumbo a Villagrán para seguir recorriendo el camino hacia Salamanca y así dentro de 10 días aproximadamente, el 1 de febrero llegar a su templo en Jalisco.

Saliendo en diferentes contingentes y caravanas, los fieles parten de Celaya, Queretaro, Ciudad de México, los Apaseos, y desde San Nicolás Tequisquiapan, que es donde originalmente sale la peregrinación.

Salimos el día de hoy, y ya tengo participando más de cuarenta años. desde niña me traían, mis abuelos, mis papás me traían y ahora yo traigo a mis hijos, toda la familia le agradecemos su protección, su cuidado”, comentó Tere Salazar.

Hacen diversas paradas de descanso, y una de ella fue en “La Arbolada” en la segunda Fracción de Crespo, aquí llegaron para comer, tomar agua y descansar, además de que se realizó una misa para que Dios los siga cuidando y los guie con bien hacía su destino.

Los Sanjuaneros ya nos la sabemos, para esto de caminar, tenemos un año para irnos preparando, lo más difícil es el frío o la lluvia pero ya llevamos con que protegernos, traemos las carreolas para los pequeños, pero esto lo hacemos con fe, principalmente la devoción y el amor que le tenemos a nuestra Virgen de San Juan”, comentó Rosales Granados, que lleva más de 29 años participando.

Para ellos es una misión que se hace con alegría, tanto de pedir como agradecer, “pagar” las mandas y agradecer que un año más les permitió seguir en el camino.

Tengo 25 años de caminar y dos años ya no caminando pero sigo viniendo, yo viena para la manda, a mi hijo lo atropelló un carro y la Virgen lo sanó, es por agradecimiento, y le dije a mi madre que iba a venir cada año, además una vez un hijo se me murió mientras lavaba, se ahogó pero le pedí y lo revivió”. comentó una de las fieles.

Durante la misa se pidió por todos los familiares muertos de los presentes, además de los enfermos, pidiendo a Dios que los siga acompañando para seguir el camino y llegar con bien al rumbo anhelado.

Ahorita tengo 4 años viniendo, pero dejé de venir, antes ya llevaba más de 20 caminando, venimos principalmente por amor al Virgen, mi mamá me enseñó, a ella le gustaba venir y me traía desde chiquita”, comentó Antonia Rivera.

Al final, adultos mayores, adultos, jóvenes niños e incluso perros siguieron su camino, tomaron sus cosas y emprendieron el viaje hacia su destino.

mortiz@am.com.mx

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?