Noticias

Lucha enfermera leonesa contra secuelas de Covid-19

Dagmar se contagió de covid-19, ahora está luchando contra una trombosis cerebral, 

Avatar del

Por: José Antonio Castro Murillo

 La joven leonesa Dagmar soñó con ser neurocirujana, ahora batalla con una trombosis cerebral. Foto: Especial

 La joven leonesa Dagmar soñó con ser neurocirujana, ahora batalla con una trombosis cerebral. Foto: Especial

León, Guanajuato.- La joven leonesa Dagmar soñó con ser neurocirujana, ahora batalla con una trombosis cerebral consecuencia de su contagio de covid-19 durante su labor como enfermera en un área de pacientes de esta enfermedad.

Origen de una vocación

Dagmar Martínez Jiricny es la segunda de cuatro hijos, su nacimiento con una deformidad congénita en su pie izquierdo la llevó a los quirófanos apenas a los seis meses.

Desde chiquita sufrió mucho, igual que mi hijo más chico porque desde los tres meses de nacido tuvo muchas cirugías, ellos saben lo que es eso”, narró Francisco Martinez, padre de la joven enfermera en entrevista con Periodico AM.

Francisco Martinez, padre de la joven enfermera. Foto: José Antonio Castro. 

El hermano menor de Dagmar padece síndrome de asperger, las visitas de ambos a los hospitales iniciaron desde edades tempranas “a lo mejor de ahí le nació esa inquietud de hacer algo por las personas”, dijo Francísco.

Mientras cursaba la preparatoria hace casi una década, Dagmar decidió que quería estudiar para convertirse en neurocirujana.

Determinada a un sueño

La determinación de la joven leonesa Dagmar por su vocación hacia la medicina fue tal que “ella hizo tres veces el examen en la facultad de medicina de la Universidad de Guanajuato, y no quedaba”.

Optó entonces por ingresar a la escuela de enfermería, “pero le dijeron que ella no estaba apta por la discapacidad ya operada de pie equino varo, le dijeron que no servía para eso”.

Ella dijo entonces ‘si sirvo o no sirvo, yo quiero estudiar aquí y tengo el derecho de que me den ingreso’, y terminó muy bien su licenciatura en enfermería”.

Tras lograr esa meta decidió acudir a una convocatoria del Instituto Mexicano del Seguro Social para integrarse como enfermera, “y entró como auxiliar al seguro social y la mandaron a la clínica 2 del seguro social”.

Confrontando la pandemia

Cuando inició su labor en la institución la pandemia de covid-19 aún no crecía, atendió en otras áreas, pero cerca del mes de mayo avisó a su familia que ya estaba atendiendo dentro del área de pacientes covid.

Desde sus primeras visitas al área tenía presente el riesgo que representaba, pero en su convicción por su carrera asumió este riesgo.

Obviamente nuestra petición hacia ella era de que se cuidara mucho, y que se concentrara porque cualquier error le podía llevar a contagiarse. Pero así fue, no supimos cómo pero ahora está postrada en una cama luchando por su vida”.

Uno de sus compañeros le había confirmado su contagio a Dagmar y como ella tenía una molestia en la garganta decidió hacerse la prueba y siete días después supo que era positiva.

Decidió aislarse e inicialmente tuvo esa molestia de garganta, pérdida del olfato acompañada de una tos ligera, tras un par de semanas recuperó el olfato y parecía que se recuperaba.

Secuela de riesgo

“Pero una noche sintió un vértigo muy fuerte, pensamos que se estaba muriendo”, decidieron llevarla a la Clínica 58 del IMSS en León.

Su estado de salud pareció recuperarse, pero se dieron dos episodios similares dos veces más, y solo fue reanimada, entonces su familia optó por trasladarla al Hospital Aranda de la Parra donde le diagnosticaron la trombosis cerebral.

Dicho término se refiere a la pérdida de oxígeno de una región del cerebro como consecuencia de la obstrucción por un coágulo de la arteria que lo irriga.

Respuesta inesperada

Los gastos han sido fuertes y por ello decidieron hacer una convocatoria para solventar los gastos el apoyo se puede donar en la cuenta 4152 3135 6772 8394 de BBVA, está a nombre de Alan Martínez Jiricny. 

La intención fue tener apoyo del círculo cercano a la joven enfermera, pero terminó por mover a decenas de amigos, pacientes y colegas incluso de otros países que se han solidarizado.

Hay un papá de una niña que mi hija atendió el parto, él nos contactó y preguntó dónde podía ayudar porque mi hija atendió el parto de su esposa y como agradecimiento le puso el nombre de su hija a mi hija”.

El nombre es de origen checoslovaco, significa ‘luz del amanecer’, “Independientemente de lo que cooperen, eso es algo invaluable”.

Tras 5 días internada su padre finalmente pudo verla y aunque aún se pronostica que requiere otra intervención “pude hablar con ella, la vi lúcida, ha mejorado”, Dagmar ahora espera un nuevo amanecer.

HLL

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?